¿Por dónde correr en Vitoria? Siete adictos a las carreras comparten sus rutas

Vitoria y sus zonas verdes son un fantástico escenario para correr. /
Vitoria y sus zonas verdes son un fantástico escenario para correr.

Preguntamos a corredores habituales cuáles son sus tiradas favoritas: Desde recorridos de 5 kilómetros para aquellos que se inician a otros aptos para quienes preparan un maratón

SERGIO CARRACEDO

Para correr en Vitoria sólo hacen falta dos cosas: unas zapatillas y ganas de hacerlo, porque todo lo demás lo pone ella sola. Es una ciudad tan apropiada para la práctica atlética que son cientos, seguramente miles, los vitorianos que se lanzan a la carrera de forma habitual para mantenerse en forma y hacer deporte. El parque del Prado parece el epicentro de la práctica korrikolari en la ciudad, pero hay muchas más alternativas. Para quienes tengan interés en lanzarse al 'running' o deseen cambiar de ruta, hemos preguntado a siete habituales para que compartan en elcorreo.com sus rutas favoritas.

El resultado ha sido el que sigue. Recorridos cortos y largos, llanos y con fuertes pendientes, desde 5,5 a 25 kilómetros, con los que se pretende abarcar desde aquellos que ya se ven con fuerzas para explorar nuevas rutas hasta los que preparan pruebas de máximo esfuerzo, como una maratón.

Corredores experimentados como Lourdes Gómez de Segura o Víctor Perdiz; un cocinero como Asier Urbina y periodistas como Iera Agote e Iñaki Casas nos presentan sus recorridos favoritos para los entrenamientos. A sus propuestas se unen sus consejos, los puntos más duros, los más espectaculares de la ruta o las fuentes que hay en el itinerario. Información útil de cara a calzarse las zapatillas y ponerse en marcha.

Iera Agote. Desde el Prado a Armentia (7 km.)

Iera Agote, nuestra compañera en elcorreo.com, es periodista. Su relación con el mundo de las mallas, las zapatillas ligeras y "el flato" comenzó hace "unos seis años", aunque reconoce que no se considera atleta. "Ni siquiera una runner", dice, pero admite que disfruta corriendo. "Mi deporte siempre fue la natación; nadé en un club hasta que a los 15 años decidí dejarlo, y en la piscina se quedó también mi relación con los deportes. Hasta hace algo más de seis años. Mi madre me habló de una carrera contra el cáncer de mama y de una distancia de 5 kilómetros. Para mí fue todo un reto. La queríamos correr y acabarla dignamente".

"Cerca de casa tengo el parque del Prado, así que empecé por ahí. Los primeros días daba un par de vueltas y muerta en vida me iba a casa. Los días pasaban y ya hacia tres vueltas, más tarde ya podía completar esas tres vueltas charlando con mi madre, que es con quien voy a correr. Y así hasta que un día pensamos que sería más divertido realizar pequeños recorridos y decidimos salir del parque.

Ahora, nuestra ruta particular de casi 7 kilómetros es perfecta para lo que nosotras queremos: hacer un poco de deporte y disfrutar. No salimos a correr a diario, incluso hay semanas que por la razón que sea no salimos ningún día, pero intentamos no perder la costumbre y calzarnos las zapatillas siempre que podemos.

La ruta es la siguiente: comenzamos en el Parque del Prado, en el puente de la calle Castilla y cogemos Portal de Lasarte hasta llegar a la rotonda que hay antes de la Ikastola Olabide. Es una recta que puede parecer larga, pero no es dura, tranquilamente se llega bien aunque sea una subida. Una vez en la rotonda seguimos el bidegorri que nos lleva hacia la derecha, por la calle Malizhaeza hasta el final. Tomando el camino de la izquierda nos vamos a adentrar en el parque de Armentia. Por el parque apenas recorremos 200 metros. Al salir del parque hay una fuente en la que podemos beber agua. Si aguantamos un poquito más corriendo y continuamos el camino siguiendo el bidegorri, llegamos al Paseo del Peregrino, donde hay otra fuente. Tomamos el paseo hasta llegar al Santo. Bajamos por la Avenida de San Prudencio hasta llegar al hotel Jardines de Uleta donde giraremos a la derecha tomando la calle Maite Zuñiga hasta llegar al parking de Mendizabala. Ya en el aparcamiento volveremos por Portal de Lasarte hasta el punto de inicio.

