«Lo más probable es que Jon Bárcena esté sumergido en el pantano», dice el Gobierno vasco

Buzos de la Ertzaintza, durante los trabajos de búsqueda de Jon Bárcena en el pantano de Urrunaga. /EFE
Buzos de la Ertzaintza, durante los trabajos de búsqueda de Jon Bárcena en el pantano de Urrunaga. / EFE

La consejera de Seguridad ha anunciado que continúan las tareas de búsqueda en el embalse de Urrunaga

EFE

La consejera vasca de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, señaló este miércoles que «a la vista de los indicios» existe una «alta probabilidad» de que Jon Bárcena, el joven de Berriz desaparecido en el monte Gorbea el pasado 30 de diciembre, esté «sumergido en el pantano» alavés de Urrunaga.

Beltrán de Heredia dio a conocer este dato de la investigación sobre el paradero de este joven durante la presentación en Vitoria del nuevo Centro Vasco de Ciberseguridad. «Hasta que no aparezca siempre hay un punto de esperanza pero desafortunadamente, a la vista de los indicios, trabajamos con la alta probabilidad de que se encuentre sumergido en el pantano», dijo la consejera.

Más información

Por ello, anunció que continúan las tareas de búsqueda en el embalse, tanto con el helicóptero como con efectivos de su sección marítima, aunque prosigue la investigación de la Ertzaintza para descartar cualquier otra hipótesis.

La consejera no quiso «especular» con las circunstancias que rodearon la desaparición de este joven, preguntada por los periodistas por si Jon Bárcena se encontraba en ese momento «en plenas condiciones mentales».

«No hemos encontrado a Jon y mucho menos podemos saber cómo ha sido su desaparición. Yo no voy a especular sobre estas cuestiones sobre las que no puedo afirmar o negar nada con rotundidad», contestó. En este sentido, Beltrán de Heredia insistió en que se trata de una persona desaparecida y que por tanto «el objetivo de la Ertzaintza es encontrarle».

Tampoco quiso aclarar si se ha localizado el móvil del joven porque, según dijo, se trata de un asunto «importante para la investigación».

Por su parte, José María Iurrebaso, Jefe de la Policía Científica en la Ertzaintza, señaló que se mantiene «la doble vía», por un lado la investigación policial por si Jon Bárcena todavía se mantiene con vida y, por otra parte, se sigue buscando el cuerpo en las inmediaciones del pantano.

Bárcena se separó el sábado 30 de diciembre de sus amigos cuando ascendían al monte Gorbea al sentirse indispuesto y se dio la vuelta mientras sus compañeros continuaron la marcha. Al regresar estos al punto de inicio comprobaron que no estaba, por lo que dieron el aviso.

Su búsqueda se centró primero en el monte, entre Álava y Bizkaia, con batidas en las que llegaron a participar más de 600 personas, y el operativo se trasladó después al pantano de Urrunaga, ubicado en Legutio, después de hallarse en esta zona sus llaves y su cartera. Al día siguiente se encontraron allí varias prendas del desaparecido, entre ellas, las botas de montaña que llevaba puestas en el momento de su desaparición, y su mochila.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos