Las manijas del derbi

Alonso y Enziondo, listos para el derbi del sabado./F. Romero
Alonso y Enziondo, listos para el derbi del sabado. / F. Romero

Javi Alonso e Ibon Enziondo aseguran que este choque llega en el «mejor momento de la temporada» para Cultural y Gernika

FERNANDO ROMERODurango

Tabira acoge este sábado un derbi entre dos equipos al alza. Dos rivales que pugnan por eludir el furgón de cola de la clasificación pero que en las últimas semanas han vivido una progresión que les hace mostrarse más confiados aún en sus posibilidades. «El partido llega en el mejor momento para ambos», coinciden Javi Alonso e Ibon Enziondo, reunidos por EL CORREO para repasar la actualidad de sus equipos antes de este enfrentamiento 'vecinal' en el que esperan lograr el mejor resultado posible para irse al parón navideño con buen sabor de boca.

En este cara a cara entre los 'sietes' foral y durangarra, cada uno arrima el ascua a su sardina, pero sin perder de vista que frente a ellos tendrán un rival muy complicado. «Ojalá que caiga de nuestro lado. Pero será un partido difícil. Ya lo vimos en copa. La Cultural es buen equipo, mueve muy bien el balón, te exige mucho. Y en su casa, seguro que nos ponen problemas», relata Entziondo. «A ver si podemos rascar algo. Si hacemos el juego que venimos haciendo últimamente, hay posibilidades», apunta. Desde el otro lado, Javi Alonso se manifiesta en términos muy similares. «En casa, últimamente perdemos pocos partidos, y queremos seguir en esa dinámica. Ojalá que sea con los tres puntos. Pero sabemos que va a ser un partido muy duro por el estilo de juego de Gernika, por cómo se ordenan ellos, por los jugadores que tienen». «Como todo partido en Segunda B, va a ser muy muy complicado», resume.

Enziondo, a sus 30 años, se muestra más resuelto y locuaz que su interlocutor. La veteranía es un grado, cómo se suele decir. Alonso se muestra más apocado, con un tono más bajo. Nada que ver a cómo se desenvuelve sobre el césped. Ahí, buena parte del juego de la Cultural pasa por sus pies, mostrando un enorme desparpajo a pesar de estar en su primer año en la categoría, lo que le hace ser uno de los fijos en el once de Igor Núñez. «A nivel personal, estoy muy contento. Creo que con 21 años, jugar mucho como estoy jugando es muy positivo. Aprendo mucho de mis compañeros, de la categoría, de los jugadores contra los que me enfrento, que al final son muy buenos... Igor confía mucho en mí. Es una posición en la que hasta el año pasado no había jugado habitualmente, y estoy muy cómodo. No puedo pedir más», expresa. También Ibón está gozando de mucha continuidad en Gernika, donde cumple su sexta temporada. Su presencia en el juego es determinante, especialmente en ataque, buscando siempre línea de fondo. «Aunque el otro día contra el Racing apenas lo conseguí», bromea. También indispensable en las alineaciones de Urtzi Arrondo, solo se ha perdido cuatro partidos por lesión y sanción. «Llevo dos, y eso que no soy de hacer faltas», incide. «La verdad es que Urtzi confía mucho en mí y en ese sentido estoy muy contento porque estoy jugando todo», destaca el gernikarra.

Ibon conoce de primera mano la 'Cultu'. Estuvo allí tres temporadas antes de recalar en la Villa Foral. «Haciendo memoria, no quedan demasiados de mi época», afirma mientras hace recuento de excompañeros. Son pocos, pero aún forman parte de la médula espinal blanquiazul. «Estuve tres años allí super a gusto, tengo unos recuerdos muy bonitos de Durango», asegura 'Enzi'. El centrocampista del Gernika destaca de su rival que «es un equipo valiente con el balón, que intenta jugar desde atrás, con gente que desequilibra en el medio campo y que te crea muchos problemas. Tiene una idea fija de cómo jugar y son fieles a sus estilo. Lo han hecho muy bien desde Tercera y no han cambiado. Muchas veces hay equipos que ven que hay problemas y cambian, pero ellos han confiado en su modelo y les va muy bien. Me alegro por ellos».

Una filosofía de juego tal vez poco habitual en la División de Bronce, más aún en un equipo recién ascendido, pero a la que se muestran totalmente fieles en Tabira. «Tenemos claro cuál es nuestro estilo, la idea que nos transmite Igor. Y todos creemos en esa idea. Al final eso es muy importante. Que desde el primer jugador hasta el ultimo sabemos a qué jugamos. Y así todo es mucho mas fácil», expresa Javi Alonso.

Ambos portadores del 7 a su espalda coinciden -una vez más- en que buena parte de la mejoría de sus respectivos equipos ha llegado tras empezar a dejar la portería a cero. «Es la clave, es lo que te da puntos al final», indica el extremo foral. A partir de ahí, han empezado a crecer y a dejar atrás un inicio de temporada ciertamente irregular tanto para Cultural de Durango como para Gernika. «Al principio, no nos salía nada, nos costaba generar peligro, nos costaba hacer gol. Creo que cada vez nos sentimos mas a gusto. Hemos mejorado mucho en la eficacia arriba. Ahora metemos gol con más facilidad. Lo que antes no entraba, ahora entra. Estamos en una dinámica positiva», resalta Javi Alonso.

La réplica de Ibon sigue derroteros muy similares. «Nosotros también vamos de menos a más. En los últimos partidos ha habido una mejoría notable. Nos falta dar el paso fuera de casa. En Urbieta estamos bien, estamos dando muy buen nivel. Nos faltan esos detalles y sumar puntos fuera que nos hagan tirar para arriba. Pero hay que quedarse con las sensaciones, que han sido buenas», concluye.

 

Fotos

Vídeos