El mes dulce de la Cultural

Jugadores y técnicos de la 'Cultu' saludan desde el centro del campo tras el triunfo frente al Tudelano. /F. Romero
Jugadores y técnicos de la 'Cultu' saludan desde el centro del campo tras el triunfo frente al Tudelano. / F. Romero

Los de Tabira encadenan cinco partidos invictos, lo que les ha situado a las puertas de salir de la zona de descenso

FERNANDO ROMERODurango

Las felicitaciones y abrazos en los que se fundían jugadores y técnicos de la Cultural de Durango tras su victoria ante el Tudelano el pasado sábado estaban cargados de sentimiento. Los blanquiazules acababan de cerrar un mes especialmente positivo para ellos, completando cinco encuentros sin conocer la derrota. Dos triunfos y tres empates que colocan a los de Igor Núñez a las puertas de salir de la zona de descenso, algo que no ocurría desde la primera jornada del campeonato. Con 11 puntos en su casillero, los durangarras están en la 17º posición, empatados precisamente con su víctima del pasado sábado, que ocupa la plaza de play-out.

Este mes dulce de los durangarras tuvo su inicio a finales de octubre, cuando la Cultural logró romper al fin su mala dinámica de resultados y sumar su primer triunfo. Fue en la décima jornada, en casa, ante el Sporting B. Un triunfo tan trabajado como sufrido ante el filial asturiano (2-1), en el que Iker Amorrortu abrió la lata con un tempranero gol a los cinco minutos y Galarza se encargó de refrendar en el 89. Aunque hubo que sufrir en el tramo final tras el tanto asturiano en la siguiente jugada. Era el adiós a la pesada losa que les había acompañado hasta entonces.

El equipo soltó lastre y los siguientes tres compromisos los resolvieron con otros tantos empates. Cada uno con sus particularidades. En La Planilla, ante el Calahorra (2-2), los vizcaínos tiraron de casta para igualar por dos veces en el marcador los tantos riojanos y sumar un muy valioso punto en un feudo en el que hasta entonces tan solo el Mirandés había podido salir victorioso.

De vuelta a Tabira, la Cultural se quedó a las puertas de volver a ganar, esta vez ante el Real Unión, al que también se enfrenta en Copa Federación. Otra historia. En un choque altamente disputado, Jurgi logró dar ventaja a los suyos en el 71'. Sin embargo, Javi Martínez igualó la contienda a cinco minutos del final, firmando las tablas. Pese a todo, era la tercera jornada consecutiva sumando, lo que parecía certificar también con resultados la mejoría del equipo. La tantas veces mencionada adaptación a la categoría estaba completada.

Una semana después, el cuadro blanquiazul afrontaba una de las salidas más complicadas. Una prueba de fuego. Tocaba visitar Lezama. Medirse al Bilbao Athletic, el equipo compuesto por «jugadores que están a un pasito de la elite», como los describía Igor Núñez en los días previos al encuentro. Pues bien. La Cultural, colista, estuvo a punto de 'dar la sorpresa' y asaltar el feudo rojiblanco. El capitán Ekaitz Molina y el '10' Ekain Zenitagoia dieron ventaja a su equipo merced a sendos tantos de penalti. Sin embargo, en el último cuarto de hora, los de Garitano, comandados por un Villalibre que acabó el choque como portero improvisado tras la expulsión de Oleaga, lograron empatar. Fue un final de encuentro totalmente abierto, en el que pudo pasar de todo. Jagoba pudo haber culminado la victoria durangarra en una postrera falta directa en la frontal del área, pero su lanzamiento, con mucha intención, no encontró el objetivo deseado.

Y ya este pasado fin de semana, llegó la segunda victoria del curso ante un rival directo como el Tudelano. El cuadro navarro arrancó con fuerza la competición, pero en las últimas jornadas había perdido fuelle, lo que motivó incluso el relevo en el banquillo. Llegaban necesitados y los locales supieron sacar provecho. Sabedores de la importancia de este encuentro, la 'Cultu' realizó un tremendo despliegue físico y de juego. Tanto es así que Igor Núñez no dudó al afirmar que habían hecho «una de las mejores primeras mitades de Liga». Y así fue. Tras un inicio abierto, el juego y el balón pasó a ser monopolio de los de Tabira. Un dominio certificado con gol de Ekain tras asistencia de Amorrortu. Una sociedad en ataque ya engrasada que promete muchas alegrías. Aunque, cómo no, ese «miedo a perder» que en ocasiones atenaza al equipo «de forma inconsciente» propició que hubiera que sufrir hasta el últimísimo minuto de encuentro, en el que Meseguer estrelló un cabezazo en el larguero. La afición de Tabira respiró aliviada.

Se había dado otro importante paso adelante. El objetivo de salir del pozo de la clasificación se convertía en algo tangible, al alcance de la mano. De hecho, podría cumplirse este próximo fin de semana. La Cultural de Durango encara otro partido ante otro rival directo por huir de la quema como es la Gimnástica de Torrelavega, que marca la zona 'tranquila', con dos puntos más que los vizcaínos. Será el domingo a partir de las 17.00 en El Malecón. Un campo del que en Durango guardan un grato recuerdo del curso pasado, cuando se impusieron por 0-3 a los cántabros en Copa. En Tabira ya trabajan para que algo similar se repita.