Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49.95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Los exoesqueletos, el mono de trabajo del futuro

En la planta Ford de Valencia ya se han realizado más de 200 horas de pruebas con exoesqueletos -seis modelos de hombro y cuatro de espalda- desde abril./E. C.
En la planta Ford de Valencia ya se han realizado más de 200 horas de pruebas con exoesqueletos -seis modelos de hombro y cuatro de espalda- desde abril. / E. C.

Empresas de diferentes sectores prueban en sus empleados exotrajes de titanio y fibra de carbono para facilitar sus tareas y reducir las bajas laborales

CARMEN BARREIRO

El mono de trabajo de Ramón Navarrete nada tiene que ver con el clásico buzo que durante años se enfundó a diario para ensamblar piezas de vehículos en la planta Ford de Valencia. El de ahora se parece más a un traje de superhéroe que al de un operario de una cadena de montaje. Su nuevo uniforme es una especie de armazón de titanio y fibra de carbono que se adhiere a sus hombros y espalda para «facilitarle» la realización de tareas como la colocación en el interior de los turismos de los depósitos de combustible o las placas anticalóricas, una tarea que requiere gran esfuerzo al trabajar siempre por encima del hombro. «Es como ir al gimnasio y tienes que estar realmente en forma para hacer algunas cosas. La verdad es que desde que llevamos los exoesqueletos me siento mucho más fresco al final del turno», admite Navarrete.

 

Fotos