Vitoria admite que no puede frenar la apertura de nuevos salones de juego

Un hombre juega en las máquinas tragaperras./Sergio Espinosa
Un hombre juega en las máquinas tragaperras. / Sergio Espinosa

La inauguración de un local de este tipo en Zabalgana reabre el debate, «todo apunta a que tendremos que conceder la licencia» confirman desde el Ayuntamiento

Sara López de Pariza
SARA LÓPEZ DE PARIZA

La probable apertura de un nuevo salón de juego en la calle Labastida, próximo al centro cívico de Zabalgana y a menos de 300 metros del instituto, pone en evidencia el limitado poder del Ayuntamiento de Vitoria para poner freno a la proliferación de este tipo de locales en nuestra ciudad. Según ha confirmado este lunes la concejala de Urbanismo, Itziar Gonzalo, la licencia para abrir ese salón de juego con servicio de hostelería «aún no ha sido concedida pero se encuentra en tramitación». A lo que ha añadido que «todo apunta a que tendremos que concederla conforme a lo que indica la normativa actual», en referencia a la legislación sectorial del Gobierno vasco.

Desde Lakua ya se establece el número de salones de juegos, casas de apuestas y bingos, así como la distancia entre ellos. En este sentido, Gonzalo ha insistido en que esa realidad «nos limita la posibilidad desde el planteamiento municipal de establecer nuevos requerimientos por parte del Ayuntamiento». Sí que ha dejado la puerta abierta a estudiar medidas para evitar que este tipo de locales se ubiquen próximos a centros escolares, aunque el procedimiento no es sencillo. «Se plantea un estudio para regular las localizaciones mediante la planificación urbanística, si bien esto requeriría una modificación pormenorizada de usos, lo que impide que se haga de manera inmediata», ha explicado.

Durante su intervención, la máxima responsable política del departamento de Urbanismo también ha confirmado que por el momento no hay ninguna solicitud más de inauguración más allá de la de la calle Labastida. Vitoria cuenta en la actualidad con una treintena de salones de juego y casas de apuestas, preocupa su proliferación en el Casco Viejo y alrededores así como en barrios como Judimendi o El Pilar.

Según anunció el alcalde la semana pasada, el Ayuntamiento ya ha enviado una solicitud a la Dirección de Juegos y Espectáculos del Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco para pedirle que sea «más restrictiva» con estas actividades. Además, se exige mayor vigilancia y sanciones para evitar que los menores accedan a este tipo de locales.

Para el grupo municipal de Irabazi, uno de los más críticos con la apertura de salones de juegos en nuestra ciudad, «el escrito del alcalde al Gobierno vasco llega tarde». El edil Óscar Fernández pide al Gobierno municipal «más contundencia» a la hora de abordar esta problemática y que se trabaje en el Parlamento vasco para modificar el reglamento general. Según ha recordado, «el índice de adicción a la ludopatía ha crecido de un 6% a un 25% en menores de 25 años en los últimos cuatro años». En las últimas semanas, juventudes de la izquierda abertzale han realizado acciones contra salas de juegos en los barrios de Coronación y Adurza.

 

Fotos

Vídeos