Megapark inicia su primera gran reforma para renovar su imagen y blindarse ante la lluvia

Recreación del aspecto que presentará en breve el interior del centro comercial Megapark./E.C.
Recreación del aspecto que presentará en breve el interior del centro comercial Megapark. / E.C.

Los trabajos ya han arrancado en la plaza junto al 'outlet' e incluyen la creación de nuevas cubiertas en las tiendas de la zona exterior

SERGIO LLAMASBARAKALDO

El mayor parque comercial del norte de España cambiará su imagen para convertirse en un espacio más moderno, acogedor y con un paseo protegido de la lluvia en la zona de medianas donde están las grandes superficies como MediaMarkt o Leroy Merlin. El Megapark de Barakaldo ha iniciado su primera gran reforma desde su apertura en 2004, en la que invertirá un total de seis millones de euros. Los primeros trabajos ya son visibles a la entrada de la galería 'outlet', donde se reordenará la gran plaza exterior y se dará una mayor visibilidad a las tiendas.

«Nuestro principal objetivo es dotar al MegaPark de un aspecto más cosmopolita y moderno a través de materiales naturales y texturas cálidas», destacan en Neinver, gestores del centro desde 2016. De esta manera, la zona comercial dejará atrás su antiguo aspecto industrial y ganará áreas verdes, adoptará superficies más orgánicas y albergará un mobiliario de diseño para sus espacios comunes, que buscarán ser más amables con el cliente.

El proyecto supone una reforma integral que afectará a todo el parque y que en sus primeras actuaciones también se dejará notar en el exterior de las grandes superficies. Allí está prevista la instalación de nuevas marquesinas entre las tiendas, a modo de viseras sujetas a las fachadas. Estas crearán un paseo resguardado de la lluvia en todo el recorrido, del que hasta ahora carecían, desde las instalaciones de Decathlon hasta las de Norauto.

Contexto

6 millones de euros
costarán las reformas, que se acometerán en dos fases. La primera, en la zona 'outlet' y de medianas, finalizará en noviembre.
Extensión
Megapark ocupa un área de 128.000 metros cuadrados repartidos entre una galería 'outlet', una zona de hostelería, una gasolinera y grandes superficies que acogen nombres como MediaMarkt, Decathlon o Mercadona.
Visitantes
El año pasado recibió más de 15 millones de visitas, según Neinver, firma que lo gestiona. Desde su llegada en 2016 señalan un incremento del 10% en la ocupación comercial así como del 23% en las ventas.
Compra reciente
Lar España adquirió la superficie mayoritaria de Megapark (64.000 metros cuadrados, incluido el 'outlet' y 14 pabellones) en 2015 por 170 millones de euros. A finales del año pasado, compró la zona de ocio por otros 8,7 millones.

En esta zona de medianas donde se encuentran los comercios de mayor tamaño como Forum o Kiabi, algunos locales ya han realizado cambios para dar más amplitud a sus escaparates, optando por frontales acristalados que otorgan al conjunto un aspecto de calle comercial. «Es una ubicación estratégica para las marcas y por eso apuestan por incorporar reformas en sus propias tiendas», señala la gerente, Estíbaliz Amilibia.

Entre las firmas que han acometido obras recientemente destacan Conforama, que ha ampliado su local en más de mil metros cuadrados y ahora alcanza los 6.200, o la cadena de muebles de cocina Eggo Kitchen, que en mayo inauguró aquí su quinto local en España.

Fotomontaje de la zona de medianas que alberga las grandes superficies, como Leroy Merlin o MediaMarkt.
Fotomontaje de la zona de medianas que alberga las grandes superficies, como Leroy Merlin o MediaMarkt.

Paneles colgantes

En la zona comercial cubierta los cambios serán más notables. Allí se renovarán las fachadas de las tiendas y las actuales áreas de estancia; además, los espacios comunes serán sustituidos por otros nuevos, con mobiliario de diseño. Las actuales farolas de pie en el espacio cubierto darán paso a una iluminación suspendida. De hecho, el aspecto del techo cambiará completamente gracias a una estructura de paneles colgantes de tela que otorgarán una sensación más recogida y menos vertical a la galería.

