El Ayuntamiento descarta asumir la reforma de las viviendas de Santo Domingo desalojadas

Vecinos desalojados vacían sus casas/Iosu Onandia
Vecinos desalojados vacían sus casas / Iosu Onandia

La asociación de vecinos del Casco viejo Gasteiz Txiki pedía una inversion municipal que ha sido rechazada por su «imprecisión»

Judith Romero
JUDITH ROMERO

Han pasado 534 días desde que los vecinos de los números 40 y 42 de la calle Santo Domingo se vieran obligados a abandonar sus casas debido a un problema estructural, y hoy han pedido al Ayuntamiento de Vitoria que se comprometa a intervenir de forma urgente en los problemas de muchas comunidades del Casco viejo. Sin embargo, el equipo de Gobierno ha rechazado la propuesta que plantea emplear la fórmula de la ejecución subsidiaria en las comunidades que no puedan hacer frente a estos pagos y a asignar, en un plazo de 6 meses, un calendario de intervención en todos los edificios que necesitan reparaciones.

«Queremos una respuesta por escrito de Urbanismo, que se plantee un recorrido para encontrar una solución y que se invierta en la rehabilitación integral de las viviendas del Casco viejo», han expresado este miércoles los vecinos durante el turno popular de la asociación de vecinos Gasteiz Txiki. Los afectados por problemas estructurales aseguran haber agotado todas las vías para proceder a las reparaciones, pero el equipo de Gobierno ha rechazado llevar a cabo una ejecución subsidiaria de estas obras. «Hay que dar respuesta a quienes tienen un problema, pero también hay que tener en cuenta a los demás ciudadanos», ha señalado Peio López de Munain, concejal de Políticas sociales. Ha invitado a los afectados a que recurran a las subvenciones a la rehabilitación, y a comprobar caso por caso si cada familia es propietaria, inquilina o si tiene mayores o menores a su cargo para dar con una solución.

Por su parte, la concejala de Urbanismo Itziar Gonzalo ha recordado que «es obligación de los ciudadanos ocuparse del buen estado de sus viviendas» y que la ejecución subsidiaria llegaría tras haber desatendido varias órdenes de ejecución. «Ustedes no han agotado aún todos los recursos ni se han dirigido a Ensanche 21 para ver cuál es la situación de cada familia», ha añadido Gonzalo. El coste de la puesta a punto de los bloques 40 y 42 de la calle Santo Domingo podría ascender a 345.000 euros.

«Es una medida agresiva»

Los vecinos han señalado que el Ayuntamiento debe garantizar que las comunidades cumplan con las Inspecciones Técnicas de Edificios, «ya sea por ejecución de multas o por ejecuciones subsidiarias que luego deberá cobrar». El equipo de Gobierno ha rechazado utilizar esta fórmula, y PP y EH Bildu se han abstenido. «No podemos votar a favor de asignar el presupuesto para el Casco viejo en seis meses porque ahora mismo es impreciso, no sabemos cuál es el dinero concreto, y además la ejecución subsidiaria es una medida agresiva», ha subrayado Antxon Belakortu, concejal de EH Bildu.