Las balsas de agua provocan el corte de varios puntos de la red secundaria en Álava

Un hombre observa la crecida del río Zadorra./Igor Aizpuru
Un hombre observa la crecida del río Zadorra. / Igor Aizpuru

«Como siga lloviendo así dos días más voy a perder el cultivo de todo un año, más de 10.000 euros», lamenta Álvaro, que ha intentado acercarse con su todoterreno a Víllodas

NURIA NUÑO y JON ANDER GOITIA

El temporal de intensas lluvias caídas en Álava continúa provocando algunos inconvenientes y percances en el territorio histórico. Los ojos se posan especialmente en las carreteras y ríos de la provincia, que tratan de absorber la gran cantidad de agua -en algunos casos en forma de nieve- que se ha precipitado casi sin interrupción a lo largo de las últimas horas. En consecuencia, la formación de balsas de agua y el desbordamiento del Zadorra y el Baias están afectando este jueves al tráfico.

La circulación se ha visto alterada en diversos puntos de la red secundaria de carreteras de Álava. Así, por ejemplo, se han detectado incidencias en los municipios de Iruña de Oca, Kuartango, Pobes, Ribera Alta y Comunión, donde el agua se ha desbordado y ha terminado por formar balsas que están impidiendo el paso de vehículos en carreteras cercanas a esas poblaciones.

Además, algunas vías comarcales permanecen cortadas. Entre ellas, se ha cortado el acceso a Víllodas y Trespuentes desde la A-3302, según han informado los Bomberos de Álava. Las intensas precipitaciones preocupan a los vecinos y agricultores de la zona. «Como siga lloviendo así dos días más voy a perder el cultivo de todo un año, más de 10.000 euros», lamenta Álvaro, que ha intentado esta mañana acercarse con su todoterreno a Víllodas. Pero todo esfuerzo es en vano, ya que el Zadorra ha improvisado una frontera de agua entre los dos pueblos. «Si hubiesen limpiado los ríos en su debido momento, nada de esto hubiese pasado», implora mientras da la vuelta con su coche. «No hay nada que hacer».

Las precipitaciones han provocado que muchos pueblos de los alrededores contemplen cómo el Zadorra entra poco a poco por la carretera. Algunas de las entradas ya cuentan, incluso, con señales que prohíben el paso. A la espera de ver cómo transcurre el día, Bernabé cuida, a pesar de la lluvia, de la huerta que tiene a la entrada de Yurre. «Por el momento no me afecta». «Si no sube más, claro», matiza. Tiene miedo de que se pueda repetir una estampa como la del año anterior: «Si sigue así, es probable que volvamos a verla». ¿A qué temen? Al momento en el que puedan empezar a soltar agua del pantano. «Te he dejado mi casa preparada por si lo necesitas», le ofrece una vecina a Bernabé.

Balsas de agua y desbordamientos de cauces

· A-624 PK 46+800 (cruce con A-3641): PASO ALTERNATIVO REGULADO

· A-2622 PK. 20+400 (Pobes): CORTADA

· A-3022 PK. 14+760 (Gebara): CORTADA

· A-3302 PK. 11+250 (Margarita): CORTADA

· A-3310 PK. 28+280 (Mimbredo): CORTADA

· A-3312 PK. 31+160 (Ribabellosa): CORTADA

· A-3322 PK. 28+470 (Lapuebla de Arganzón / Tuyo): CORTADA

· A-4302 PK. 11+280 (Margarita): CORTADA

· A-4314 PK. 13+000 (Víllodas): CORTADA

· A-4356 PK. 32+180 (Andagoia): CORTADA

· A-4358 PK. 12+720 (Víllodas): CORTADA

· A-4359 PK. 11+560 (Trespuentes): CORTADA

Mientras tanto, en las diversas estaciones meteorológicas situadas en la cuenca del Zadorra se están alcanzado ya diferentes niveles de alerta. La estación de Etura se sitúa en nivel naranja, mientras que en las de Abetxuko y Otxandio se ha llegado al amarillo, según informa Euskalmet.

La lluvia, sin embargo, no es el único fenómeno meteorológico que está alterando la circulación. La nieve sigue estando presente en algunas cumbres de Álava. En estos momentos, es necesario el uso de cadenas para circular por los puertos de Opakua y Cadenas, según informa la Dirección de Tráfico del Gobierno vasco. Asimismo, se recomienda conducir con precaución el alto de Azazeta.

Discreta mejoría del tiempo

Las constantes precipitaciones que han empapado el territorio alavés en las últimas dos jornadas perderán algo de fuerza según avancen las horas y la amenaza de nieve que ha soportado la provincia, y que sólo se ha materializado en las cumbres más altas, también se diluirá a medida que pasen los días. La cota se situará por encima de los mil metros para dar la bienvenida al fin de semana.

La discreta mejoría comenzará a percibirse este mismo jueves cuando, según la Agencia Vasca de Meteorología, las lluvias «moderadas, persistentes y muy abundantes» -que ayer provocaron desde inundaciones a desprendimientos en la geografía alavesa- se convertirán en «débiles» durante la segunda mitad del día. El viento de componente Norte acompañará de nuevo a esas precipitaciones. El territorio no se librará tampoco de las heladas -de hecho, las temperaturas experimentarán un ligero descenso- aunque la nieve se quedará en torno a los mil metros al terminar el día.

El viernes, prevé Euskalmet, será otra jornada de tiempo desapacible y sin grandes cambios en Álava aunque, al menos, el termómetro arrojará una tímida subida. El cielo permanecerá cubierto y descargará lluvias débiles mientras la cota de nieve continuará el ascenso iniciado en los días anteriores para recibir al fin de semana, que tampoco se librará de las precipitaciones, entre los 1.300 y los 1.500 metros. La mayoría de la provincia ha atravesado el último aviso amarillo, que se desactivará este mediodía.

El embalse de Ullibarri, en preaviso de desembalse

El embalse de Ullibarri podría empezar a desembalsar a 30 metros cúbicos por segundo al final de la tarde de este jueves tras haber alcanzado a primeras horas de la mañana la cota que activa el preaviso de vertidos. Iberdrola ha informado de que a las 9.30 horas el pantano ha alcanzado la cota de 544,69 metros sobre el nivel de mar y que comenzará el desembalse en el plazo de 10 a 12 horas si se alcanzan los 545,14 metros.

A media mañana, el pantano había llegado ya a la cota de 544,79 metros sobre el nivel del mar y estaba al 82,15 % de su capacidad. El Departamento de Seguridad ha indicado que está previsto que la intensidad de las lluvias disminuya en las próximas horas y de hecho desde las doce del mediodía la alerta naranja en Bizkaia y Gipuzkoa por precipitaciones intensas se ha rebajado a aviso amarillo, y ha quedado reducido al primero de esos territorios.

Las lluvias de las últimas horas han provocado desbordamientos durante esta madrugada en puntos de las cuencas del Zadorra, en Álava, y del Nervión y el Cadagua, en Bizkaia.