Sobre la entrada a las tiendas 'outlet', unos rótulos luminosos otorgarán mayor visibilidad a las marcas. También se ha iniciado ya la renovación de la marquesina continua que traza un paseo protegido de la lluvia hasta el Mercadona. Con la reforma ya será posible recorrer toda esta zona exterior a salvo del agua, incluyendo locales que hasta ahora quedaban desprotegidos, como la tienda de Mango.

Vista aérea de la futura plaza que da continuidad al 'outlet', donde se instalarán juegos infantiles.
Vista aérea de la futura plaza que da continuidad al 'outlet', donde se instalarán juegos infantiles.

Uno de los cambios más visibles será la ampliación de las áreas verdes próximas al supermercado de Mercadona, que tras las obras alcanzarán los 1.600 metros cuadrados e introducirán plantas y vegetación autóctona. Este aspecto más orgánico se dejará notar desde la entrada, con la mejora de los accesos peatonales al parque, en los que ya se han comenzado a instalar paneles de madera y materiales naturales. Por último, se creará una nueva área de juegos infantiles adaptada a distintas edades.

Aunque los trabajos también están pensados para mejorar la eficiencia energética a través de elementos como sensores de presencia o luces led y minimizar las inclemencias del tiempo, Megapark no renunciará a su carácter semi-descubierto. «Es una de las señas de identidad del parque y algo realmente diferenciador en Bizkaia», remarca la gerente.

Las claves

Espacios abiertos
Las zonas verdes crecerán hasta llegar a los 1.600 metros cuadrados con plantas autóctonas.
Menos vertical
Una nueva iluminación y unos bastidores colgarán del techo en la galería para hacerla más acogedora.

Finales de año

Esta primera fase de los trabajos centrada en la zona comercial se prolongará hasta finales de año. Para el desarrollo de la nueva imagen se ha contado con el estudio de arquitectura Broadway Malyan, que ya ha colaborado en el pasado con los gestores, Neinver, y con la actual firma propietaria del parque, Lar España, una socimi (sociedad cotizada de inversión en el mercado inmobiliario) que cuenta con 25 activos inmobiliarios por valor de más de 1.500 millones de euros. De estos, 1.148 millones corresponden a centros comerciales repartidos por toda España.

Las obras seguirán en la zona de ocio, para unificarla con el resto del parque

Tras la reforma en la zona comercial y en las estancias comunes le llegará el turno al entorno de los cines Yelmo y los locales de hostelería. El espacio, que cuenta con sus propios accesos aunque está unido a la galería 'outlet', abarca 17.000 metros cuadrados y 33 locales. Allí los trabajos irán enfocados a conseguir una imagen que se alinee con el resto de las instalaciones, ya que hasta el año pasado pertenecía a otros propietarios.«Quizá en esta parte el cambio será más visible ya que se percibirá, entre otros aspectos, en las fachadas exteriores e interiores de la galería, tras más de diez años sin acometer ninguna mejora en sus instalaciones», anuncian los actuales gestores.La zona de ocio ha llevado una historia independiente al resto del Megapark, en sus inicios muy marcada por el Rockstar Live. La sala de fiestas tenía un aforo para más de 2.000 personas y por ella llegaron a pasar grupos como Motörhead, Rosendo o M-Clan. El coste del alquiler y la caída en las consumiciones llevó a su cierre en 2013.

Anteriores propietarios

Hasta su reciente adquisición por Lar España, Megapark ocio vivió una tensa relación con el Ayuntamiento de Barakaldo. En mayo de 2013, el Consistorio puso un embargo sobre los alquileres a sus anteriores dueños, Arcona Ibérica, la misma empresa que construyó el Megapark. Esta entró en concurso voluntario de acreedores al año siguiente.Arcona Ibérica llevó a la institución local a los tribunales por no devolverle los avales depositados durante la construcción, 2,1 millones de euros que el Ayuntamiento retenía para hacer frente al coste de una expropiación realizada durante la construcción del centro comercial. La venta de esta superficie liberó al Consistorio del posible pago subsidiario de la condena por expropiación: 7,5 millones de euros.

 

Fotos

Vídeos