Telefónica completa la compra de Digital+ al lograr el 22% de Mediaset por 335 millones

El coste de la operación, que pasa ahora a manos de los reguladores -español y europeo-, se aproxima a los 1.100 millones incluyendo la parte de Prisa

JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

Telefónica completó este viernes la compra de la totalidad de Digital+, tras pactar con el grupo Mediaset (dueño de Telecinco y Cuatro, entre otros canales) hacerse con su 22% por 335 millones de euros. En dicha suma, según informaron ambas empresas a última hora de la tarde a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), se incluyen 10 millones que recibirá si finalmente la operadora que preside César Alierta se hace con el 56% de la sociedad que controla Prisa, cuestión que ya se cerró a principios de junio sólo pendiente de cerrar algunos flecos.

Asimismo, figuran otros 30 millones como contraprestación a la voluntaria renuncia de Mediaset España al derecho de adquisición preferente precisamente de la parte vendida por Prisa. La suma final, no obstante, podría ser incluso mayor si se cumplen otras condiciones. Así, se añadirá hasta un importe máximo de 30 millones más en función de las altas netas de clientes de televisión de pago que se produzcan, durante los cuatro años siguientes a la firma del acuerdo, tanto en Digital+ (DTS) como en la plataforma de pago que ya tenía Telefónica, conocida como Movistar Tv.

La alianza entre ambas compañía llega más lejos, pues han suscrito un acuerdo para que Mediaset pueda convertirse en socio preferencial de Telefónica como proveedor y productor de contenidos en el mercado español de la televisión de pago. Al tiempo, la primera va a analizar distintas alternativas para recomprar un paquete estimable de acciones propias con el objetivo, a medio plazo, de elevar el precio de los títulos y recompensar así a sus inversores por el impacto que supuso en su día la adquisición del 22% de Digital+.

Dado que con el grupo Prisa se pactó pagar 750 millones por su parte (56%), se estima que el coste final de la operación se aproximará a los 1.100 millones. La conocida plataforma digital de televisión de pago tiene 1,6 millones de abonados e, ingresó 1.166 millones de euros en 2013, aunque su resultado bruto de explotación (ebitda) fue de 28 millones. Precisamente para preservar su inversión ante las posibles condiciones que le puedan imponer los reguladores (europeo y español) para dar luz verde a la adquisición, se ha cubierto las espaldas con varias cláusulas.

Si ante el cuasi monopolio que alcanzará en la televisión de pago -tendrá más del 80% de los ingresos y más de dos tercios del mercado, con 2,3 millones de clientes-, ambas instituciones fijan limitaciones que le resulten «inasumibles», Telefónica podría llegar a anular la operación con Prisa pagando, a cambio, una indemnización próxima de 58 millones. Sus dos principales competidores, Vodafone que ha adquirido Ono- y Orange, siguen muy de cerca la operación por entender que está en riesgo la existencia de una competencia efectiva.