Es un recorrido fácil, en el que comenzamos la subida es poquito a poco y la bajada también es paulatina. El recorrido también se puede hacer al revés, subir por Maite Zuñiga y bajar por Portal de Lasarte, o incluso alargarlo metiéndonos un poquito más de tiempo por el bosque de Armentia. Posibilidades hay tantas como ganas de correr tenga uno".

Lourdes Gómez de Segura. Un entrenamiento desde Mendizorroza a Olárizu (10 km.)

Lourdes Gómez de Segura donde realmente disfruta es su función de entrenadora de niños y de adultos en el Club La Blanca. Compagina su pasión con otros trabajos de diversa índole y concilia todo con la vida familiar. Correr, entrenar, trabajar y sus dos hijas hacen de su vida "un sin parar".

En sus entrenamientos individuales o con sus grupos realiza numerosas rutas en función del nivel del grupo, de la intensidad o del tiempo de la sesión. La Vía Verde del Vasco Navarro, los senderos de los Montes de Vitoria o el parque de Zabalgana son algunas de sus salidas habituales, aunque para elcorreo.com ha destacado otra. Se trata de un recorrido de unos 10 kilómetros con salida y llegada en Mendizorroza.

Los primeros metros son en dirección a Mendizabala donde toma la calle Maite Zúñiga, Zumabide e Iturritxu hasta San Ignacio donde la carrera gira hacia Olárizu. Tras dejar atrás las campas y la casa de la Dehesa se dirige hacia Gardelegui y Lasarte para volver al punto de salida por Portal de Lasarte.

Gómez de Segura destaca que un aspecto positivo de esta ruta es que se puede acortar o alargar en función del estado de forma. Una variante que sugiere es continuar por Esmaltaciones a Olarambe para tomar la Vía Verde del Vasco Navarro hasta Estíbaliz que permite cambiar el asfalto urbano por las pistas de parcelaria.

Javier Barrio. Ruta por Armentia hasta el Castillo de Esquivel (12 km.)

Javier Barrio, del club La Blanca, propone un recorrido por los caminos, pistas y senderos de Armentia. La propuesta con salida y llegada en Mendizorroza, incluye tramos sobre asfalto y presenta importantes desniveles.

Salida y llegada: Mendizorroza.

El itinerario propuesto es salir de Mendizorroza, pasar por Armentia y los Caseríos de Eskibel para ascender al Castillo y volver a Mendizorroza, lo que completa una distancia de total de 12 kilómetros. Este circuito "es valido tanto para rodar un día normal como dentro de la preparación de una media, de un maratón o cuando se hace trail". Se trata de un circuito ascendente "con unos 270 metros de desnivel positivo", que discurre inicialmente por el Paseo de Cervantes hasta Armentia, por asfalto, hasta la entrada al bosque de Armentia.

Un "suave ascenso nos lleva hasta el cruce del camino de Berrosteguieta para seguir por pista hasta los caseríos de Eskibel. En este punto cojo el sendero pedregoso de la derecha que tras una fuerte pendiente llega hasta el Castillo de Eskibel. Rodearemos la construcción para coger el sendero que baja por el bosque, de nuevo, a los caseríos y desde allí volver por la misma ruta hasta Mendizorroza. El recorrido se puede realizar incluso en malas condiciones de lluvia con zapatillas de rodaje", indica Javier Barrio.

Carlos Motoso. Entrenamiento por Zabalgana y el parque del Zadorra (14 km.)

