Vecinos denuncian la «brutal» muerte de un perro en Bilbao

Así lucía ayer el local que regenta el dueño del animal. / E. C.

La Protectora SOS Bilbao acusa a una familia de acogida de haber maltratado hasta la muerte a un animal que recogieron hace 5 meses

OLATZ HERNÁNDEZ

La muerte de 'Benito', un pequeño spaniel bretón, presuntamente a manos de su familia adoptiva, ha desatado una ola de indignación en Bilbao. Los hechos se produjeron en el domicilio del adoptante donde, según denuncia la Asociación Protectora SOS Bilbao, este «asesinó de una manera brutal» al perro y posteriormente avisó a la protectora de que el animal «ya no era un problema» y que «había recibido 'lo suyo'». La Policía se personó en el lugar, alertada por un vecino, pero nada pudieron hacer para salvar la vida de 'Benito'.

Unas veinte personas, algunas de ellas con sus mascotas, se manifestaron este lunes frente al bar que regenta el dueño del perro, que permaneció cerrado, y llenaron las ventanas con carteles de 'asesino' y ' maltratador de perros'. La Asociación APA SOS Bilbao ha convocado para las siete de la tarde de este martes una manifestación en señal de protesta en la Plaza Circular.

«Estamos consternados», reconocía este lunes la presidenta de la protectora, que el domingo tuvo conocimiento de los hechos. Este lunes presentaron una denuncia ante la Policía Municipal, que ya ha comunicado lo sucedido al juzgado. «El dueño achaca la paliza a que el perro agredió a su mujer y a su hija, algo que pensamos que es imposible», aseguró. 'Benito' fue adoptado hace cinco meses y en la protectora lo recuerdan como «un perro maravilloso que participaba en terapias asistidas con personas con autismo».

Esther Yusta fue una de las ciudadanas que salieron a protestar este lunes. «No es justo que se le haga eso a ningún animal ni a nadie», dijo indignada mientras acariciaba a 'Tina', su bulldog francesa. «Ya no podemos hacer nada por el perro, pero ojalá que se haga justicia y que el maltrato animal sea considerado como delito», reclamaron Arantza y Teresa.

La noticia se difundió rápidamente por las redes sociales, donde el dueño de 'Benito' contó lo sucedido. La indignación era tal, que al lugar se acercaron policías de paisano. «Hemos recibido la noticia con mucha rabia, lo más triste es que este será uno de los muchos casos que hay», se quejaba Arantza. Una vecina de la zona aún estaba sorprendida de lo ocurrido: «Ha sido un disgusto enorme, conozco al dueño y sigo alucinando».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos