Golpea a su expareja, la tira de la silla de ruedas e intenta robarle el móvil en Bilbao La Vieja

Protesta feminista en Bilbao./Luis Ángel Gómez
Protesta feminista en Bilbao. / Luis Ángel Gómez

La Ertzaintza le detuvo el martes junto a otro varón del mismo barrio que también agredió a su exmujer con un hierro

josé dominguez
JOSÉ DOMINGUEZ

La lacra del maltrato se cebó el martes con Bilbao La Vieja. Una jornada para olvidar que se complicó con dos arrestos en el corazón del barrio tras una investigación a cargo de la Ertzaintza por un presunto delito de extorsión y robo con violencia. Las dos mujeres tuvieron que ser atendidas en centros hospitalarios de las lesiones sufridas a manos de sus exparejas, aunque el caso más sangrante fue el de la víctima que, además de golpeada, acabó arrastrada por el suelo tras tirarla su atacante de la silla de ruedas en la que estaba confinada debido a una lesión previa. Por si fuera poco, el hombre le intentó arrebatar el móvil y darse a la fuga.

Los agentes fueron alertados por teléfono en torno a las nueve de la noche por un vecino. Este solicitó ayuda mientras aseguraba, aterrado, que estaba presenciando la agresión a una mujer en silla de ruedas. Según les explicó, el sujeto –posteriormente comprobaron que se trataba de su excompañero sentimental– la había empezado a golpear por causas que se investigan y no dejó de hacerlo hasta tirarla al suelo. En el ataque, además, el varón habría intentado arrebatar el móvil a la víctima.

La patrulla llegó a tiempo de arrestar al presunto autor, de 44 años, en el lugar de los hechos. Al ver el estado en que se encontraba la víctima, los agentes solicitaron la presencia de una ambulancia, que la trasladó a un centro sanitario para ser atendidas de varias contusiones y erosiones por todo el cuerpo.

Apenas seis horas antes, la Policía autonómica ya había tenido que acudir a una calle cercana, la de San Francisco, por otro caso similar. En este caso, el ataque se produjo en el interior de una vivienda, y el agresor, un varón de 48 años, habría forcejeado y golpeado a su exmujer, a la que al parecer agredió con una vara metálica que los agentes incautaron como prueba. Ambos detenidos fueron puestos ayer a disposición judicial.

Chantaje con la familia

Bilbao La Vieja ya había sido esa misma mañana escenario de otro arresto doble, en este caso el de dos hombres de 30 y 35 años por los presuntos delitos de extorsión y robo con violencia a otras tantas personas. La Ertzaintza concluía así una investigación que había echado a rodar un mes antes. Una de las víctimas relató que residía en Bilbao gracias a que un conocido le encontró trabajo. Este individuo, sin embargo, no tardó mucho en pedirle dinero a cambio del favor y a chantajearle con que, si no se lo daba, le golpearía a él o a algún miembro de su familia.

El amenazado no estaba dispuesto a someterse a las coacciones, pero el pasado 23 de mayo, cuando paseaba con un amigo por el barrio de Irala, se encontró de frente con el extorsionador, que le atacó propinándole un cabezazo. La persona que le acompañaba intentó mediar para que dejara de golpearle y el agresor le respondió que entonces pagara él «la deuda» de su amigo. Este hombre tiene un negocio y esa misma noche, cuando acababa de bajar la persiana, fue asaltado por esta persona y otro cómplice, a la postre los dos detenidos el martes, que le pegaron e inmovilizaron antes de robarle la recaudación –en torno a mil euros– y darse a la fuga.