Las mascotas de Robert Rodrigo

«Son hermanos, pero solo se parecen en lo sociables que son»

Robert Rodrigo abraza a sus dos gatos./pedro urresti
Robert Rodrigo abraza a sus dos gatos. / pedro urresti

Robert Rodrigo | Guitarrista y profesor de guitarra

Carlos Benito
CARLOS BENITO

Seguro que a Janis Joplin, la cantante estadounidense fallecida en 1970, le habría hecho gracia conocer a su tocaya gata, pero no está tan claro cuál sería la reacción de Yngwie Malmsteen ante el correspondiente homenaje: el guitarrista sueco siempre ha pecado de arrogante y desdeñoso, así que lo mismo dedicaba al pobre animal una de esas miradas que hielan la sangre. «Sí, Yngwie Malmsteen tiene fama de ser un poquito cabrón, hablando mal, pero el Yngwie gato es todo lo contrario: un bonachón que nunca ha dado ningún problema. Janis es más jefa, más 'aquí mando yo'», describe Robert Rodrigo, mientras sus dos mascotas analizan meticulosamente a las visitas. Al menos, a Yngwie el humano le produciría cierta satisfacción descubrir que su homónimo felino está acostumbrado a deambular entre guitarras y escuchar heavy: «De hecho, Yngwie toca la guitarra –anuncia el músico baracaldés, refiriéndose al gato–. Coge la primera cuerda con los dientes y la hace sonar. Lo hace más cuando no hay gente o cuando cree que no le estás mirando. Yo creo que el sonido le resulta familiar porque lo ha oído desde pequeñito».

A primera vista, Yngwie y Janis (quede claro ya que, a partir de ahora, hablamos de los animales) son muy distintos, así que Robert está acostumbrado a sorprender cuando aclara su parentesco. «Son hermanos, aunque solo se parecen en lo sociables que son. Yo quería hacerme con dos gatillos y un amigo de Arcentales tenía una camada. Eran cuatro: dos negros, uno atigrado (que es Janis) y el raro, Yngwie». ¿Por qué los eligió precisamente a ellos? «A Yngwie, porque era diferente y muy tranquilote y juguetón. ¡Ya se le notaba entonces! Y a Janis porque fue ella la que vino a hablar conmigo», se ríe. De niño, Robert estaba acostumbrado a los perros y los gatos, sobre todo durante las vacaciones en Quincoces, pero a la hora de echarse mascota optó por los segundos. «Me gustan todos los animales, pero en mi modo de vida encaja mejor un gato, porque son más independientes. Te dan un cariño diferente al de un perro: el perro depende de ti y el gato es más como tú, establece una relación de igual a igual».

Devolver la pelotita

Tanto a Janis como a Yngwie les agradan los humanos y, de hecho, una vez superado el riguroso examen inicial, el visitante se encuentra con un amigable gato tendido a cada lado. «Lo del carácter de los gatos se ha estereotipado mucho: hay alumnos que vienen aquí y se sorprenden de que se les suban encima. ¡Cada gato es un mundo!». A Yngwie, que tiene cierto ramalazo perruno, le entusiasma que le tiren bolitas de papel de aluminio para devolverlas, mientras que Janis es una apasionada del puntero láser. «Pero ella es más seria. Yngwie está siempre deseando jugar y Janis pasa muchas veces de él».

¿Ya les gusta la música? «Claro, el hard rock y el heavy, lo que han oído desde pequeños. ¡Son buenos hijos y no van a escuchar Maluma! A veces ensayo fuerte, con volumen, y se quedan dormidos tan tranquilos. Eso sí, si hago con la guitarra algún sonido nuevo, levantan la cabeza y me miran». A Robert se le ve feliz con sus gatos: «Es una de las mejores decisiones que he tomado. Te hacen compañía y estableces una conexión emocional, te entiendes con ellos. El cariño que te dan es impagable». Eso lo sabe hasta el otro Yngwie, que tuvo durante muchos años un gato llamado Fuzzy. Su nombre, por cierto, también era un homenaje, a los pedales de distorsión de Jimi Hendrix.

Robert Rodrigo

Guitarrista y profesor de guitarra.
En casa de su familia siempre hubo animales. Le dejaron especial huella Bimbo, un gato que trajo su padre de la Babcock & Wilcox, y la perra Jone, una hembra rubia de pastor alemán. «Hubo algún gato más y también Jin, un perro chiquitito».

Yngwie y Janis

Raza: son hermanos, pero Janis (d) tiene aspecto de común europeo e Yngwie recuerda a un 'ragdoll'

Edad: 9 años.

Peso: unos 6 kilos Yngwie y alrededor de 5 Janis.

Carácter: los dos son amigables, pero Yngwie es más dócil y juguetón.

Temas

Música