Petronor realiza a Cuba su primer envío de coque al continente americano

Carga de coque en la terminal marítima de la que Petronor dispone en Zierbena. / E. C.
Carga de coque en la terminal marítima de la que Petronor dispone en Zierbena. / E. C.

El barco Augusta Unity, que llegará al puerto de Cienfuegos dentro de dos semanas, recogió la carga en Zierbena entre el pasado lunes y jueves

SERGIO LLAMASZIERBENA.

Por primera vez en su historia, la refinería de Petronor ha vendido coque al continente americano. Así lo dio a conocer ayer la empresa petroquímica ubicada en Muskiz, Abanto y Zierbena, que reveló que un barco granelero partió la semana pasada con una carga de este producto en dirección a Cuba. La previsión es que llegue al puerto de Cienfuegos en un par de semanas para dejar el producto.

El buque encargado del transporte es el Augusta Unity, un barco granelero con casi 23 metros de manga y 144 de eslora que recogió el coque de la terminal marítima de Petronor, en Zierbena, la pasada semana. Lo hizo del lunes 15 al jueves 18. La embarcación fue construida en el año 1999 y tiene su puerto base en Limasol (Chipre).

En Petronor señalaron ayer que la venta de coque a Cuba supone «uno de los destinos más lejanos en los que la refinería muskiztarra ha comercializado este producto». Ya en los años 2013 y 2014 se realizaron dos embarques con esta carga dirigidos a Madagascar y, casi de manera mensual zarpa un barco de Zierbena con destino Líbano que transporte coque producido en Petronor.

El año pasado la producción de coque de Petronor fue de 900.000 toneladas. Algo más de la mitad se destinaron a la exportación, mientras que el 44,5% se vendió al mercado nacional. La refinería construyó la planta de coque entre 2008 y 2011 tras realizar la mayor inversión industrial de Euskadi (más de mil millones de euros entre Repsol y Kutxabank) para garantizar su continuidad en una época en la que desaparecieron hasta 33 refinerías europeas en un plazo de nueve años.

Más de medio siglo

Petronor ha redirigido su producción para ajustarse al mercado. Su construcción hace más de medio siglo se llevó a cabo con el objetivo de suministrar fuel oil a la planta térmica de Santurtzi. Actualmente es la mayor refinería de España y produce 12 millones de toneladas de crudo al año.