Un nuevo éxito de Bernabé Angulo, el triatleta que compite sin peronés

Bernabé celebra su cuarto puesto en Pontevedra. /B.A.
Bernabé celebra su cuarto puesto en Pontevedra. / B.A.

El martes quedó cuarto en el Mundial de Triatlón Cross disputado en Pontevedra

LAURA GONZÁLEZ

Bernabé Angulo, el triatleta vizcaíno que no tiene peronés tras un accidente laboral, no deja de superarse. El martes logró una meritoria cuarta plaza en el Mundial de Triatlón Cross disputado en Pontevedra. A sus 44 años, la constancia, el compromiso y el sacrificio es desde hace tiempo lo que impulsa a Bernabé a salir adelante. Todo ello a través del deporte, en el que se refugió para superar las duras adversidades que le ha planteado la vida. Y es que con tan solo 13 años recibió una de las peores noticias, tenía cáncer, un tumor en la mandíbula. Se le reprodujo a los 21, en el maxilar inferior derecho, colocándole en su lugar una placa de titanio. En 2008 ésta se le partió en un accidente laboral, mientras ejercía su labor como policía local. En Cruces decidieron reconstruirle la zona con hueso, amputándole uno de sus peronés. Después de varias operaciones y de otras tantas infecciones, terminó visitando al doctor Cavadas, quien había hecho el primer trasplante de cara en el mundo. Le amputó el otro peroné, y su vida comenzó de nuevo a despegar. Tanto, que es tricampeón de España de cuadratlón –que a las disciplinas del trialón añade el piragüismo– en mayores de 40 años.

«Me propuse entre otras cosas hacer travesías en aguas abiertas de más de 20 kilómetros sin ser nadador, además de cuadratlones, cuando no había remado nunca en piragua», reconoce. Y el resultado no pudo ser mejor, ya que el pasado año se coronó por tercera vez consecutiva campeón de España de esta disciplina en la categoría de mayores de 40 años, finalizando en todas ellas entre los diez primeros de la general, con atletas de élite sin ningún tipo de condicionamiento.

Para tratar de alargar el momento actual y para contribuir a sentirse bien consigo mismo, se cuida mucho. Empezando por la alimentación, con productos naturales y ecológicos, teniendo muy presente la hidratación como algo «fundamental». Comenta que «intento pensar las 24 horas como un deportista, cuidando lo que bebo y lo que como». Para Angulo el deporte lo es «todo». «Si emocionalmente estás fuerte y tienes disciplina y constancia, aunque no tengas mucho talento, puedes llegar a ser un deportista diferente. En mi caso» –precisa– «es especial por mi problema y porque compito a alto nivel, de lo que me siento orgulloso»