Rugby

'Las leonas' deberán hacer valer su estatus si quieren estar en los Juegos

Parte del equipo nacional femenino en la reciente visita de la reina Letizia. /E. P.
Parte del equipo nacional femenino en la reciente visita de la reina Letizia. / E. P.

La selección femenina de rugby 7, en la que figuran tres vascas, busca este fin de semana en Kazán un billete para las Olimpiadas

EL CORREO

'Las leonas del Seven', como popularmente se conoce a la selección española femenina de rugby 7, se juega este fin de semana en Kazán (Rusia) el pase a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en un torneo en el que deberá hacer valer su condición de quinta del pasado Mundial y segunda selección europea. Si se proclama vencedora se embolsará directamente el billete, que en principio parece estar más en las manos de la subcampeona mundial, Francia, a su vez combinado que se llevó hace apenas dos semanas la primera manga del Campeonato de Europa. La otra gran favorita es la selección anfitriona.

De no lograr este objetivo tan ambicioso el siguiente en importancia es asegurarse al menos uno de los dos billetes que dará derecho a disputar la repesca. Una segunda oportunidad para no perderse la próxima cita olímpica.

De momento en esta del fin de semana, al margen de las rusas y las galas, España parte en el grupo de tres selecciones muy igualadas que tratarán de dar la sorpresa y mantenerse vivas. En esta terna también figura Irlanda, a la que se medirán hoy las comandadas por Pedro de Matías, y Gran Bretaña, que aguardarán en unos cuartos de final de alto riesgo a las perdedoras de este duelo inicial.

Además de las irlandesas, España se enfrentará en la primera jornada a la República Checa y Rumanía, las otras dos integrantes del grupo C, quienes no deberían oponer demasiada resistencia a las españolas, conjunto en el que figuran tres vascas, Amaya y Lide Erbina, y Anne Fernández de Corres, además de la catalana afincada en Euskadi Bárbara Pla.

Apoyo de la Casa Real

El grupo A lo encabezan las francesas, muy superiores a Moldavia, Polonia e Italia; y Rusia, en el B, deberá vencer a Gran Bretaña para asegurarse la primera plaza de un grupo que completan Suecia y Alemania. Un torneo al que las españolas llegan con grandes ilusiones y con el apoyo de la Casa Real, tras la reciente visita de la reina Letizia a un entrenamiento en el Estadio Nacional Complutense de Madrid.

Este es además de un fin de semana decisivo también para el rugby masculino nacional ya que la selección dirigida por Pablo Feijoo buscan en el en Preolímpico de Colomiers, después de terminar en sexta posición en el Europeo de Moscú, su billete para Tokio, o en su defecto una plata o un bronce con los que ganarse el derecho de una segunda oportunidad en la repesca mundial del próximo año.