La revolucionaria táctica de Corea del Sur para despistar a sus rivales

Los jugadores coreanos durante un entrenamiento./EFE
Los jugadores coreanos durante un entrenamiento. / EFE

El seleccionador decidió cambiar los números a sus jugadores en cada entrenamiento para que no pudiesen ser identificados por ojeadores externos

JACOBO CASTROMadrid

El de Rusia será el noveno Mundial seguido que dispute la selección de Corea del Sur. Salvo en 2002, cuando siendo anfitriones acabaron cuartos, los coreanos no han tenido mucha suerte, convirtiéndose en unos de los habituales eliminados de la primera ronda. Una situación, a la que el seleccionador Shin Tae Yong, quiso encontrar solución con una idea revolucionaria.

Por todos es sabido que a la hora de preparar un partido es necesario conocer al rival, y precisamente el seleccionador coreano busca que sus rivales no conozcan a su equipo. Para ello, tuvo una iniciativa que, en un primer momento puede resultar extraña, pero que quizás sea efectiva.

Yong decidió antes de los partidos preparatorios que iba a presentar a sus jugadores con número diferentes cada encuentro. Una costubre, que amplió a los entrenamientos. El objetivo, que los ojeadores del resto de selecciones no supiesen quién era cada jugador, ni en que posición iba a jugar.

«Todos los rivales nos conocemos bien, pero para otros países podría ser confuso, así que cambiamos los números. He escuchado que para los occidentales es difícil distinguir la cara de los asiáticos a la primera, así que fue mi pequeño truco para confundir a los rivales» confesó el seleccionador, despues de que la estrella del equipo, el jugador del Tottenham Heung Min Son fuese cuestionada por su constante cambio de números en los entrenamientos.

No habrá que esperar mucho para ver si la táctica funciona. Este lunes a las dos de la tarde (hora española), Corea se enfrentará a Suecia y ahí se comprobará si los suecos han podido estudiar a los coreanos.