Cierran el spa del Bakh por cuatro casos de legionella

Salvo el spa, el resto de servicios de la ciudad deportiva funcionan con normalidad./Jesús Andrade
Salvo el spa, el resto de servicios de la ciudad deportiva funcionan con normalidad. / Jesús Andrade

El Ayuntamiento investiga el brote tras conocer que los afectados tienen neumonía y son usuarios del complejo

Iosu Cueto
IOSU CUETO

El Ayuntamiento de Vitoria ha ordenado el cierre de la zona de spa del Bakh (Baskonia Kirol Hiria, la ciudad deportiva del Baskonia) de forma preventiva al sospechar que en su interior hay un foco de legionella. El Consistorio investiga el caso después de que el Departamento vasco de Salud alertara de que cuatro personas, todas ellas usuarias del complejo, presentaban un cuadro de neumonía causado por esta bacteria. Fuentes municipales aseguraron que el balneario estará cerrado «al menos hasta la próxima semana», el tiempo necesario para que los inspectores obtengan los resultados de laboratorio de las muestras tomadas. De momento, y como suele ser habitual en estos casos, los técnicos han ordenado la limpieza y desinfección del spa. El resto de servicios del Bakh funcionan con normalidad.

La orden de cierre que ha provocado que el balneario suspenda su actividad hasta nuevo aviso tiene su origen en la notificación trasladada el miércoles pasado al Ayuntamiento por Osakidetza. En ella, se alertaba de que cuatro personas habían sido diagnosticadas de legionelosis, una enfermedad que normalmente se contrae por las vías respiratorias a través de la aspiración de agua o la inhalación de aerosoles en los que está presente la bacteria. Las mismas fuentes sanitarias precisaron que, al realizar la habitual encuesta epidemiológica, los afectados habían coincidido en una cosa: habían estado en el Bakh. En concreto, habían utilizado «el spa o el gimnasio y las duchas». Los afectados empezaron a sentirse mal a mediados de mes y dos de ellos siguen hospitalizados. Uno llegó a estar en la UCI.

Se da la circunstancia de que la legionella se desarrolla en el agua, en concreto a temperaturas que oscilan entre los 20 y los 45 grados, de modo que el Ayuntamiento no dudó en aplicar el protocolo previsto en estos casos. El concejal responsable de Salud Pública, Peio López de Munain, firmó una resolución en la que ordenaba el cierre del spa -un balneario de 500 metros cuadrados que cuenta con varias piscinas, sauna, baño turco y duchas, entre otras áreas- hasta la aplicación de un tratamiento de limpieza y desinfección en las instalaciones, que volverán a abrir tras superar un informe de laboratorio. Fuentes municipales aseguraron que este tipo de muestras requieren «de 10 a 15 días» para dar resultados fiables.

Mientras tanto, el Ayuntamiento ha exigido al Baskonia que tome varias medidas. Para empezar, los responsables deberán desinfectar la red de agua del recinto. Para ello, a lo largo de los próximos tres meses deberán aplicar una hipercloración de los circuitos de agua fría y la activación del agua caliente «a entre 55 y 60 grados».

«Seguridad» en otras áreas

De la misma manera, las piscinas del spa deberán ser vaciadas y limpiadas. En paralelo, a todas las duchas de la ciudad deportiva -incluidas las que no tienen nada que ver con el balneario- se les ha retirado la alcachofa por orden municipal, dado que así se reduce el riesgo de que la bacteria se propague por agua pulverizada. El Ayuntamiento también ha «recomendado» que se coloquen filtros antilegionella en las duchas.

El Bakh emitió este martes un comunicado en el que matizó que el origen de estos casos de legionella detectados en Vitoria «por el momento es desconocido». Tras recordar que se están llevando a cabo los controles y análisis pertinentes -lo que tardará «una semana»- los portavoces de la ciudad deportiva recalcaron que su uso «es totalmente seguro», porque de lo contrario «estaría clausurada».