Los vecinos de Zabalgana, Salburua y Arkaiate crean una plataforma para pedir una alternativa al soterramiento

Proyecto del soterramiento del tren en su entrada a Vitoria. /I. Zabala
Proyecto del soterramiento del tren en su entrada a Vitoria. / I. Zabala

Gasteiz Batu se encarga de recoger alegaciones particulares para que el Ministerio de Fomento «no apruebe el Estudio Infomativo» de junio y proponga una nueva opción «ventajosa para todos los vecinos de Vitoria»

Gabriel Cuesta
GABRIEL CUESTA

Los vecinos de Zabalgana, Salburua, Arkaiate y Larrein se han unido para solicitar al Ministerio de Fomento una alternativa «ventajosa para todos» al soterramiento que hará que el Tren de Alta Velocidad (TAV) llegue a Vitoria. Lo hacen a través de Gasteiz Batu, una nueva plataforma que se está encargando de recoger y presentar las alegaciones particulares al Estudio Informativo que vio la luz el pasado mes de julio.

De momento, ya se han recogido alrededor de 1.500 firmas. En cada uno de estos documentos de alegación se solicita a Fomento que emita una «Declaración de Impacto Ambiental Negativa» sobre un proyecto en el que algunos barrios como Zabalgana y Salburua permanecerán con las vías al aire libre en lugar de soterradas, como sí se tiene previsto en el caso de la zona centro de la capital alavesa.

¿La solución para estos distritos? Una decena de pantallas de diferentes alturas –de dos a cinco metros– para dar cobertura legal a los rangos de ruido previstos por el incremento del tráfico ferroviario en el corredor, que pasará, como ahora, a unas decenas de metros de algunas fachadas. En el futuro supone que los trenes también circularán al aire libre por la traza que divide en dos estas zonas. La previsión de convoyes más veloces y de muchas más circulaciones obligará a adoptar estas medidas correctoras para mitigar el ruido de los trenes donde emerge el tren desde el subsuelo en el bulevar de Salburua y en zonas de Zabalgana como, por ejemplo, el Bulevar de Mariturri y las avenidas de Naciones Unidas, Zabalgana y Reina Sofía.

«Ciudadanía de segunda»

La campaña de recogida de alegaciones se prolongará hasta el 6 de septiembre, ya que se pueden presentar hasta el día 9. En este modelo se expone que «el proyecto no aporta una mejora social en la comunicación del municipio, especialmente en Salburua y Zabalgana». También critica que «no se realiza un diagnóstico específico, ni tampoco un estudio de impactos reales para cada barrio o entidad afectada por el soterramiento».

Entre los argumentos que expone para presentar las alegaciones, Gasteiz Batu señala que el proyecto de Fomento «aísla» a los pueblos afectados, «condena» a miles de vecinos a «ser ciudadanía de segunda» mediante «dos modelos de ciudad» que generan «perjuicios en la vertebración y calidad de vida donde no se soterra».

El objetivo de la plataforma es también animar a los vecinos a participar en diferentes acciones. Por ejemplo, el próximo lunes 19 de agosto se celebrará un encuentro en los locales de la asociación Avenida Zabalgana Batuz, a las 19 horas, donde aseguran que aclararán «todo», como «si tu zona será afectada» o «el impacto que tendrá en nuestras viviendas».