'Caso Villarejo'

Francisco González renuncia de forma temporal a la presidencia de honor del BBVA

Francisco González renuncia de forma temporal a la presidencia de honor del BBVA

La decisión se conoce un día antes de la celebración de la junta general de accionistas del banco en Bilbao

Manu Alvarez
MANU ALVAREZ

El expresidente de BBVA, Francisco González, ha decidido hacerse a un lado y renunciar «de forma provisional» a los cargos de presidente honorífico de la entidad financiera y de la fundación del banco, según ha señalado en una carta que ha remitido esta tarde al actual presidente, Carlos Torres. González ha tomado la decisión, asegura en la misiva, para «evitar que se utilice mi persona para dañar a la entidad», que se encuentra inmersa en una complicada situación desde que trascendieron los supuestos espionajes encargados por el banco sobre altos cargos del Gobierno, instituciones de supervisión y empresarios que eran considerados 'hostiles'.

La decisión de González, que cree ser víctima de «una agresión mediática derivada de las investigaciones policial y judicial, sobre un caso de gran repercusión periodística», quita mucha presión sobre el banco y el actual presidente, a tan sólo unas horas de la junta de accionistas, que se celebrará mañana en Bilbao.

El escándalo estalló a principios de año, después de que se filtrasen las supuestas actuaciones del excomisario José Manuel Villarejo, contratado por el banco entre los años 2004 y 2018, para unos trabajos que no han sido suficientemente aclarados. Entre los hechos admitidos ya por la entidad figura que estos encargos supusieron el desembolso de algo más de seis millones de euros por parte del banco, que fueron a parar a sociedades controladas por Villarejo.

En su carta, González rechaza cualquier actuación ilegal por su parte y apunta que «la existencia de una investigación judicial abierta es un elemento adicional muy importante en la averiguación de lo ocurrido, que nos ayudará a conocer la verdad». Así, da a entender que su renuncia «provisional» a los cargos que aún ostentaba en el BBVA está ligada precisamente al desenlace de las investigaciones judiciales, en las que espera que su nombre quede completamente al margen de cualquier sospecha.

Desde numerosos sectores se había criticado la pasividad del consejo de administración de la entidad, a quienes se reclamaba un gesto para desligar la imagen del banco de hipotéticas irregularidades cometidas por González. Sin embargo, la cúpula de la entidad y en especial su presidente, Carlos Torres, están convencidos de que no deben variar su hoja de ruta. Esto es, que deben respetar el proceso de investigación interna encargado a las firmas Garrigues, Uría y PWC, antes de adoptar cualquier decisión. Torres ya llegó a mojarse en público en una comparecencia ante los medios de comunicación, al señalar que había hablado con el expresidente del banco y que éste había negado cualquier actuación ilícita durante su mandato. «Yo le creo», dijo el actual presidente, para justificar que el consejo haya optado por la prudencia.

Por otra parte, hoy se ha sabido que el exvicepresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Carlos Arenillas, ha presentado una querella por el presunto caso de los espionajes. Él es uno de los altos cargos que supuestamente fue vigilado en 2004, dentro de las operaciones que se realizaron para detener el asalto de Sacyr al accionariado y también a la cúpula del banco. La querella está dirigida contra el excomisario Villarejo, también contra el exjefe de seguridad del banco, Julio Corrochano –que actuaba de enlace entre el policía y la entidad– y el expresidente Francisco González. En el escrito presentado por Arenillas en el juzgado de la Audiencia Nacional que investiga la causa, se apuntan los posibles delitos de intervención de las comunicaciones llevada a cabo por un funcionario público, apoderamiento de secretos de empresa, delito contra el honor y coacciones. Esta iniciativa se suma también a las demandas que, en una línea similar, han presentado el exministro Miguel Sebastián; el expresidente de Sacyr, Luis del Rivero; el exvicepresidente de BBVA, José Domingo Ampuero; y el exdirectivo de la entidad, Vicente Benedito.

Información relacionada