Más del 40% de los atentados en España no tienen un autor material condenado

Rueda de prensa de la AVT./
Rueda de prensa de la AVT.

Un estudio de la AVT cifra en 307 los crímenes de ETA sin resolver, 37 del GRAPO y 34 de grupos yihadistas

LORENA GIL

Más un un 40% de los atentados terroristas cometidos en España permanecen a día de hoy sin resolver. O lo que es lo mismo, se desconoce aún quién o quiénes fueron sus autores. Las cifras son escalofriantes: 307 víctimas de ETA, 37 del GRAPO y 34 de grupos yihadistas siguen esperando una justicia que no llega, según un informe dado a conocer este miércoles por la AVT, la asociación mayoritaria a nivel estatal de víctimas del terrorismo. En la presentación han participado la presidenta del colectivo, Maite Araluce; Miguel Folguera, miembro de su junta, y la autora del estudio, la abogada Carmen Ladrón de Guevara.

El informe, que la AVT hará llegar a la Fiscalía de la Audiencia Nacional, aborda una cuestión «de sumo interés» para los damnificados, como es el derecho a la justicia y el nivel de respuesta que por parte del Estado se ha podido ofrecer a las mismas. Si bien cuarenta organizaciones terroristas han sido enjuiciadas en la Audiencia Nacional, la AVT centra su estudio en las tres que son responsables del mayor número de damnificados: ETA, el GRAPO y grupos de inspiración yihadista. En conjunto causaron un total de 1.175 víctimas mortales: ETA, 853; los GRAPO, 94 y 228 personas habrían sido asesinadas por terroristas de corte yihadista –otros 56 españoles habrían fallecido en atentados de esta índole cometidos en el extranjero–.

El dossier dado a conocer este miércoles ha sido elaborado en septiembre de este año. Se han tenido como referencia los listados que baraja el Minsterio del Interior, varias publicaciones escritas –como el libro 'Vidas Rotas' y el 'Informe Foronda'–, así como las resoluciones judiciales dictadas por la Audiencia Nacional. Se trata de un estudio con, en su inmensa mayoría, cifras inéditas que recoge al detalle la acción de la justicia frente al terrorismo.

Fue en 2011 cuando se habló por primera vez y con cifras en la mano del número de casos que permanecían aún sin resolver. La entonces presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundua, junto con la exportavoz de Covite, Cristina Cuesta, y la abogada Carmen Ladrón de Guevara, hicieron público un minucioso listado en el que se cifraba en 349 el número de asesinatos de ETA sin autor conocido. Todos ellos posteriores al 77. Con este estudio en la mano, arrancaron el compromiso de Ángel Juanes, en aquel momento presidente de la Audiencia Nacional, de estudiar individualmente cada caso. La Fiscalía del alto tribunal realizó un informe sobre cada uno de esos 349 casos pendientes de esclarecer, a partir del cual se determinó que al menos 314 crímenes de ETA le habrían salido, por ahora, gratis a la banda.

El dossier redactado por la AVT viene no solo a actualizar dicho informe, sino a ampliarlo. Así, se modificó el número de víctimas de ETA que se utilizó como muestra en 2011 –la inexistencia de un listado oficial dificulta establecer una cifra exacta–, lo que llevó a restar tres casos sin resolver del estudio inicial. Además, en los últimos siete años la Audiencia Nacional ha conseguido resolver la autoría de once atentados. Se trata, entre otros, de los crímenes cometidos contra de Cecilio Gallego y Silvia Martínez (Santa Pola), Isaías Carrasco, Luis Conde, Inaxio Uria y Eduardo Puelles.

Comunidades autónomas

Estos cambios arrojan nuevos datos. Según el estudio de la AVT, en la actualidad son 307 las víctimas de ETA que desconocen quién apretó el gatillo o colocó la bomba que mató a sus familiares. A ellas habría que sumar otras 37 del GRAPO y 34 de grupos yihadistas. Por acciones terroristas, la falta de Justicia es más evidente si cabe. El número de atentados mortales que llevaron a cabo los tres grupos asciende a 623 (sin contar los 51 casos que fueron amnistiados: 41 de ETA y 10 del GRAPO), de los que más de un 40% –un total de 269– permanencen a día de hoy sin resolver: 234 de ETA, 33 del GRAPO y dos yihadistas.

El informe recoge, asimismo, una relación de casos sin autor conocido por comunidades autónomas. Así, son 252 las víctimas que esperan justicia en Euskadi, todas ellas de ETA, y que fueron objeto de 203 atentados. Por detrás, le siguen Madrid con 52 damnificados, Cataluña con 33 y Navarra con 16, entre otras.

Cabe señalar que del total de 378 crímenes terroristas aún pendientes de resolver, 75 disponen de alguna sentencia judicial, ya se de colaboradores necesarios u otro tipo de cuestiones: 74 de casos de ETA y uno del GRAPO. Ninguno de autoría. Otros 233 no disponen de condena alguna.