El cadáver viajero

El cadáver viajero
AGENCIAS
Manuel Alcántara
MANUEL ALCÁNTARA

Los restos mortales del general de tan alta graduación que fue llamado 'Generalísimo' se han convertido en un asunto de familia. Allá ellos dónde ponen al difunto para que no estorbe en muerte lo que estorbó en vida a la mitad de los españoles y a otros supervivientes. El Gobierno ya cuenta con el aval del Congreso de los Diputados, pero no todos los españoles están de acuerdo con mover al muerto del Valle de los Caídos, porque él nunca cayó en la cuenta de quiénes eran los buenos y los malos españoles. Los hacía él únicamente. Y si no le cuadraban hacía otros.

Ha pasado casi medio siglo del que llamaron «inmortal» y el Congreso ha aprobado exhumar sus pequeños huesos del llamado Valle de los Caídos, que es un lugar muy intranquilo porque cada día van más turistas, más viajeros y más curiosos. Unos para comprobar que está muerto y otros por ver si resucita, casi medio siglo después. Los herederos no se ponen de acuerdo y el PP y Ciudadanos se han abstenido en la votación, que quedará para la Historia, según ha advertido la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

Cuentan los que estaban allí que la votación fue emocionante y algunos lloraron. «Salid sin duelo, lágrimas corriendo», se lee en el Cancionero Anónimo, pero lo que más preocupa es la incompetencia de Pedro Sánchez, al que han vuelto la espalda los que hacen un trimestre se miraban en su cara con la esperanza de reflejarse a ellos mismos. Mientras, Carmen Calvo les pedía que no se pusieran de perfil. Ha sido un gran éxito de público aunque hubiese poca gente de eso que llamamos «pueblo». Está en otras cosas. Suyas y nuestras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos