Igor Núñez: «Nos toca disfrutar de estos dos partidos que quedan»

El Correo

FERNANDO ROMERODurango

La Cultural de Durango es ya equipo de Tercera División. Su derrota a manos del Leioa en el derbi vizcaíno disputado este sábado en Tabira unida a, principalmente, la victoria del Real Unión ante el CD Vitoria, hace que los blanquiazules certifiquen de forma matemática su descenso. Una situación de la que ya eran conscientes durante el transcurso del encuentro y que, sin embargo, no les ha impedido competir como siempre lo han hecho durante este curso. «Nosotros demostramos que dan igual las circunstancias. Siempre salimos a competir, con una mentalidad ofensiva, con las ganas de ganar y de hacer un fútbol que sea atractivo tanto para los que juegan como para los que vienen a verlo», declaraba Igor Núñez tras el choque. «Teníamos claro que, independientemente de lo que sucediera en otros campos, nuestra intención es terminar la liga con la máxima cantidad de puntos posibles. Y yo creo que la mentalidad del equipo ha ido dirigida a ese objetivo», añadía.

«Siempre te agarras a las posibilidades que tienes, sean muchas o sean pocas. Tu obligación es siempre agarrarte a esas opciones que, luego, a medida que van pasando los partidos y que hay equipos que pueden sufrir un poco más la guerra de nervios, te puedes aprovechar un poco de ella. Pero no ha sido así y para nosotros ya la permanencia es una lucha terminada y nos toca disfrutar de estos dos partidos que quedan y de seguir jugando como lo hacemos», incidía el míster de los de Tabira. El vestuario, evidentemente, estaba abatido tras no poder cumplir con el objetivo de salvar la categoría: «Los chavales están como estaría cualquiera en una situación como ésta, en la que pones tantísimo empeño y tanto de tu parte, tanto esfuerzo, y al final no termina saliendo como te gustaría».

La Cultural ha adolecido en este encuentro de fluidez en la zona decisiva del terreno de juego, de claridad en esos metros finales que le han impedido generar verdadero peligro sobre la meta de Iturrioz. «Hemos estado bien, sobre todo hasta tres cuartos de campo. En el último cuarto nos ha costado un poco más. Hemos estado más espesos y nos costaba decidirnos a finalizar. Y ahí ha estado nuestro punto débil, en que no hemos estado lo suficientemente precisos para hacerles daño», manifestaba el técnico. A eso se le unía que Fran Sota, de ajustado libre directo, ponía en ventaja al Leioa, haciendo más complicado todavía el choque a los durangarras. «Han tenido el talento de hacernos ese gol. No nos hemos resentido y el planteamiento ha sido exactamente el mismo. Hemos tenido las mismas ganas de seguir pisando campo contrario y de acercarnos al área, y no hemos cedido en nuestro empeño», relataba el preparador de los blanquiazules. «Lo que se nos está resistiendo es ser efectivos en las áreas. Cuando te acercas unas cuantas veces pero no eres capaz de perforar la portería contraria, das muchas facilidades al rival para que pueda llevarse el partido», lamentaba.