Carlos Motoso, ingeniero informático, ha practicado otros deportes, pero lleva años "disfrutando" del running. Es un habitual de las competiciones de fondo que se celebran en el calendario vasco. En la preparación de las diversas pruebas en las que participa realiza diferentes recorridos. El que propone es un entrenamiento por las pistas del Anillo Verde y por el asfalto de las carreteras locales de Gobeo, Lopidana y Yurre.

Salida y llegada: Zabalgana.

Ruta: Zabalgana - Gobeo - Lopidana- Yurre - Parque del Zadorra y vuelta a Zabalgana.

Motoso sugiere esta ruta de unos 14 kilómetros con un nivel de dificultad "bajo" ya que se trata de un itinerario "prácticamente llano". Parte del parque de Salinillas de Buradón, en Zabalgana y comienza "subiendo la primera cuestecita del recorrido en dirección al Parque de Zabalgana. No hay pérdida tomando como referencia la sierra de Badaia. El mismo camino cruza el Bulevar de Mariturri, donde comienza el parque de Zabalgana. Tras un kilómetro por un camino de grava llegamos a la rotonda de Mercedes por donde el Anillo Verde continua paralelo a la carretera de Jundiz".

"Sin dejar el Anillo Verde la ruta sigue en dirección a Gobeo para pasar por los parques de Mercedes y de Crispijana. En este punto nos cruzamos de frente con el río Zadorra, siguiendo su sendero por el Parque de los Huetos, llegamos a Gobeo donde tenemos la opción de seguir por el Anillo Verde hacía Abetxuko o ir por carretera a Lopidana y a Yurre para volver al anillo por el parque del Zadorra". Carlos Motoso prefiere la vuelta por carretera "porque es propicia para darle cera".

Aunque la propuesta va por la carretera, "las vistas son chulísimas. De frente el Gorbea, a la izquierda la Sierra de Badaia y más a la derecha el Amboto. Es un recorrido muy relajante pero en el que se puede dar zapatilla si queremos. De Lopidana seguimos hacía Yurre y de ahí entramos en el parque del Zadorra para volver a donde hemos empezado. Los que quieran hacer mas kilómetros lo tienen muy fácil porque pueden seguir hacía Abetxuko y de ahí empalmar con Salburua, pero eso es otra historia", indica Motoso.

En la vuelta, antes de llegar a Gobeo "con el río Zadorra muy cerca de nosotros, pasamos por el interesante yacimiento arqueológico del poblado de Atxa. Desde Gobeo regresamos por donde hemos venido hasta el parque de Zabalgana donde hacemos una variante por otro de los caminos que nos llevarán otra vez al Bulevar de Mariturri y de ahí al Parque de Salinillas de Buradón, nuestro punto de partida".

Este ingeniero informático apunta que "lo más importante es que el objetivo principal sea la diversión. El resto llegará solo porque correr fortalece los músculos, anima el espíritu y da fuerzas para enfrentarse a las rutinas diarias. Un buen par de zapatillas, unas mallas y ganas de pasar un buen rato, sólo o en compañía, es suficiente para correr. El resto lo irás descubriendo mientras haces kilómetros y disfrutas del circuito", recomienda.

Además, destaca de esta ruta que es bastante llana y que le gusta porque "se puede ir rápido y a la vez disfrutar del recorrido porque tiene unas vistas impresionantes. También hay mucho cambio de paisajes y de terreno lo que hace la ruta atractiva. Pasas por bosques, parques, ríos, pueblos, carreteras con apenas coches e incluso por un yacimiento arqueológico".

Iñaki Casas. Un recorrido "entretenido" por el sur de Vitoria (15 km.)

Iñaki Casas es periodista y corredor habitual. Asiduo a las carreras de fondo, este devoto del running propone un itinerario de unos 15 kilómetros de terreno mixto, con predominio de pista sobre asfalto y de subidas y bajadas.

La primera mitad de la ruta propuesta es de ascenso mientras que la segunda es de descenso. Recorrido "ideal para trabajo de fondo, cuádriceps y tobillos, fundamentalmente", explica. "Combina paisaje urbano con el fenomenal verde que rodea toda nuestra capital", matiza Iñaki Casas.

