Las grietas de la 'ciudad del deporte'

Las gimnastas se quejan de las colchonetas desconchadas en el polideportivo de Ariznabarra. /Igor Aizpuru
Las gimnastas se quejan de las colchonetas desconchadas en el polideportivo de Ariznabarra. / Igor Aizpuru

Los campos de fútbol de titularidad municipal están descosidos y los equipos en huelga, los frontones de Mendizorroza cerrados, los rocódromos a la espera de una empresa que retome su gestión y la pista de hielo descongelada desde hace meses

José Ángel Martínez Viguri
JOSÉ ÁNGEL MARTÍNEZ VIGURI

La Vitoria de los cinco aros olímpicos, la ciudad de los campeones pero también del deporte para todos, la envidia de muchos por sus dotaciones, está en entredicho últimamente. Como si se hubiera pinchado el balón, caído el aro de la canasta o bacheado el trazado atlético del parque del Prado. Resulta que los campos de fútbol de titularidad municipal están descosidos y los equipos en huelga ante el inicio de la competición; los frontones de Mendizorroza, cerrados por razones de seguridad; los rocódromos, a la espera de una empresa que retome su gestión tras dos concursos fallidos... y la pista de hielo, cedida a la ciudad deportiva del Baskonia, descongelada desde hace meses por una avería en el sistema de refrigeración. Los deportistas, usuarios y público en general, perplejos y preguntándose qué ha sido de la ejemplar 'ciudad del deporte'.

«Un pacto entre todos»

El Ayuntamiento gestiona tres complejos modélicos, nueve centros polideportivos, otros tantos cívicos, catorce campos de fútbol, doce piscinas, siete frontones e infinidad de pistas, gimnasios, salas, canchas y espacios al aire libre. Un inventario ingente, una máquina que sufre los achaques de la edad, el uso o el mal uso y, en particular, una llamativa falta de mantenimiento, acentuada durante los años de vacas flacas. A día de hoy, las reclamaciones de clubes, equipos y deportistas se suceden en el Servicio de Deporte municipal y traen de cabeza a su concejala, Estíbaliz Canto.

Los rocódromos están cerrados por falta de adjudicación.
Los rocódromos están cerrados por falta de adjudicación. / I. Martín

Ella no escurre el bulto ni se desentiende de su responsabilidad, porque bajo su mandato las actuaciones tampoco han librado el escollo, pero sitúa el problema «en los años 2008, 2009, 2010, cuando llegó la crisis y se dejó de invertir en la conservación y mantenimiento de las instalaciones. Se aguanta, se aguanta, hasta que llega el momento en que saltan todas las costuras», dice Canto. «Es este gobierno el que está poniendo las medidas sobre la mesa», se defiende. Propone un plan de inversiones plurianual que garantice la atención más allá del parcheo anual, pero para que salga adelante, necesita «un pacto entre todos y un compromiso de legislaturas».

El fútbol tiene convocada huelga por el estado de los campos.
El fútbol tiene convocada huelga por el estado de los campos. / J. A.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos