Cuatro jóvenes muertos y dos graves en un accidente en Salamanca

Cuatro jóvenes muertos y dos graves en un accidente en Salamanca
EFE

El siniestro tuvo lugar en las afueras de Galisancho cuando el turismo se ha salido de la calzada. Otras dos personas han resultado heridas

EL CORREO

Cuatro jóvenes, una chica y tres chicos de entre 17 y 20 años, han muerto y dos han resultado heridos de gravedad este domingo en un accidente de tráfico en el municipio salmantino de Galisancho. El coche en el que viajaban se ha salido de la vía por razones aún desconocidas.

El siniestro que ha sacudido la localidad de Alba de Tormes, donde residían los jóvenes fallecidos, se ha producido sobre las 07.30 horas en la carretera DSA-130, que une esta localidad con Almenteros.

Un Renault Megane de cinco plazas ocupado por los seis jóvenes se ha salido de la calzada en un accidente que ha acabado en el acto con la vida de un joven de 17 años y otro de 20. La única chica, de 17, ha fallecido al ser trasladada al hospital, donde ha muerto horas después un cuarto joven de 19 años.

Permanecen ingresados en estado grave los últimos dos ocupantes del coche: un joven de 25 y otro de 29 años, que era el que lo conducía, según han confirmado fuentes del Centro de Gestión de Tráfico y del Centro de Emergencias 112.

Los seis volvían a Alba de Tormes, desde donde se habían desplazado a la localidad de Santa Ana para disfrutar de las fiestas de la localidad.

Momentos antes del accidente, el vehículo había adelantado a un taxista primo de los padres de la chica fallecida que es quien alertó a los servicios de emergencias, sin saber en esos momentos que su familiar era una de las ocupantes del coche siniestrado.

La Guardia Civil investiga las circunstancias en que se ha producido el accidente y si los ocupantes había hecho un uso correcto los elementos de seguridad, ya que al menos uno de los ocupantes no tenía puesto el cinturón de seguridad.

De hecho, la Guardia Civil ha avanzado que investigará por homicidio imprudente y lesiones al conductor del vehículo, tal y como ha explicado a los periodistas el teniente del Subsector de Tráfico de Salamanca Juan Ramón Marcos, quien ha calificado de «dantesco» el escenario que se han encontrado los agentes a su llegada al lugar. Dentro de la investigación abierta para estos casos, la Guardia Civil realizará pruebas de detección de alcohol y drogas en sangre, entre otras medidas.

El teniente ha resaltado la relevancia de extremar la precaución en los desplazamientos cortos como el ocurrido: «Se trata de evitar este tipo de situaciones. No sabemos cuál ha sido la causa, pero hay que evitar este tipo de situaciones que lleven a resultados tan horribles como el ocurrido».

Los cuerpos de los tres fallecidos han sido trasladados al Instituto Anatómico Forense para que este lunes, al parecer, les sea practicada la autopsia. Los dos heridos han sido trasladados en ambulancia al Hospital Virgen Vega de Salamanca, en estado grave.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, ha destacado el «tremendo drama» que supone la muerte de siete personas en los últimos cuatro días en carreteras de esa comunidad.