Seguimiento total en los paros de Bilbobus

Un autobus de la línea 56 de Bilbobus esta mañana./LUIS ÁNGEL GÓMEZ
Un autobus de la línea 56 de Bilbobus esta mañana. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ

Durante hoy y mañana, los servicios sufrirán paros de cuatro horas a la mañana, de 7.30 a 11.30 horas, y, por la tarde, de 17.30 a 21.30

I. ÁLVAREZ

Año Nuevo, huelga vieja. Cientos de viajeros volverán a sufrir este miércoles y jueves el conflicto laboral que vive uno de los principales mecanismos de movilidad de la capital vizcaína. La plantilla de Bilbobus reanuda su calendario de movilizaciones y, con ello, los paros parciales. Ya se han retomado esta mañana con un seguimiento de la totalidad de los trabajadores y seguirán también mañana.

Los servicios de autobús se verán afectados lod dos días de 7.30 a 11.30 horas por la mañana y de 17.30 a 21.30 a la tarde. Se repetirán a partir del día 7 los lunes y jueves hasta el 17. Si para este día no se llega a un acuerdo con la concesionaria -la plantilla ha rechazado hasta en dos ocasiones un preacuerdo alcanzado por parte del comité de empresa-, las centrales sindicales están dispuestas a recurrir a una huelga indefinida a partir del lunes 21. Un parón que los barrios altos de Bilbao, la razón de ser de Bilbobus, padecerán con especial dureza.

Los pareos han estado acompañados por una manifestación que ha aprtido de Termibus hasta la plaza Moyua y, desde allí, hasta Elorrieta, una marcha que se repetirá esta tarde a partir de las 19.00 horas. Entre las demandas de los trabajadores están las referidas al IPC o al contrato relevo. Pero el proceso no tiene buena pinta, porque en estos momentos la posición de la empresa es «no negociar absolutamente nada», en palabras del presidente del comité de empresa y delegado de UGT, José Fernández. No sucede lo mismo con Bizkaibus, cuya plantilla ha parado varias veces en los últimos siete meses. Una inyección de 17,4 millones de euros por parte de la Diputación ha permitido poner fin a las movilizaciones.