El PNV vence en Getxo con el mejor resultado desde 2003 y el PP frena la fuga de votos

Amaia Agirre será la nueva alcaldesa de Getxo. /MANU CECILIO
Amaia Agirre será la nueva alcaldesa de Getxo. / MANU CECILIO

Los jeltzales se quedan a dos ediles de la mayoría absoluta, GUK y Ciudadanos desaparecen y Podemos retienedos concejales

TERRY BASTERRA

El PNV ha cosechado el mejor resultado en Getxo de los últimos años. Desde 2003 los jeltzales no obtenían un triunfo tan rotundo en el tercer municipio más poblado de Bizkaia. Los once concejales logrados en estos últimos comicios, dos más que hace cuatro años, permiten a los nacionalistas aumentar su poder municipal. Han logrado 16.344 votos, 2.719 más que en 2015. Pese a este gran victoria, no les es suficiente para alcanzar la mayoría absoluta, fijada en 13 concejales en este ayuntamiento, lo que abre un escenario en el que la formación liderada por la futura alcaldesa Amaia Agirre deberá decidir si prefiere gobernar en minoría u opta por revalidad el pacto de gobierno de esta pasada legislatura con el PSE.

Y es que los socialistas son otra fuerza que ha salido reforzada de este último paso por las urnas. Incorporan un nuevo edil hasta alcanzar los tres, empujados por los resultados al alza que están obteniendo el partido de Pedro Sánchez en todo el Estado.

De destacar es también el resultado del Partido Popular. Los conservadores han aguantado el tipo en el que es uno de sus principales feudos en Bizkaia. Y aunque pierde votos, han mitigado la fuga de sufragios hacia Vox o Ciudadanos. La formación azul liderada en estas elecciones por el abogado Eduardo Andrade ha conservado los cinco concejales cosechados en 2015, una representación que le permite mantenerse como segunda fuerza de la oposición en Getxo. EH Bildu es otro partido que se queda como estaba: cuatro concejales gracias al apoyo del 15% de los electores.

Entre los derrotados en estos comicios hay que destacar a GUK y Podemos. La decisión de concurrir por separado a estas últimas elecciones ha perjudicado a ambas candidaturas. GUK ha perdido los cuatro representantes logrados hace cuatro años y desaparece del mapa político getxotarra. La marca morada, por su parte, solo logra hacerse con dos de aquellos ediles de la agrupación ciudadana a la que apoyaron en las municipales de 2015. La apuesta por el bombero y activista antimilitar Ina Robles como cabeza de lista no ha sido suficiente para obtener un mejor resultado.

Ciudadanos es otro de los grandes perdedores en Getxo. Han cosechado 1.357 votos, mil menos que hace cuatro años, les hace perder el único concejal que tenían en los ayuntamientos vascos.

«No esperábamos tanto»

Agradecida y sorprendida se confesaba ayer Amaia Agirre tras conocer los resultados. «No esperábamos tanto apoyo.Es un resultado inmejorable», reconocía la futura regidora en declaraciones a este diario en la noche de ayer. Los getxotarras han respaldado la gestión jeltzale que en el último mandato se ha destacado por su apuesta cultural, con la recuperación de las galerías de Punta Begoña o la apertura de Muxikebarri como puntas de lanza.

Hoy Agirre se va a reunir con su equipo para valorar los resultados, analizar las opciones de futuro que se les presentan y valorar si se decantan por un gobierno en minoría o buscan socios que les garanticen la gobernabilidad y estabilidad en este ayuntamiento.

Entre los muchos retos que tiene el PNV para estos próximos cuatro años está el de dar una solución al problema de la falta de aparcamiento, uno de los aspectos que más preocupan a los vecinos. También decidir qué remodelación se le da a la plaza de la estación en Las Arenas o avanzar en la renovación del Plan General de Ordenación Urbana para renovar el anterior aprobado en 2001.