La bicicleta como filosofía de vida

Amaia Martioda y Zuriñe Carreño, unidas por la pasión ciclista y almas de 'She is cycling'./Jesús Andrade
Amaia Martioda y Zuriñe Carreño, unidas por la pasión ciclista y almas de 'She is cycling'. / Jesús Andrade

'She is cycling' cumple dos años de actividad como movimiento que pone a las mujeres en marcha en la práctica del ciclismo

Olga Jiménez
OLGA JIMÉNEZ

'She is cycling' es un movimiento de empoderamiento de la mujer en el mundo del ciclismo. Capitaneado por Amaia Martioda y Zuriñe Carreño ha cumplido dos años. En el recorrido, aprendizaje, capacidad de persuasión y mujeres que han decidido sumar calidad de vida sobre dos ruedas.

De la misma manera que el movimiento 'running' ha calado fuerte entre mujeres que han retomado el deporte a partir de los cuarenta, el 'cycling' es otra tendencia que sigue en aumento gracias a la creación de grupos e iniciativas que invitan a coger la bici y dejar atrás complejos y miedos. Cuando Amaia Martioda y Zuriñe Carreño decidieron unir su pasión por el ciclismo y compartirla, no se imaginaron que su proyecto supondría una tabla de salvación para muchas mujeres. Aprender, disfrutar, compartir y divertirse son pautas que forman parte del decálogo en el que se basan los valores fundamentales de esta plataforma, articulados sobre la salud y el crecimiento personal. «Quería unir la pasión que siento por el ciclismo, devolver algo a este deporte después de todo lo que me ha dado. Lo sorprendente es que hemos arrastrado a muchas mujeres que, años atrás, no se imaginaban en su versión ciclista», explica Amaia Martioda, nutricionista del centro Epicfit y ciclista de carretera desde los 9 años.

«Hemos arrastrado a muchas mujeres que, años atrás, no se imaginaban en su versión ciclista» Amaia Martioda (Nutricionista y exciclista)

Su alter ego es Zuriñe Carreño, preparadora física que viene del mundo del atletismo como velocista. «Queremos fomentar el ciclismo e inculcar nuestros conocimientos con formaciones. El entrenamiento y la nutrición aplicados a la práctica del ciclismo para mejorar la condición física. En algunas formaciones hacemos entrenamientos de fuerza y resistencia, damos las pautas de cómo alimentar ese entrenamiento para prevenir una pájara o cómo alimentarnos durante las salidas que realizamos. También hemos dado pautas de mecánica con la ayuda de Biketoki, y de biomecánica con Campagnolo, empresas que apoyan nuestro proyecto», apunta Carreño.

Desde marzo hasta julio, se abre el calendario oficial con la llegada del buen tiempo. Se programan dos salidas al mes con diferentes grados de dificultad. Las denominadas 'Pure' mantienen la esencia del movimiento y no pasan de los 40 kilómetros. Están dirigidas a principiantes. «La primera salida que hicimos este año fue a Gamarra y fue divertida. Se acercaron mujeres que nunca se había colocado unos pedales automáticos». Las marchas 'Performance', de unos 100 kilómetros, se enfocan hacia gente más experimentada que se centra en preparar el calendario cicloturista. «Hacemos solo diez salidas al año, pero entre ellas organizan alguna más. Siempre hay alguien que sale. Esto significa que se ha dejado un poso para hacer salidas o quedadas, que se juntan, conocen y salen a andar en bicicleta. Es para sentirnos orgullosas», apunta Martioda, que deja clara la filosofía del proyecto. «Es muy familiar y abierto. Todo el mundo que quiera venir, puede compartirlo. Pero dejamos claro que tiene un enfoque especial hacia la mujer. El ritmo lo ponemos nosotras, el recorrido lo ponemos nosotras y las voces van a ser de mujeres. Es cierto que en este movimiento nos estamos encontrando con muchas personas y todo aquel o aquella que quiera acompañarnos, será bienvenido».

Sin límite de edad

Adentrarse en el mundo de la bicicleta tiene ciertos inconvenientes. Para una iniciada sin apenas conocimientos, los interrogantes se multiplican. «Las bajadas es lo que más les preocupa y luego el primer momento de montarse en bicicleta, porque es una postura a la que no estamos acostumbrados. Cuando la gente comienza, su progresión en un año es más que notable. Pasan de iniciarse en salidas cortas de 20 ó 30 kilómetros a realizar La Blan, una cicloturista de 150 kilómetros que tenemos en septiembre».

«Todo el mundo es bienvenido, pero el ritmo, el recorrido y la voz los ponemos nosotras» Zuriñe Carreño (Preparadora física y exatleta)

¿El 'cycling' un fenómeno emergente entre las mujeres? Amaia lo tiene claro. «Es indudable. Por un lado, porque se está hablando de las referentes que tenemos de alto rendimiento. Las mujeres ciclistas tienen cada vez más visibilidad en los medios de comunicación y eso cala en la sociedad. La existencia de referentes profesionales despierta la ilusión en muchas».

Es un deporte sin edad ni límites, practicado por grupos heterogéneos que van desde los 20 hasta los 60 años. ¿Quién dijo miedo? El ciclismo ha despertado las ganas, la ilusión, la pasión por dar pedales, por sentir todos los beneficios que reporta andar en bicicleta. Si la atracción aún no es suficiente, nada mejor que una charla con Zuriñe y Amaia para sentir un entusiasmo contagioso. La tercera temporada de 'She is cycling' abrirá la persiana en marzo de 2020, con nuevos proyectos como «una formación de suelo pélvico» entre otras novedades.

'Ella Bikes', movimiento femenino en BTT

El primer movimiento femenino ciclista que irrumpió en las rutas alavesas llevó el nombre de 'Ella Bikes', un grupo dirigido principalmente a la bicicleta de montaña. A partir de un lema contundente y efectivo como 'Sola no mola' nació la idea de crear un grupo de mujeres dispuestas a pedalear en BTT. La gestación de esta iniciativa se remonta al otoño de 2015, durante la celebración de la marcha ciclista celebrada en San Román de Campezo. Sin embargo, no es hasta marzo del año siguiente cuando el proyecto toma verdadero cuerpo y está preparado para dar sus primeras pedaladas.

En la actualidad, 'Ella Bikes' reúne a un centenar de mujeres. Este nutrido grupo divide sus salidas en tres niveles de dificultad. El de 'Absolute Beginners' presenta recorridos asequibles, de entre 30 a 40 kilómetros y escasos de desnivel). La categoría 'Chicle' eleva un tanto en nivel de exigencia de las pruebas, con trazados que pueden llegar a 50 kilómetros y un desnivel de hasta 600m+. El más avanzado lleva el nombre de 'Akelarre', con circuitos de entre 50 a 70 kilómetros y desniveles de 1000m+.

«Siempre hemos ido de la mano, pero veíamos la necesidad de dirigirnos a la bicicleta de carretera. Es verdad que Bizikume desde ya tenía anteriormente un grupo que estaba en Pamplona, aunque ahora se están repartiendo por toda España», apunta Zuriñe Carreño.