Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49.95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

El 'cordón sanitario' a los partidos ultras es una excepción en la UE

Matteo Salvini. /
Matteo Salvini.

Salvo Irlanda, Portugal y Luxemburgo, donde la extrema derecha apenas existe, solo en Alemania, Francia y Suecia, aunque con matices, se niegan a pactar con ella

ADOLFO LORENTE

Cuando se habla de la política española, Europa sigue siendo la mejor excusa o el argumento idóneo para defender un ideario. Bruselas infunde respeto, impone. Es muy probable que Emmanuel Macron jamás haya visitado Andalucía, pero su nombre ha estado muy presente en las negociaciones para formar Gobierno. Que si el presidente de Francia advierte a Ciudadanos de que no debe pactar con Vox, que si la UE está aterrada con lo está sucediendo en España con la inesperada resurrección de la extrema derecha... Sin embargo, la realidad comunitaria denota que lo que está pasando ahora en Andalucía es rutina, nada excepcional, de ahí que el 'argumento Europa' queda bastante descafeinado.

 

Fotos