Cancelan en Vitoria el concierto de una banda cuyo guitarrista está acusado de malos tratos

El guitarrista mexicano Sabu Avilés, a la izquierda, junto a sus compañeros de Los Explosivos./el correo
El guitarrista mexicano Sabu Avilés, a la izquierda, junto a sus compañeros de Los Explosivos. / el correo

La sala vitoriana ha decidido suspender el concierto del grupo mexicano Los Explosivos después de que uno de sus componentes fuese acusado de maltratar a su pareja

Natxo Artundo
NATXO ARTUNDO

La gira de la banda mexicana Los Explosivos ha terminado por reventar. La razón no es otra que las acusaciones de violencia machista contra el guitarrista Sabu Avilés, quien presuntamente habría agredido a su esposa a finales de verano de 2016. Después de tener conocimiento de los hechos, el coordinador de la sala de conciertos Hell Dorado, Juan Uriarte, ha optado por suspender la actuación del grupo de garaje rock, prevista para este sábado. Como consecuencia, otras salas de Bilbao o San Sebastián se han sumado al boicot al conjunto, cuyo tour español ha terminado por cancelarse.

La banda había iniciado su ruta de conciertos por España el pasado jueves en Barcelona. Durante el fin de semana se produjo «un cierto tumulto» en la sala madrileña Fun House, cuando parte del público increpó al supuesto maltratador, recuerda Uriarte, que decidió tomar cartas en el asunto e indagar al respecto.

«Si lo confirmo, no quiero tener a alguien así en el escenario, aunque fuera el mismísimo Ike Turner», razonaba el responsable de Hell Dorado. Y tuvo conocimiento de que en su momento la mujer agredida fue al hospital, con una fractura de nariz, lesiones cervicales y contusiones diversas. De hecho, la víctima publicó en redes sociales que el maltratador «escondió todos los teléfonos, computadoras y celulares de la casa para que no pidiera ayuda y me comenzó a golpear. Me tuvo encerrada en mi departamento por 5 horas golpeándome sin parar, cada vez que corría a la puerta a pedir ayuda me arrastraba del pelo y me pegaba escupiéndome, pateándome, azotando mi cabeza contra la pared y perdí el conocimiento varías veces. Me daba puñetazos en el estómago y en las costillas dejándome sin respirar, como si fuera un costal de papas», comparaba entonces.

Incluso refería que «cuando mi mamá llegó a mi rescate el 3 de septiembre con los policías, me dijo: ‘Hija ya no puedo más con esto, o haces algo o la próxima vez te voy a ir a recoger a la morgue’». La agredida incluso puso en venta su vehículo para poder hacer frente a los gastos de la cirugía que precisó.

Las consultas realizadas por Uriarte no consiguieron acreditar que «esa agresión no se produjera». «De tal modo que aun tirando nuestro trabajo por la borda, esta banda no actuará en nuestra sala», afirmaba el programador del reputado local de conciertos, que sí mantiene en cartel para el sábado a los italianos King Mastino quienes ya estaban programados para esa misma jornada.

«Es un tema superado»

«Luego, se ha precipitado la cosa y se ha cancelado el resto de la gira», explicaba Juan Uriarte. Además, indicaba que la formación de rock garajero, lejos de reconocer el motivo de la suspensión, la ha relacionado de cara a la galería con «un problema de salud del suegro de uno del grupo».

Por su parte, el grupo de México ha intentado defenderse de las acusaciones de violencia de género en torno a su guitarrista Avilés. «No somos una banda que promueva la violencia hacia la mujer». En el mismo texto acusan a los medios de comunicación del país centroamericano y a diversos colectivos feministas de «no investigar lo sucedido y ver qué pasó con este caso», ni hacer viral la explicación al respecto que la mujer hizo pública varios meses después de haber sufrido las lesiones.

«Es un tema que superamos como la familia que somos», afirmó la esposa del guitarrista en un comunicado difundido por las redes sociales. Sin embargo, en el escrito la mujer no niega que se produjera la agresión machista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos