Farolín y Zarambolas se preparan para «liarla en los carnavales» de Bilbao

Miren de Miguel, Itziar Urtasun, Xabi Aburruzaga e Iñigo Fernández de Martikorena posan con el cartel de los carnavales/B.U.
Miren de Miguel, Itziar Urtasun, Xabi Aburruzaga e Iñigo Fernández de Martikorena posan con el cartel de los carnavales / B.U.

El trikitilari Xabi Aburruzaga y la soprano Miren de Miguel encarnan a los dos personajes, que serán juzgados el viernes en la Plaza Nueva

Julio Arrieta
JULIO ARRIETA

El trikitilari Xabier Aburruzaga y la soprano y actriz Miren de Miguel encarnan este año a Farolín y Zarambolas, que serán juzgados, condenados y sometidos a escarnio este viernes. Ambos encaran su destino con ganas y con intención «de liarla», como ha asegurado Zarambolas. «Vamos a prender fuego también Bilbao en carnavales, pero con otro tipo de incendio, el festivo», ha dicho Itziar Urtasun, que ha arrancado así la presentación oficial de los dos iconos más representativos de los carnavales bilbaínos, aprovechado como pie la rueda de prensa precedente, que estaba dedicada a los consejos sobre cómo actuar en casa si se desencadena un fuego.

Los programas de los carnavales

La concejal de Fiestas ha presentado a los dos personajes con Iñigo Fernández de Martikorena, de Bilboko Konpartsak, y representantes de la Comisión Mixta de Fiestas, encargada de designarlos. Como han explicado, Aburruzaga y de Miguel acumulan cualidades de sobra para ser dignos de sus respectivos papeles. «Encarnar a Farolín y Zarambolas es un honor que me consta que lleváis a gala», les ha dicho Urtasun.

«Farolín suele ser un bilbaíno o bilbaína», no necesariamente nativo de la villa, «que se distingue notablemente en su actividad profesional», con la particularidad de «alardear de su condición botxera». Su lema es 'semper plus ultra', ('siempre más allá'). Xabi Aburruzaga «reúne todas las condiciones para ser Farolín». Con su triki suele animar el txupin de Aste Nagusia, como también ha destacado Fernández de Martikorena, y ha desarrollado una sólida discografía, a partir de su primer disco en 1999. «Ha ganado múltiples premios y ha llevado la cultura vasca a diferentes rincones del mundo».

El personaje de Zarambolas «es un pancho, en este caso una pancha, y un «adalid del buen vivir». Su modo de vida se sintetiza en la locución latina 'carpe diem', 'toma el día' o, de forma menos literal pero más ajustada a su sentido, 'aprovecha el tiempo'. Miren de Miguel lo ha hecho a fondo, como ha afirmado Urtasun y ha confirmado la aludida. «Me encanta la definición que se hace ella misma», ha comentado la concejal: «Soy soprano en cuerpo y alma, cabaretera de nacimiento, autora por necesidad visceral, periodista por culpa de la UPV/EHU y comunicadora y responsable de contenidos de social media marketing».

Escarnio público

El juicio de Farolín y Zarambolas «es uno de los actos principales de nuestros carnavales», que este año presentan un programa con más de 50 actividades, ha recordado Urtasun. Se celebrará el viernes, 1 de marzo, a partir de las 19.30 en la Plaza Nueva. «Y tras el juicio, a las 20.30 será el escarnio público de los dos», espectáculo que irá acompañado de las tradicionales coplillas de carnaval. «Que hay que aprenderse para cantarlas», ha invitado De Miguel, o Zarambolas.

Aburruzaga ha asegurado que «es un honor compartir esta experiencia con Miren, esta gran artista y gran mujer, que me va a dar un poco de chispa, porque sin la triki estoy un poco desnudo». Aunque ha dejado caer que su instrumento no va a andar lejos y habrá alguna sorpresa musical, inevitable cuando se junta a dos músicos. «Vamos a hacer una pareja divertida», ha avanzado.

Como bilbotarra por todos los lados», Miren de Miguel ha bromeado con que ser Zarambolas es casi tan importante para ella como «cantar en La Scala de Milán. Soy cabaretera y representar a Bilbao en unos carnavales... si Lady Gaga estaba contenta en los Oscar yo lo estoy más ahora», ha asegurado. Ambos invitaron a la gente a que «venga a los carnavales de Bilbao, que se disfrace, porque esta fiesta es para liarla, hacer lo que uno le dé la gana y disfrutar».