Miles de personas se manifiestan en la muga como «alternativa» a la cumbre de Biarritz

La manifestación partió de Hendaia a las 11.30 horas./Agencias
La manifestación partió de Hendaia a las 11.30 horas. / Agencias

La marcha contraria a la reunión del G7, que ha partido desde Hendaia y ha concluido en Irun, se ha celebrado sin incidentes y en ambiente familiar

ANA CHUECA

Miles de personas han participado en la manifestación de la contracumbre del G-7 celebrada esta mañana en la muga. La marcha ha partido minutos antes de las 11.30 horas desde el puerto de Hendaia y ha alcanzado el recinto ferial de Ficoba el Irún (sede de la contracumbre) pasadas la 13.00 horas de la tarde. La manifestación convocada por las plataformas Alternatives G-7 y 'G7EZ!' ha realizado el recorrido sin incidentes y en un ambiente festivo y familiar.

La marcha ha comenzado con un aplauso de los asistentes que han partido tras una pancarta con el lema: 'No al G7, construyendo otro mundo', en castellano, euskera y francés. Los manifestantes portaban banderas de distintos sindicatos, ikurriñas, banderas de Navarra y feministas, así como carteles contra el cambio climático y a favor de personas refugiadas. Un camión con música en directo ha acompañado la movilización.

Entre los asistentes, se encontraban la portavoz de EH Bildu en el Congreso de los Diputados, Mertxe Aizpurua, el líder de Sortu, Arkaitz Rodríguez, la portavoz de 'G7EZ!', Anabel Sanz, y el representante de Alternatives G7, Aurelie Trouvé.

Aunque las medidas de seguridad de la cumbre del G-7 son amplias, a lo largo de la manifestación no se ha identificado ningún dispositivo policial específico, aunque varios helicópteros han controlado desde el aire el avance de la marcha entre las dos localidades fronterizas.

«Euskal Herria es la alternativa»

La manifestación ha avanzado de forma pausada hasta Irun y al llegar al Puente de Santiago se ha realizado un acto simbólico. En dicho punto se han colocado tres pancartas con el mensaje 'Fronteras impuestas a los pueblos' en cuatro idiomas, las cuales han sido rotas y atravesadas por un grupo de 'Joaldunak' que encabezaban la manifestación. Un mensaje directo que posteriormente ha sido recogido en el manifiesto que se ha leído en Irún, en el que se ha reclamado la «unión de los territorios», con una mayor igualdad, solidaridad y democracia.

El manifiesto critica que el G-7 ha generado «desigualdades sociales y divisiones» y que «hay que resistir al sistema que está destruyendo las bases de la humanidad». En ese sentido han recordado que «en Euskal Herria se construyen relaciones diferentes, basadas en la cooperación y en circuitos cortos y locales». De ahí que hayan destacado que la «alternativa» puede partir de esos valores de Euskal Herria.

Más información