La recaudación fiscal vasca se dispara y puede superar por primera vez los 15.000 millones

Varios contribuyentes esperan su turno para realizar consultas sobre el IRPF en la Hacienda vizcaína. /I. Pérez
Varios contribuyentes esperan su turno para realizar consultas sobre el IRPF en la Hacienda vizcaína. / I. Pérez

Los ingresos de las haciendas forales hasta agosto han crecido el 4,96%, cuando se había presupuestado un descenso del 0,75%

MANU ALVAREZ

La recaudación de impuestos en Euskadi va viento en popa, muy por encima de todas las previsiones que se habían hecho a finales del pasado año y que sirvieron para elaborar los presupuestos de 2018, tanto del Gobierno vasco como de las diputaciones forales. Al concluir agosto, las haciendas de Bizkaia, Gipuzkoa y Álava habían recaudado un total de 9.551,50 millones de euros, lo que supone un 4,96% más que en el mismo periodo del pasado año. Así las cosas, todo apunta a que este ejercicio se batirá un nuevo récord histórico de recaudación de impuestos en Euskadi, incluso para superar por primera vez la cifra de 15.000 millones.

Aunque el Gobierno vasco no ha ofrecido aún los detalles agregados de esa recaudación -451 millones más que en los ocho primeros meses de 2017-, el anticipo que han facilitado las tres diputaciones permite concluir que la práctica totalidad de los tributos ha tenido un comportamiento muy positivo. El de Sociedades por el incremento de los beneficios de las empresas; el IRPF como consecuencia del aumento del empleo y también del alza moderada de los salarios; e incluso el IVA, que ha experimentado un tirón importante. En este caso, al parecer, junto al mantenimiento del buen tono del consumo ha jugado un papel determinante el alza del precio de los carburantes y el incremento en su demanda. A la buena cosecha que se ha obtenido hasta ahora, habrá que sumar en octubre un ingreso que no había sido presupuestado. Supondrá unos 200 millones de euros, con la entrada en vigor de los pagos anticipados del Impuesto de Sociedades que deberán hacer las empresas medianas

Aunque un aumento del 4,96% en los ingresos fiscales puede parecer modesto, un análisis de detalle permite concluir que es, simplemente, espectacular. Y ello porque los ingresos de 2017 fueron excepcionalmente altos, al recibir las diputaciones un ingreso extraordinario del Estado -en torno a 600 millones de euros- tras el acuerdo alcanzado para liquidar el Cupo de varios años. Esa fue la razón para que con un significativo incremento de la actividad económica, Gobierno vasco y diputaciones optasen por moderar sus estimaciones de recaudación para este año. En ese contexto, los presupuestos públicos se elaboraron con la tesis de que este ejercicio se recaudaría menos que en 2017. En concreto un 0,75% menos, al no poder contar con la transferencia extraordinaria del Gobierno central.

Casi un 20% en dos años

Para poder apreciar mejor el salto cuantitativo que han dado los ingresos fiscales en Euskadi en los dos últimos años -por cierto, sin que se hayan aplicado en estos ejercicios modificaciones sustanciales de la normativa tributaria-, basta una comparación con lo que sucedió en los ocho primeros meses de 2016. Un ejercicio en el que tampoco hubo ingresos extraordinarios procedentes del Estado y cuya comparación resulta, por tanto, más homogénea. El incremento de ingresos se ha disparado hasta el 19,5% en relación a lo que sucedió en el periodo de enero a agosto de 2016. Y en términos absolutos la cifra es contundente: 1.560 millones más han entrado este año en las arcas forales durante este periodo, que supone dos tercios del ejercicio completo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos