Una chica de 15 años denuncia una violación grupal en la playa de La Zurriola

Tras la concentración de repulsa, centenares de personas, la gran mayoría mujeres jóvenes, se manifestaron por la Parte Vieja. /Arizmendi
Tras la concentración de repulsa, centenares de personas, la gran mayoría mujeres jóvenes, se manifestaron por la Parte Vieja. / Arizmendi

Dos menores de 15 y 16 años fueron arrestados el viernes de madrugada. La Fiscalía prorrogó su detención hasta este sábado

ARANTZA ALDAZ

En plena Semana Grande de San Sebastián, la noche de 'diskofesta' en las terrazas del Kursaal transcurría bajo aparente normalidad cuando, hacia las tres de la madrugada de este jueves, varios chavales pararon a agentes de la Guardia Municipal que patrullaban por el paseo de La Zurriola, zona muy concurrida por los adolescentes. Entre ellos, la voz de una chica de 15 años, guipuzcoana, que relató a los policías que acababa de ser víctima de una agresión sexual en la playa, supuestamente con varios autores implicados.

La descripción física facilitada por la joven y el hecho de que lo hiciera a los pocos minutos de ocurrir la presunta agresión permitió casi de inmediato detener al primer sospechoso, un chico de 15 años, de origen magrebí y tutelado por la Diputación guipuzcoana. En las inmediaciones de la playa, los agentes arrestaron a otro joven, un menor de 16 años vecino de Astigarraga. A lo largo de la madrugada también se practicó un tercer arresto, un joven de 20 años, pero tras prestar declaración fue puesto en libertad al quedar descartada su implicación en los hechos. Los agentes lo habían detenido al coincidir sus rasgos con la descripción física facilitada por la presunta víctima.

Los dos menores arrestados prestaron declaración durante la mañana del viernes en dependencias de la Guardia Municipal donostiarra acusados de los delitos de agresión sexual y robo, ya que a uno de ellos se le incautaron pertenencias de la víctima. Por la tarde, fueron puestos a disposición de la Fiscalía de Menores, que prorrogó un día más su detención, hasta este sábado.

Con la investigación aún abierta, la Policía Municipal centra sus pesquisas en esclarecer las circunstancias que rodearon esta presunta violación. Fuentes consultadas indicaron que los agentes dan credibilidad al relato de la víctima, si bien deben atarse todos los aspectos que rodearon los hechos para completar el atestado que será entregado al juzgado correspondiente. La joven contó a los agentes que se encontraba junto a sus amigos en las terrazas del Kursaal disfrutando de la noche de fiesta, amenizada por dj's, cuando se retiró a la playa con un chico, al que había conocido esa noche. Lo que ocurrió ya en la arena está siendo objeto de investigación policial. Pero la denuncia habla de una supuesta violación en la que pudieron participar varias personas, cuya implicación debe esclarecerse.

Noticias relacionadas

No pasaron demasiados minutos tras los hechos hasta que la chica, junto con un grupo de amigos, interceptó a una patrulla municipal en La Zurriola y narró lo acontecido. Varios agentes trasladaron a la joven en un coche policial hasta el Hospital Universitario Donostia, para que se le practicara un control médico.

Zona oscura

La noticia sacudió San Sebastián, inmersa en sus fiestas, en las que los mensajes de sensibilización contra la violencia hacia las mujeres se han redoblado, especialmente tras el caso de 'La Manada'. El lugar donde presuntamente ocurrió la agresión el viernes de madrugada está lo suficientemente alejado del bullucio festivo. Es una zona oscura donde cualquier comportamiento delictivo pueden pasar desapercibido pese al refuerzo policial en las calles.

Esta denuncia por violación –el delito más grave de los contabilizados hasta ahora en la Semana Grande donostiarra– se suma a otros tres casos contra la libertad de las mujeres en la capital guipuzcoana. En la madrugada del pasado domingo, una mujer denunció haber sufrido tocamientos por parte de un varón. Al día siguiente, también de madrugada, un hombre fue arrestado en las inmediaciones del muelle acusado de colocar cámaras en el suelo para grabar a mujeres que iban a orinar. También se ha practicado el arresto de un joven de 32 años, acusado de abusar sexualmente de una joven, a la que además robó el teléfono móvil, motivo por el que también fue detenido otro varón de 23 años.

Vitoria también ha vivido varios delitos sexuales, concretamente seis, en un corto periodo de tiempo. El primer caso se produjo horas después del chupinazo en las fiestas de La Blanca. Un varón de 34 años fue arrestado por realizar tocamientos a dos mujeresdentro de un bar. El incidente más grave se produjo en la madrugada del día 8 de agosto, cuando un menor tutelado por la Diputación agredió sexualmente a una adolescente en el parque de La Florida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos