Lluvia de estrellas en Mónaco

El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, saluda al holandés Virgil Van Dijk, del Liverpool. /UEFA
El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, saluda al holandés Virgil Van Dijk, del Liverpool. / UEFA

Futbolistas, presidentes, representantes, directores deportivos, mitos y leyendas acuden al Principado para asistir en directo al sorteo de la Liga de Campeones

Robert Basic
ROBERT BASICMónaco

Todo es exagerado en Mónaco. El Principado es una obra de artesanía lujosa en la que caben muy pocos. Una pequeña roca que habla el idioma del dinero, presente en cada esquina de esta ciudad de postal en la que un año más se celebran los sorteos de la Champions y de la Europa League. Un marco inmejorable en el que brillan las estrellas del pasado y del presente, en el que se dan la mano Eric Cantona y Leo Messi, Cristiano Ronaldo y Petr Cech. Las calles son una locura de gente que vibra con cada rostro famoso. Banderas, fotos, camisetas y hasta bañadores son buenos para hacerse con un autógrafo, un garabato que luego vuela vía WhatsApp acompañado de un'selfie', si ha habido suerte. A lo largo del día, los invitados ilustres iban viniendo a cuentagotas y la expectación iba en aumento. Los fans han localizado hoteles, primero, y el Forum Grimaldi, después, para acercarse al 'star system' del fútbol europeo y captar el momento. Había mucho que ver y elegir e incluso al final han aparecido CR7 y el astro argentino, que añadieron un poco más de locura a la jornada festiva.

Desde la primera hora de la mañana había gente en un céntrico hotel de Mónaco aguardando en el 'hall' a los invitados ilustres. Ellos, los famosos, atendían las peticiones en mayor y menor medida mientras desde fuera llegaba el sonido de los motores Ferrari, Aston Martin, Mercedes, Jaguar, Rolls Royce, entre otros, que paraban en la puerta, cargaban bolsas de Louis Vuitton y desaparecían cuesta abajo. Ha podido verse a Txiki Begiristain, director deportivo del Manchester City, pegado al teléfono y generoso con los apretones de manos. Por ahí andaba también Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado del Atlético, que intercambiaba impresiones con conocidos y algún que otro agente. Uno de los más famosos y mediáticos representantes como Jorge Mendes repartía sonrisas y se hacía fotos con todo el mundo, empleados del establecimiento, turistas, huéspedes... A dos metros destacaba Edwin van der Sar, exportero del United, Juventus y ahora director ejecutivo del Ajax, quien se ha hartado de posar y firmar.

La 'mano inocente' del sorteo, Petr Cech, ha regalado simpatía y ha atendido sus compromisos con la UEFA en el hotel y también en el Foro Grimaldi. Un mito que ha defendido la portería del Chelsea durante 11 temporadas y cuatro del Arsenal y que acaba de despedirse de la práctica profesional del fútbol para meterse en los despachos del conjunto 'bleus', donde estará muy cerca de Kepa Arrizabalaga. Poco antes de la hora de comer ha aparecido Eric Cantona, premio presidente de la UEFA, que ha centrado todas las miradas. Pocos se han atrevido a pedirle una atención personalizada a un mito del fútbol -en cierto modo impone con ese 'look' de naufrago y mirada penetrante-, pero luego en las puertas de la sede del sorteo se ha desatado la locura. Al igual que cuando han desfilado por allí Messi y Cristiano Ronaldo. Dentro esperaban Virgil van Dijk, central del Liverpool y reciente ganador de la Champions, De Jong, Nedved, Juninho Pernambucano, Wesley Sneijder, quien ha echado una mano a Cech con la extracción de las bolas, Paulao...

Y queda la Europa League

La ciudad seguía su ritmo de vida, los coches, que rivalizaban en caballos y precios, comían el asfalto de Mónaco y las tiendas no daban abasto con tanta tarjeta alegre. En cada esquina se escuchaba hablar en ruso -un idioma muy presente entre muchos- y los cruceros se levantaban como fortalezas enfrente de la costa. Los policías, en pantalones cortos, hacían controles rutinarios justo al lado del Forum Grimaldi, en cuyo interior brillaban muchas estrellas del mundo del fútbol y aspirantes a todo. El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, tampoco ha querido perderse la cita y además ha hecho la entrega del premio a Cantona. Polo rojo y gorro gris, sigue llamando la atención allá por donde va. Este viernes será el turno de la Europa League y el sorteo de la fase de grupos. Más invitados, más estrellas, más fotos, más Mónaco, en el que todo es exagerado.