La Paz de Haro exhibe la riqueza de los artesanos riojanos durante este fin de semana

Labores de montaje de los puestos que serán ocupados por la Feria de Artesanía de La Rioja en la Plaza de la Paz./ R. SOLANO
Labores de montaje de los puestos que serán ocupados por la Feria de Artesanía de La Rioja en la Plaza de la Paz. / R. SOLANO

La feria promovida por el Gobierno regional reúne en la ciudad jarrera a una veintena de artesanos; del 18 al 19 de agosto lo hará la villa de Ezcaray

Daniel Ortiz
DANIEL ORTIZ

En un momento en el que la tecnología permite obtener un producto elaborado en cualquier rincón del planeta con un simple golpe de 'click', el objeto artesanal aquiere más que nunca un significado que nace de su propia raíz semántica. Vale que puede haber sido producido en serie, ajustándose al mismo patrón, pero el definitivo toque humano lo convierte en un elemento único e irrepetible.

Por ello, Haro y Ezcaray se convierten este mes en dos polos a los que uno puede acudir simplemente a adquirir un producto que necesita para realizar labores de menaje o decoración, pero también para deleitarse y valorar el siempre distinguido oficio del artesano.

Ambas localidades acogen la segunda edición de las Ferias de Artesanía de La Rioja, cuya meta es la promoción del sector de la región en sus vertientes artística y agroalimentaria, y se enmarca en el Plan de Apoyo a los artesanos. La capital jarrera acogerá la primera escala de este evento hoy mismo y hasta mañana, mientras que la ferias se trasladará a Ezcaray dentro de dos semanas.

Entre el sábado y el domingo, los dieciocho puestos de que se compone la muestra permanecerán abiertos al público en la Plaza de la Paz entre las diez de la mañana y las tres de la tarde, así como de cinco y media a nueve de la noche. En la villa ezcarayense, en cambio, serán diecinueve los artesanos que participen de la feria, que estará ubicada en la Plaza del Ayuntamiento.

Así, además de adquirir productos con un sello artesanal, los asistentes comprobarán 'in situ' las técnicas con las que algunos de estos profesionales elaboran sus productos como la cerámica, los perfumes, la restauración de muebles, la bisutería, decoración de telas, marroquinería, marcos, alfarería o elaboración de muñecas. En el área agroalimentaria, los participantes de la muestra ofertarán sus productos de pastelería, conservas vegetales, chacinas, jamón, miel y cerveza.

En la presentación del evento, el director general de Innovación, Trabajo, Industria y Comercio, Julio Herreros, señalaba que la artesanía «es una actividad económica que genera riqueza y empleo en nuestros municipios», además de representar «un elemento de identidad colectiva y de conservación de nuestro patrimonio cultural».

Respecto a la primera edición, este año la feria ha apostado por concentrar ambas citas en el mes de agosto, que es «cuando los municipios gozan de una mayor afluencia de público, al ser dos de las principales localidades turísticas de la región», subrayó Herreros.

El director general también puso el foco en el incremento del número de artesanos que está experimentando la región en los últimos años. A día de hoy son 283 los acreditados por el Registro de Artesanía, incluyendo en esa cifra a los 21 artesanos honorarios, distribuidos todos en 62 oficios diferentes.

Desglosados por sectores y actividades, 135 son artistas, 147 se dedican al ámbito agroalimentario y uno a la artesanía de servicios. En cuanto a su distribución, 53 municipios riojanos (prácticamente uno de cada tres) dan cobijo a la artesanía.

 

Fotos

Vídeos