Salida y llegada: Facultad de Farmacia (Avda. de las Universidades).

Por la calle Heraclio Fournier el itinerario llega hasta la rotonda de Esmaltaciones para girar hacia Iturritxu y Zumabide. A la altura de un área de juegos infantil, de reciente construcción y situado a la izquierda de la marcha, hay que cruzar la calle y transitar 100 metros por la Calle Félix Petite hasta encontrar a la izquierda una pista "jalonada por plantaciones de cereal a ambos lados".

En algo más de un kilómetro llegas a Lasarte, donde hay que "tomar una pista a la izquierda en dirección a Berrosteguieta". En este pueblo hay una fuente, a mitad de la ruta de entrenamiento (km. 6-7, aproximadamente). El itinerario cruza el pueblo en dirección al bosque de Armentia hasta llegar al primer cruce de tres direcciones. Tomar la primera salida a la izquierda que conduce en subida hasta Eskibel. Desde Eskibel coger el camino del bosque hasta la Basílica de Armentia y tras pasar junto al Santo, bajar hasta el Prado por Paseo de Cervantes y Fray Francisco para finalizar, de nuevo, en Facultad de Farmacia".

Casas indica que los 15 kilómetros de esta ruta es "una distancia que me gusta mucho. El paisaje es muy ameno y el trazado es asequible. De hecho, cuando comencé a correr lo entrené en muchas ocasiones de cara a realizar la Behobia-San Sebastián".

Víctor Perdiz, una ruta por los Montes de Vitoria (15,5 km.), para iniciarse en las carreras de montaña

Víctor Perdiz es un experimentado corredor y uno de los integrantes del activo colectivo 42195.es. Desde la asociación a la que pertenece, propone un recorrido por los caminos y pistas de los Montes de Vitoria con exigentes desniveles.

Salida y llegada: Armentia.

El itinerario sería Armentia-San Kilitz-Zaldiaran-Eskibel-Armentia. "Un poco de monte cerca de la ciudad" en una ruta cuya distancia es de unos 15 kilómetros, "perfecta para iniciarse en las carreras de montaña", señala Perdiz.

Se trata de "un recorrido muy bonito y con algunos desniveles no muy largos que permiten disfrutar a quienes la hagan de sus primeros kilómetros por el monte. Es ideal para quien quiera iniciarse en el mundillo del Trail Running".

"Este entrenamiento es uno que suelo hacer. Me gusta hacerlo especialmente al amanecer para disfrutar de los primeros rayos de sol y de las bonitas vistas que ofrece el recorrido. Con un poco de suerte es posible, incluso, ver algún ciervo en las laderas de Zaldiaran. Otro momento que su encanto es el atardecer. Ideal para desconectar totalmente después de una jornada laboral", recomienda Víctor Perdiz.

Este recorrido se realiza con motivo de la carrera Races Trail Running Vitoria y que la edición de este año se celebra el 22 de junio, por lo que es "ideal para preparar esta prueba", finaliza.

Asier Urbina. 25 kilómetros por el Anillo Verde de Vitoria

Asier Urbina, cocinero, ha llegado al mundo de las carreras pedestres hace bien poco, pero su tesón le ha permitido prepararse y realizar su primera maratón en menos de un año. Mientras prepara un nuevo reto al que enfrentarse propone a los usuarios de elcorreo.com un itinerario de unos 25 kilómetros por el Anillo Verde vitoriano, con predominio de pista, algo de sendero y asfalto, con partes llanas, subidas y bajadas.

Salida y llegada: Aranbizkarra (Pz. Benito Pérez Galdós)

La ruta empieza en Aranbizkarra y baja hacia Salburua para dar la vuelta larga a los humedales, la que bordea el cercado de los los ciervos. "Esta es la parte que más me gusta, sin duda alguna, mi rincón, mi retiro espiritual, no sé que sería de mi sin este refugio de la ciudad", confiesa Urbina.

