Farruquito: "En Japón me han negado la entrada de por vida por la condena"

Farruquito en el Chester./
Farruquito en el Chester.

El bailaor revive en el Chester de Pepa Bueno el atropello mortal que protagonizó en 2003

XABIER GARATE

Farruquito se confesó en el Chester ante Pepa Bueno en Cuatro. El bailaor sevillano de 33 años revivió su célebre incidente, que se saldó con un peatón muerto cuando Farruquito se saltó un semáforo en rojo el 30 de septiembre de 2003.

"Yo me he perdonado a mí mismo, y Dios también lo ha hecho", aseguró Farruquito al ser cuestionado por Pepa Bueno. "Algún día contaré cómo viví yo todo aquello, que no es exáctamente como la gente pueda pensar, pero aún no estoy preparado", afirmó el bailaor flamenco.

Farruquito siente que ha pagado su deuda con la sociedad: "y la sigo pagando cada día, es algo que siempre está ahí". Sin embargo afirmó que mira todos los días hacia delante: "hay que seguir caminando, por instinto de superviviencia, no quito gravedad a lo que ocurrió, pero mi vida no es solamente aquello; he pagado y con intereses".

Farruquito atropelló mortalmente aquel día a Bejamín Olalla tras saltarse un semáforo y cuando circulaba a 80 kilómetros por hora, adelantando por el carril contrario a los vehículos que se hallaban parados, sin permiso de conducir y dándose a la fuga a continuación. "Aquello fue un accidente, por eso no me culpo, pero todas las circunstancias posteriores,.. yo no sabía cómo hacerlo, pero el hecho terrible, fue un accidente".

En 2007 fue condenado a tres años de cárcel por homicidio imprudente y omisión del deber del socorro. Desde que salió de prisión en 2010 las apariciones de Farruquito en los medios han sido escasas. "Lógicamente cuando me piden dar una entrevista la condición es preguntarme por todo aquello", afirmó Farruquito en el programa de Cuatro. Sobre la familia de su víctima aseguró que trató de ponerse en contacto pero "no quisieron, y lo entiendo perfectamente".

Farruquito tiene prohibido entrar en Japón

Ante las cámaras de Chester, Farruquito habló tanto de su paso por prisión como de su carrera: "aquello fue un triste capítulo, pero mi vida tiene muchos más capítulos". El bailarín lamentó no sólo la muerte del peatón, sino cómo aquello ha afectado a su carrera. "En Japón por ejemplo me han prohibido entrar de por vida, y es un lugar donde tenía un público muy fiel".

"Mi deseo es que la gente me conozca, más que yo explicarme, quiero que vean qué soy, que recibí en mi casa una educación muy sana", confesó Farruquito a Pepa Bueno. "¿Tu caso fue ejemplarizante?" preguntó la periodista. "Completamente, España entera me juzgó, fui el primer personaje conocido al que le pasó".

Farruquito tuvo tiempo durante la entrevista en el Chester de repasar su vida familiar y profesional. Hace unos días amplió su familia con dos mellizas, que se suman a su hijo de tres años que pudo verse en un vídeo cómo imitaba los bailes de su padre. El bailaor fue interrogado sobre la cultura gitana y el machismo. "Yo no lo soy, colaboro con mi mujer siempre", confesó. "La cultura gitana no es machista, lo son algunos hombres independientemente de su cultura; entre los gitanos hay menos maltrato a las mujeres", añadió.

 

Fotos

Vídeos