Valdemar abre bodega en Washington

La nueva bodega de la familia Martínez Bujanda en Washington se inauguró el pasado sábado./BODEGAS VALDEMAR
La nueva bodega de la familia Martínez Bujanda en Washington se inauguró el pasado sábado. / BODEGAS VALDEMAR

La compañía vitivinícola de Oion inaugura la primera firma no americana en esta prestigiosa denominación tras una inversión de20 millones de dólares

D. MARÍN / J. C. BERDONCES

El sueño americano de la familia Martínez Bujanda ya se ha hecho realidad. El pasado sábado inauguraba las instalaciones de su nuevo proyecto empresarial en Estados Unidos. Bajo el nombre de Valdemar Estates, los propietarios de Bodegas Valdemar en Oion hacen también historia en la denominación de origen Washington States Wines al abrir la primera bodega no estadounidense en la zona.

«Todo empezó hace dos años. Queríamos crecer, llevar la Denominación Rioja a otro lado y tras valorar opciones en el territorio nacional –Ribera del Duero entre otras– pensamos en otras zonas del mundo y nos enamoramos de Washington», explica Ana Martínez Bujanda, responsable de marketing del grupo bodeguero riojanoalavés y junto a su hermano Jesús la quinta generación que ya está cogiendo el relevo al frente de la compañía.

Precisamente, el conocimiento de Estados Unidos de Jesús –«estudió en Seattle y tenía contactos en la zona», detalla su hermana– hizo que los Martínez Bujanda iniciasen esta aventura en la segunda región vitivinícola de mayor prestigio del país –900 bodegas y 50.000 hectáreas– después de California.

Ana y Jesús Martínez Bujanda, quinta generación al frente de Valdemar.
Ana y Jesús Martínez Bujanda, quinta generación al frente de Valdemar. / BODEGAS VALDEMAR

La inversión ha sido de 20 millones de dólares. La bodega se ubica en el exclusivo paraje The Rocks, dentro del valle de Walla Walla, la zona enológica más turística de la denominación. Allí han comprado también once hectáreas para viñedo. El prestigioso estudio de arquitectos Boxwood se ha encargado del diseño.

«La denominación de California es muy conocida pero la de Washington está en crecimiento y en Europa aún se conoce poco. Queremos ser pioneros también en traer los vinos de allí y poder venderlos» en el 'viejo continente'. Ana Martínez Bujanda tampoco descarta comercializar en diferentes países europeos los vinos «de otras bodegas 'premium' porque la acogida que hemos tenido desde el primer momento en que aparecimos allí, incluso de la propia competencia, no ha podido ser mejor. Sus palabras siempre son de ayuda, es digno de admirar».

Durante la vendimia de 2017, Valdemar ya hizo pequeñas elaboraciones en el estado norteamericano, en una bodega alquilada, con uvas compradas a productores locales e incluso un enólogo se trasladó desde Rioja Alavesa para comprobar los procesos. Así que ya cuenta con tres vinos que saldrán a la venta tras un envejecimiento de dos a tres años. Serán de categoría 'luxury' y 'super luxury' –lujo o superlujo–, de 50 a 100 dólares y de 100 a 200, respectivamente, en producciones pequeñas de alrededor de 120.000 botellas. «Vamos a lograr vinos diferentes con personalidad distinta», señala la responsable de marketing de Bodegas Valdemar.

130 años de historia

Su hermano Jesús, director general del grupo, planteaba meses atrás que el objetivo de la compañía es «convertirnos en una bodega de referencia por la calidad de los vinos y por el proyecto enoturístico». En este sentido, Ana Martínez Bujanda reconoce que en Estados Unidos «se vende casi todo, entre el 80% y el 100%, en las 'tasting room' –salas de catas o degustaciones– porque el concepto enoturístico es distinto. No se acude a visitar bodegas sino a probar vinos».

La compañía de Oion acumula ya 130 años de historia y su producción anual alcanza los 1,8 millones de botellas. Vende el 75% al mercado internacional y está presente en 55 países. Bodegas Valdemar tiene alrededor de 300 hectáreas repartidas entre Rioja Alavesa y otros puntos de la denominación.