De los Astrónomos a las termas de Arkaia (5,5 km)

el mío

Quien firma este artículo también le da a esto de las carreras y este itinerario es ideal para iniciarse. Comienza en el parque de Los Astrónomos en Santa Lucía, discurre por Salburua y llega al pueblo de Arkaia por un tramo de reciente apertura del Camino de Santiago alavés que atraviesa el Alto de Las Neveras. Los aspectos positivos del recorrido es que transita por una zona de poco tráfico, poca contaminación y buena parte discurre por una pista de parcelaria, más blanda para correr que el asfalto de las aceras. Además, pasa sobre los ríos Errekaleor y Santo Tomás y después de pasar el Alto de las Neveras dejas atrás los bloques de viviendas de Vitoria y el ajetreo de la ciudad para adentrarse en el reposado mundo rural.

Es un entrenamiento de ida y vuelta con un pequeño desnivel en la parte central que pondrá a prueba las piernas del corredor. En caso de no poder subir la pendiente corriendo, siempre se puede hacer andando. Con el paso de las sesiones las piernas adquirirán fuerza para subir la cuesta a buen ritmo.

El entrenamiento comienza por la calle de los Astrónomos hasta el cruce de la calle Florida, donde hay que pasar por la pasarela que sobrevuela las vías del tren. Al otro lado del corredor ferroviario se toma la segunda calle que nos encontramos a la izquierda, denominada Itinerario Antonino, y que, sin perder esta dirección, nos dirige hacia el Alto de la Neveras. Antes de llegar a la 'dificultad montañosa' se aprecia desde lejos las barandillas que suben junto a la cuesta, por lo que no es necesario subir por las escaleras contiguas.

Una vez arriba el camino baja recto hasta Arkaia donde se pueden visitar las termas romanas, beber agua en la fuente y ver los caseríos y la iglesia de la localidad antes de volver al punto de inicio por el mismo camino. En caso de estar sobrado de fuerzas, los caminos de parcelaria se ofrecen como una ampliación del recorrido, y si flojean se puede acortar en cualquier punto.Ver recorrido en grande

Después sale al Buesa Arena y se dirige hacia Gamarra por el Anillo Verde, por la orilla del río Alegría. Tras llegar a Gamarra toma la avenida del Zadorra y deja Abetxuko a la derecha. La avenida del Zadorra es "larga y con pequeños desniveles. Se hace algo durilla cuando hace sol, frío o lluvia ya que no suele haber resguardo. Además, es una recta muy larga y se puede hacer dura mentalmente", reconoce.

Después de pasar Gobeo llega a la rotonda del final de la Avenida de los Huetos y sigue por la calle Zurrupiteta. Da la vuelta a la fábrica de Mercedes y toma de nuevo el Anillo Verde que discurre paralelo a la calle Las Arenas. "Es una cuesta maja, que se suele hacer durilla y también es una zona descubierta. Este tramo me gusta mucho, las zonas de paso por debajo de los puentes, y sobre todo ir en el límite de la ciudad, a la derecha tienes vistas a la naturaleza y a la izquierda la ciudad", indica.

Tras dejar atrás la Mercedes, se adentra en el barrio de Zabalgana, para correr sobre asfalto. Sube por el Bulevar de Mariturri hasta el Alto Armentia. "Esta es una cuesta exigente". "En este punto ya llevamos unos 18 kilómetros y son 2,7 km de cuesta que cuesta", señala Urbina.

Una vez llego al Alto Armentia se adentra en la ciudad. Baja por los concesionarios, pasa por El Prado, y en Portal de Castilla, después de pasar el restaurante Ikea, gira a la derecha hacia el paseo la Música para adentrarse, por La Senda, a la zona de La Florida, Virgen Blanca, Los Arquillos, San Francisco, Portal del Rey para tomar la calle Francia, Pedro Orbea y terminar de nuevo en la plaza Benito Pérez Galdós, "se acabó. Un trago de agua en la fuente, estirar y a casa. A descansar merecidamente".