El Gobierno vasco descarta un adelanto electoral tras los resultados de PNV y PSE en las generales

Erkoreka y Arriola, a punto de comenzar la comparecencia tras la reunión del Consejo de Gobierno. /Efe
Erkoreka y Arriola, a punto de comenzar la comparecencia tras la reunión del Consejo de Gobierno. / Efe

Erkoreka insta a la oposición a reflexionar y a que deje de «dificultar» la labor del Ejecutivo

OCTAVIO IGEA

El Gobierno vasco ha hecho su particular lectura de los resultados electorales del pasado domingo. Y la principal conclusión que extrae es que los buenos datos obtenidos por PNV y PSE en Euskadi el 28-A –primera y segunda fuerza respectivamente– «refuerzan» la posición del Ejecutivo Urkullu disipando la idea de un posible adelanto de las autonómicas sobre el que se venía especulando durante las últimas semanas. Todo lo contrario, el portavoz del Ejecutivo, Josu Erkoreka, ha llamado este martes a la oposición a reflexionar sobre lo ocurrido en las urnas y a que deje de «dificultar» la gobernabilidad.

«En absoluto está sobre la mesa. Un adelanto no entra en nuestros planes ni de lejos. Está descartado». Así de rotundo se ha mostrado Erkoreka en su comparecencia de cada martes tras la reunión del Consejo de Gobierno. Una cita que hoy ha estado absolutamente marcada por el triunfo de Pedro Sánchez a nivel nacional y de los nacionalistas en Euskadi. Porque suponen un balón de oxígeno para el lehendakari. Gobernando en minoría, obligado a prorrogar sus Presupuestos y forzado por la oposición a sacar de su equipo a Jon Darpón por la crisis de Osakidetza, Urkullu vive sus momentos más delicados al frente del Ejecutivo.

El propio lehendakari tuvo que salir a finales de marzo al paso de los rumores sobre un adelanto electoral. La legislatura se acaba el verano de 2020, pero Urkullu ha contemplado otros escenarios. Se planteó seriamente disolver el Parlamento y llamar a las urnas aprovechando las elecciones locales y forales de mayo, y tiene marcada en rojo la negociación de los próximas Cuentas este otoño. Si PNV y PSE vuelven a fracasar la situación sería casi insostenible. Pero parece que el 28-A lo cambia todo. Erkoreka ha asegurado que lo ocurrido el domingo respalda el programa de gobierno y las políticas del Ejecutivo vasco. Por eso, ha reclamado a EH Bildu, Elkarrekin Podemos y PP, cuyos inesperados pactos en el Parlamento han obligado al Gobierno a adoptar medidas que no quería, que tengan una actitud «más constructiva».

Oportunidad para el Estatuto

La segunda conclusión que saca el Gobierno vasco es que la victoria del PSOE en las generales es una situación a la que hay que sacar chispas. Erkoreka ha asegurado que la «prioridad» de Lakua será a partir de ahora «aprovechar» la puerta que se abre para reforzar el autogobierno vistos los precedentes que dejó Sánchez la pasada legislatura. Fue el primer presidente del Gobierno que fijó, el pasado enero, un calendario para traspasar una treintena de las competencias fijadas en el Estatuto que quedan pendientes entre 2019 y 2020. «Esperemos que mantengan el compromiso adquirido sobre las transferencias y sobre inversiones –el TAV–», ha pedido Erkoreka. A su lado en la rueda de prensa estaba el consejero de Vivienda, el socialista Iñaki Arriola, que ha garantizado la «voluntad» de Moncloa por «avanzar» en esos aspectos.