Detienen al presunto autor de un intento de violación a una joven en una gasolinera de Vitoria

Un importante número de personas acudieron este miércoles a la concentración de repulsa convocada por el colectivo feminista. /Rafa Gutiérrez
Un importante número de personas acudieron este miércoles a la concentración de repulsa convocada por el colectivo feminista. / Rafa Gutiérrez

Gracias a la grabación de las cámaras, ertzainas le localizan en el centro de la ciudad. A las 13.00 horas de este jueves hay convocado un acto de repulsa en la plaza de España

NURIA NUÑO y DAVID GONZÁLEZ

Las cámaras de videovigilancia han sido determinantes. Gracias a la grabación extraída por los agentes, la Ertzaintza detuvo en la noche del martes a un hombre de 31 años como sospechoso del intento de violación en una gasolinera de Vitoria. El incidente tuvo lugar la madrugada del domingo, horas antes de que la ciudad se sumergiera en las fiestas de la Virgen Blanca. Desde entonces, policías han trabajado con la información dada por la víctima, que repelió el ataque, y con las secuencias. Este jueves, a las 13.00 horas, está convocada una concentración de repulsa por parte del Ayuntamiento en la plaza de España. En la tarde de este miércoles también se celebró un acto de rechazo en la Virgen Blanca, esta vez convocado por el Movimiento Feminista de Gasteiz.

Sobre las 23.30 horas del martes, efectivos de la Policía autonómica interceptaron al supuesto autor en el centro de la capital alavesa. Este jueves pasará a disposición de la autoridad judicial, donde se tomará una decisión en vista de las pruebas: decretar su ingreso en prisión, dejarle en libertad con cargos o eliminarle de la lista de sospechosos. La investigación para el esclarecimiento del caso «sigue abierta», informaron fuentes oficiales del departamento de Seguridad.

Tras conocer la noticia, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Vitoria convocó una junta de portavoces «extraordinaria y urgente». De este encuentro salió un comunicado común en el que los grupos políticos manifestaron su «más enérgica condena y rechazo» la agresión sexual. Durante este miércoles, varios actos del programa oficial pararon diez minutos en solidaridad con la víctima. Este jueves, el Consistorio ha convocado una concentración silenciosa de quince minutos. Arrancará a las 13.00 horas con el lema 'Vitoria-Gasteiz: contra las agresiones machistas'.

A hacer una compra

El intento de violación ocurrió el domingo 4 a las 00.05 horas. Según adelantó este periódico, un desconocido intentó agredir sexualmente a una mujer que acudió a una gasolinera, ubicada en la zona Este de la ciudad, con la intención de comprar agua. La Ertzaintza, que se hizo cargo de la investigación, contaba desde entonces con una perfecta descripción del sospechoso. Porque las cámaras de videovigilancia del comercio le cazaron. Algo le hizo recelar a la víctima. Tuvo la sensación de que alguien le seguía. Por eso, deslizan fuentes conocedoras de la investigación, aguantó más tiempo del normal dentro de la tienda hasta asegurarse de que no había nadie extraño en el exterior.

El asalto se produjo cuando abandonó el establecimiento y salió fuera de su refugio puntual. El desconocido presuntamente había aguardado paciente entre las sombras a que acabara sus compras. Al parecer la abordó de manera violenta cuando ésta comenzó a caminar por la acera. Entonces, «un hombre salió de la parte posterior de un contenedor de obra y se abalanzó sobre ella con intenciones libidinosas». Le hizo «tocamientos» y trató de «abusar» de ella. Pero se encontró con la férrea resistencia de la mujer que forcejeó con él y acabó por huir.

A partir de ahí pudo solicitar ayuda. Desde la estación de servicio telefonearon al 112 y la Ertzaintza tomó este cuadrante. Pese a peinar todas las calles aledañas, el desconocido logró sortear las rondas de reconocimiento de los coches patrulla. La descripción ofrecida por la víctima más las imágenes grabadas permitieron a la Ertzaintza abrir una línea de investigación. Los agentes encargados del caso comenzaron a tirar del hilo. Sus pesquisas fructificaron la noche del martes tras ser detectado en el centro de Vitoria.

Investigan a un joven por tocamientos a una menor de 17 años

La Ertzaintza investiga otro presunto episodio de violencia contra las mujeres ocurrido la madrugada de ayer en un bar del Casco Viejo. Una menor de 17 años denunció que otro joven, que acaba de alcanzar la mayoría de edad, le habría hecho tocamientos en el interior de un baño. Los hechos ocurrieron pasadas las tres de la mañana. Gracias a los datos aportados por la víctima, la Policía autonómica ya tiene identificado al supuesto agresor, quien no presenta antecedentes penales. Es el segundo caso estas fiestas tras el arresto el lunes de un hombre de 38 años.