Kepa Pikabea, preso histórico de la vía Nanclares, deja la cárcel tras 25 años

Kepa Pikabea, en un documento en el que hizo autocrítica./
Kepa Pikabea, en un documento en el que hizo autocrítica.

Referente entre los disidentes de ETA, participó en encuentros con víctimas y sale de Martutene en libertad condicional

Jorge Sainz
JORGE SAINZ

El histórico preso de la vía Nanclares Kepa Pikabea Ugalde quedará en las próximas horas en libertad condicional, a propuesta de Instituciones Penitenciarias y una vez que el juez de Vigilancia Penitenciaria emita el auto. Pikabea, de esta forma, no tendrá que volver a pernoctar en la cárcel aunque sí estará sometido a ciertas medidas de control, como acudir a firmar periódicamente a prisión, según fuentes conocedoras del caso. No se prevén recursos de la Fiscalía contra esta decisión.

Hasta ahora el recluso, nacido en Lesaka hace 63 años aunque arraigado en Hernani, se encontraba bajo un régimen flexible determinado por el artículo 100.2 del reglamento penitenciario. Un segundo grado según el cual podía salir de día a trabajar pero dormía en la cárcel. Prisiones y el juez correspondiente han flexibilizado la situación de Pikabea y le han pasado al tercer grado y la libertad condicional, que mantendrá si cumple las medidas de control.

Pikabea abandonará en breve el penal de Martutene, podría hacerlo hoy mismo, en el que ha estado en este tramo final de su condena. Fue trasladado a San Sebastián desde la prisión alavesa de Zaballa (antigua Nanclares) para poder desempeñar un trabajo. Con la libertad condicional del histórico exmiembro de ETA, ahora solo quedaría con la obligación de dormir en prisión un miembro de la vía Nanclares, Ibon Etxezarreta, que el mes pasado accedió al régimen de semilibertad, pudiendo salir a la calle de lunes a viernes, aunque regresando a prisión a dormir.

Kepa Pikabea, al igual que sus compañeros de la vía Nanclares, como Joseba Urrosolo Sistiaga o Carmen Gisasola, ya en libertad, pidió perdón a las víctimas y participó en encuentros restaurativos. Este recluso, que ha estado en prisión casi 25 años, es uno de los principales referentes de ese grupo de disidentes. Apenas le quedan unos meses para terminar de cumplir definitivamente su condena. Podía haberla purgado antes si las autoridades españolas no se hubieran negado a descontarle los años en cárceles de Francia, decisión que recurrió al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Pikabea, que estaba condenado a cientos de años, será sometido a medidas de control

Trayectoria

Pikabea fue detenido en Baiona en 1994 y condenados a varios cientos de años por distintos asesinatos y atentados. Tras el secuestro y asesinato del concejal del PP de Ermua Miguel Ángel Blanco, en 1997, comenzó a cuestionar la lucha armada hasta ser expulsado de la banda en 2008 junto al ex número uno de la organización José Luis Álvarez Santacristina, 'Txelis'. Posteriormente se adscribió a la vía Nanclares e incluso dejó constancia de su autocrítica y rechazo de la violencia en el documental 'Al final del túnel'.

De hecho, mantuvo en 2014 un encuentro con una de sus víctimas, el exteniente de la Guardia Civil Miguel Ángel Madariaga, con el que se reunió en Zaballa. De aquella cita surgió una fuerte polémica que fue la gota que colmó el vaso y se llevó por delante al entonces responsable de víctimas del Gobierno vasco, Txema Urkijo, tras conocerse que había retenido una carta que meses antes había escrito Pikabea a Madariaga, aunque las discrepancias entre Urkijo y el responsable de paz del Ejecutivo, Jonan Fernández, eran conocidas.

Kepa Pikabea

63 años:
Lesaka (1955).
ETA:
Formó parte de varios comandos en Gipuzkoa y participó en varios asesinatos y atentados.
Condena:
Fue sentenciado a varios cientos de años de prisión.
Disidente:
Cuestionó la lucha armada y fue expulsado en 2008.
Víctimas:
Participó en encuentros.