Cuarenta nuevos casos de cáncer de piel cada año en Álava

Dos bañistas se protegen con crema solar. /Jesús Andrade
Dos bañistas se protegen con crema solar. / Jesús Andrade

«Hay que darse crema también en este tiempo, porque las quemaduras pueden ser muy graves», advierte la asociación contra el cáncer junto a ópticos y farmacéuticos

Sara López de Pariza
SARA LÓPEZ DE PARIZA

El año pasado se diagnosticaron en Álava 38 nuevos casos de cáncer de piel, una cifra que asciende a 263 en el conjunto de Euskadi y que supone casi un 10% más que en 2016. Es el tumor más frecuente ya que se estima que afectará a 4 de cada 10 personas a lo largo de su vida. Los casos de melanoma, el cáncer más agresivo, han aumentado de forma constante en los últimos años. La exposición solar y las quemaduras sufridas durante la infancia y la adolescencia tienen mucho que ver con la aparición de la enfermedad y por eso una buena protección es fundamental.

Para concienciar a la población sobre ello, el Colegio de Farmacéuticos de Álava, la Asociación Española contra el Cáncer de Álava y el Colegio de Ópticos-Optometristas suman esfuerzos un año más y presentaron ayer una campaña aprovechando la inminente llegada del verano. «Hay que darse crema aunque el sol no aparezca mucho por nuestro entorno ya que las quemaduras pueden tener consecuencias muy graves. También es muy importante la autoexploración para detectar manchas en la piel y un diagnóstico precoz», señalaba Patxi Ormazabal, presidente de la AECC Álava.

Los expertos recomendaron acudir a la farmacia para elegir la crema ideal para cada persona y recordaron que existen muchos medicamentos que producen fotosensibilidad, por lo que el asesoramiento de un farmacéutico es más que recomendable. Confirmaron además que todavía existen demasiados mitos sobre este tema. Algunos de los más recurrentes son que el protector solar impide el bronceado, que existen cremas resistentes al agua o que con un factor 50 la exposición solar sin reaplicar la crema puede ser mucho más prolongada.

Los niños, jamás al sol

Marisa Martínez, directora del Centro de Información de Medicamentos del COF Álava, subrayó además que el factor numérico de protección ha quedado obsoleto y que ahora se clasifican en protección baja, media, alta y muy alta y que los niños menores de tres años jamás deben exponerse a los rayos solares. Y cuidado, porque las cremas no deben reutilizarse de un año para otro ya que la mayoría pierde propiedades según pasan los meses. Enumeró también consejos a tener en cuenta y que aunque parezcan de sobra conocidos hay quienes parecen olvidarlos cada verano: ponerse la protección media hora antes de exponerse al sol, repetir la aplicación cada dos horas y evitar la franja horaria de 12.00 a 16.00 horas.

Los especialistas recuerdan que la fotoprotección no se debe limitar a la playa o a la piscina, sino que es importante en cualquier actividad al aire libre. Por eso, coincidiendo con los conciertos del Azkena, instalarán una carpa informativa a la Virgen Blanca este viernes y el sábado. Además, durante el mes de julio estarán en las piscinas y viajarán hasta otras localidades alavesas como Elciego, Murguía, Villabuena o Laguardia.

 

Fotos

Vídeos