Amaurre, el nuevo proyecto del colegio Virgen Niña en Amurrio

Agustín Eizagirre y Amaia Aldama durante la presentación del proyecto. /SANDRA ESPINOSA
Agustín Eizagirre y Amaia Aldama durante la presentación del proyecto. / SANDRA ESPINOSA

El cambio de nombre responde a una nueva etapa tras la marcha de las hermanas que regentaron el centro durante 64 años

Marta Peciña
MARTA PECIÑA

El colegio Virgen Niña de Amurrio se reinventa y ayer presentó su nueva marca, logotipo y el proyecto en el que continuará trabajando el profesorado, integrado por 25 personas, que atienden a 351 alumnos. El cambio se deriva de la salida de las hermanas de la Virgen Niña hace ahora un año. Tras una larga trayectoria de 64 años, la congregación decidió dejar el colegio en manos de Bidaide Fundazioa, miembro de la red Kristau Eskola. Ahora, ha llegado el cambio más visible; nuevo nombre, 'Amaurre', un claro vínculo con el nombre anterior, con Amurrio, la infancia y la madre; nuevo logotipo; nuevos uniformes y un proyecto educativo que «sigue priorizando la educación en valores para que además de la formación en competencias, también puedan crecer como personas», explicó ayer Agustín Eizagirre, director de Bidaide Fundazioa durante la presentación del proyecto.

Los ejes sobre los que pivota el centro, que mantiene su oferta educativa de cero a 16 años, son «los valores, las competencias y la responsabilidad social», explicó al directora, Amaia Aldama.

Idiomas

El centro apuesta fuerte por los idiomas, de manera que el euskera sea fundamental en la comunicación. A eso se suma el inglés, reforzado gracias a un proyecto de internacionalización junto a colegios de Finlandia, Irlanda, Austria y Malta. «Trabajamos las lenguas minoritarias», explicó Aldama y las conclusiones se comparten con el resto de los centros. Uno de los cambios más visibles es la «mayor presencia del alumnado en Amurrio porque salimos a la calle para conocer nuestro entorno en lugar de quedarnos en el aula y lo hacemos a través de proyectos creados por el propio profesorado».

El centro también trabaja para implantar un sistema de transporte que acerque al alumnado de toda la comarca hasta sus aulas.