El Gobierno vasco reforzará el euskera para mejorar los resultados académicos del alumnado

Cristina Uriarte, en la imagen durante la inauguración el viernes del curso en una ikastola de San Sebastián, tiene ante sí el reto de sacar adelante el pacto escolar.//José Mari López
Cristina Uriarte, en la imagen durante la inauguración el viernes del curso en una ikastola de San Sebastián, tiene ante sí el reto de sacar adelante el pacto escolar./ / José Mari López

Educación impulsa el Plan Lector, nuevas metodologías de enseñanza más activas y ensaya las aulas de inmersión lingüísticas para inmigrantes

Marta Fdez. Vallejo
MARTA FDEZ. VALLEJO

Educación va a impulsar este curso medidas destinadas a mejorar el aprendizaje del euskera entre los alumnos vascos. Es una de las prioridades del Departamento con la que busca elevar los resultados académicos de los escolares, bajos en el último examen PISA y las evaluaciones diagnósticas, y de los que culpa en buena medida a la falta de comprensión lectora y dominio de la lengua vasca de los estudiantes. La consejería que dirige Cristina Uriarte tiene también el reto de llevar a buen puerto el pacto escolar, su proyecto estrella. El documento que recoge el acuerdo con diferentes sectores de la comunidad educativa sobre las líneas futuras de la enseñanza en Euskadi debe obtener el visto bueno del Parlamento vasco. En todo caso, el Departamento afronta un nuevo curso que anticipa más «tranquilo», gracias al acuerdo laboral que se firmó con la mayoría sindical y cerró dos años de duro conflicto en las aulas, con numerosas movilizaciones y paros.

El material disponible en una web

Trabajar en todos los centros la correcta comprensión

Educación ha pedido a los centros de enseñanza que trabajen este curso la comprensión lectora en todas las etapas educativas. El Departamento considera «estratégico» incidir en la lectura para que el alumno «mejore en todos los contenidos y materias», ya que «una correcta compresión de los textos influye en las asignaturas» y «redunda en los resultados académicos globales». Con ese fin, ha puesto en marcha el primer Plan Lector de la enseñanza vasca. El proyecto está recogido en una web, Irakurgunea, que reúne materiales, metodologías y recomendaciones de lectura y de actividades para que los profesores trabajen con los alumnos.

Este proyecto es una de las medidas que anunció el Gobierno vasco tras los malos resultados de los escolares en las últimas pruebas PISA - con retrocesos en Lectura, Ciencias y Matemáticas, en algunas materias por debajo de la media española-. En la evaluación diagnóstica 2017, el 30% de los alumnos no superó el nivel inicial de destreza hablada y escrita en euskera y sacaron peores notas que en la anterior prueba de 2015 en la mayoría de las asignaturas.

Una comisión fija medidas

Por la reactivación del bilingüismo en las aulas

La consejera Uriarte admitió el pasado curso que se ha «ralentizado el bilingüismo en las aulas» y anunció la creación de una comisión en colaboración con expertos de Política Lingüística para diseñar acciones dirigidas a la formación de los profesores y la mejora de los aprendizajes con nuevas metodologías más activas y materiales pedagógicos. El Departamento trabajará también con la «comunidad escolar» para «lograr el compromiso con el euskera de familias, alumnos y profesores». Apoyará las escuelas para padres y dará prioridad a subvencionar actividades extraescolares que tengan como objetivo trabajar las habilidades comunicativas en euskera.

Como una de las medidas más innovadoras, pondrá en marcha a lo largo de este curso una experiencia piloto de aulas de acogida e inmersión lingüística para los alumnos extranjeros que se incorporen a la enseñanza con más de 8 años y desconozcan los dos idiomas oficiales. El objetivo es que adquieran un mínimo conocimiento de euskera -la mayoría se escolariza ya en modelos euskaldunes- antes de pasar a las aulas ordinarias. De esa forma se facilitará la integración del escolar inmigrante y se apoyará la labor de los docentes, que se encuentran con dificultades para mantener el ritmo de una clase en la que hay alumnos recién incorporados que no conocen la lengua.

Según el tipo de alumnado

Docentes de refuerzo en centros con más necesidad

Cerca de 140 centros públicos de la comunidad que tienen en sus aulas alumnado con mayores necesidades de apoyo -desde inmigrantes a escolares con dificultades de aprendizaje o de familias desfavorecidas- contarán a lo largo de este curso con refuerzos de personal docente. El Gobierno vasco va a asignar un Índice de Necesidades Educativas a todos los colegios de la red pública. Se valorarán siete factores para fijar ese coeficiente: rendimiento académico de los alumnos, número de repetidores, becarios en sus aulas, origen e índice socioeconómico y cultural de las familias, continuidad de los escolares en el centro y niños con necesidades de apoyo.

El incremento de las plantillas era una de las principales reclamaciones sindicales durante el conflicto laboral que les ha enfrentado con el Departamento y que dio lugar a movilizaciones y huelgas en los dos últimos cursos. El Gobierno vasco ha optado por esta medida de asignar los recursos en los centros con mayores necesidades ante las reclamaciones de las centrales de aumentar las plantillas. Educación también reforzará con docentes las aulas de tres años que estén ocupadas por más de veinte escolares, otra de las peticiones de los sindicatos.

Debate de partidos

El Pacto escolar llega al Parlamento vasco

El documento 'Bases para el Acuerdo en la Educación' llegó el pasado junio al Parlamento vasco, que deberá darle el visto bueno. La propuesta marca las líneas generales del futuro modelo de la enseñanza en Euskadi y pretende servir como punto de partida para la elaboración de la nueva ley de Educación. El texto inicial elaborado por expertos recoge más de un centenar de aportaciones de los agentes de la enseñanza - asociaciones de padres, profesorado, direcciones, patronales de la red concertada, sindicatos...- y del Consejo Escolar de Euskadi.

El documento fija un marco plurilingüe cuyo eje central es el euskera. Los objetivos mínimos serán el nivel B2 en las dos lenguas oficiales y un B1 en el idioma extranjero al acabar Secundaria. En este futuro modelo los centros de enseñanza tendrán más autonomía y capacidad de decisión, podrán diseñar su proyecto educativo adaptado a su entorno social, geográfico, cultural y lingüístico. El documento plantea también la modernización del sistema, con nuevas metodologías de aprendizaje más innovadoras y mecanismos para garantizar un reparto más equilibrado de los alumnos con necesidades educativas especiales entre los centros de la red pública y concertada.

Más estabilidad laboral

Una nueva OPE para Infantil y Primaria

Euskadi celebrará una nueva OPE para docentes de Infantil y Primaria este curso, que todavía no ha fijado el número de plazas. Se suman a las más de 3.000 que han salido a concurso desde 2016 en todas las etapas, Infantil, Primaria, Secundaria y FP. El Departamento se ha comprometido a convocar 5.000 empleos públicos durante toda la legislatura con el fin de «dar estabilidad a las plantillas». Las oposiciones a la enseñanza se han enturbiado, sin embargo, por el alto índice de suspensos de los aspirantes y de puestos que quedan vacantes. En la última OPE de Secundaria y Formación Profesional algo más de una de cada cuatro plazas quedaron desiertas. Las especialidades en las que hubo más suspensos fueron Matemáticas y Lengua Castellana. Los sindicatos reclaman ya un sistema que priorice la experiencia laboral.

Historia reciente de Euskadi

Una nueva unidad didáctica para el periodo desde 1960

El Gobierno vasco llevará a las aulas este curso un programa piloto de enseñanza para que alumnos de cuarto curso de ESO y segundo de Bachillerato -15 y 18 años- conozcan la «memoria reciente» de Euskadi, desde 1960 hasta la actualidad, un período condicionado sobre todo por la existencia de ETA. El programa educativo, bautizado 'Herenegun' ('Anteayer') pondrá el foco también en el Batallón Vasco Español o los GAL. El plan contempla seis sesiones educativas de 55 minutos que se introducirán en la asignatura de Historia y Geografía.

Se implantará a modo de prueba en ocho centros de enseñanza de la comunidad, públicos y concertados. El proyecto es resultado de la colaboración entre Gogora (Instituto de la Memoria), la Secretaría General de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación, y el Departamento de Educación. La intención del Ejecutivo es que antes de que finalice la legislatura pueda ofrecerse esta formación a todos los centros de la red educativa.

En su contexto

374.957
alumnos de las etapas no universitarias han iniciado el curso escolar en Euskadi. El 50,6% está matriculado en la red pública y el 48% en la concertada. El modelo D, de enseñanza en euskera, representa ya el 94% de la red pública y el 60% de la privada subvencionada.
30% suspende euskera
. La última evaluación diagnóstica realizada a los alumnos de cuarto de Primaria y segundo de Secundaria reveló que un 30% no superaba los niveles iniciales en euskera.
140
centros educativos recibirán refuerzos docentes por tener en sus aulas un elevado número de alumnos con dificultades de aprendizaje y mayores necesidades. Las aulas de tres años que tengan más de 20 alumnos contarán con refuerzo docente.

MOVILIZACIONES Un conflicto abierto en los colegios concertados
Manifestación con motivo de una huelga en la concertada./
Manifestación con motivo de una huelga en la concertada./ / Telepress

Los colegios concertados religiosos de Kristau Eskola y los centros de AICE -cooperativas y laicos- afrontan un inicio de curso marcado por el conflicto laboral. Los sindicatos ELA -mayoritario-, Steilas, LAB, CC OO y UGT han convocado dos jornadas de huelga en octubre -los días 9 y 10- y cuatro más en noviembre -del 27 al 30-, que se suman a las tres que se celebraron el pasado curso. «La negociación está bloqueada. Hemos planteado nuestras reivindicaciones, pero las patronales no han respondido, no nos han citado a ninguna reunión desde 2017», señala la portavoz de ELA, Miren Zubizarreta.

Los sindicatos reclaman medidas para evitar la pérdida de empleos que se producirán con el descenso de la natalidad, que ya ha comenzado a restar alumnos a las aulas de Infantil y mejoras salariales. Explican que el convenio en vigor es de 2009 y que desde entonces están congelados los sueldos. «Supone una pérdida del 13% del poder adquisitivo», valoran.

Más carga de trabajo

Exigen, además, una reducción de la carga de trabajo de los docentes. «Los proyectos de innovación y las nuevas metodologías que se han puesto en marcha en los centros concertados se han hecho a costa de que el profesorado dedique más horas. Ahora se llevan el trabajo a casa», añade Zubizarreta. Los sindicatos piden mejoras laborales principalmente para los que consideran como los sectores más «precarizados», los especialistas en apoyo educativo y el personal del primer ciclo de Infantil.

Las patronales argumentan que no tienen recursos suficientes para afrontar las peticiones de los trabajadores con la financiación que reciben del Gobierno vasco, y que están en «un callejón sin salida» en este conflicto. «Es su responsabilidad negociar con Educación para obtener más recursos. Si el Gobierno vasco ha decidido que la mitad de los alumnos de la comunidad acudan a centros concertados debe garantizar la calidad de la enseñanza, que pasa, entre otras medidas, porque los profesores tengan unas condiciones laborales dignas», rebate la portavoz de ELA.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos