«Nuestro anhelo es que la sociedad no se inmunice ante el horror»

Barrón es el organizador de las jornadas que se desarrollarán en el Europa desde este lunes.
Barrón es el organizador de las jornadas que se desarrollarán en el Europa desde este lunes. / K. Ezcurra

José Félix Barrón organiza 'Periodismo a pie de calle', que arranca este lunes en el Europa, con un programa que toca temas de actualidad como el yihadismo, pero también otros conflictos olvidados

Sara López de Pariza
SARA LÓPEZ DE PARIZA

Con el objetivo de rescatar conflictos mundiales sepultados por la actualidad y analizar los que ahora mismo copan informativos y titulares nacen las jornadas ‘Periodismo a pie de calle’. José Félix Barrón, historiador del arte y cofundador de la empresa Icono Cultural –organizadora de la cita–, analiza esta quinta edición que da comienzo este lunes con el foco puesto de manera inevitable en los atentados de Barcelona y Cambrils. «Todos estamos confusos y tenemos muchas preguntas, aunque quizá los periodistas no tengan todas las respuestas», adelanta.

–Las jornadas abarcan conflictos mundiales y no son pocos, ¿cómo eligen los asuntos a tratar?

–Nos documentamos desde casi un año antes y vemos cantidad de trabajos. Sin embargo, lo que más nos gusta y hemos querido rescatar para estas jornadas es el género de reportaje por el análisis que permite de las causas y consecuencias. Necesitamos esa pausa para la reflexión y la aplicamos a conflictos de rabiosa actualidad y a otros latentes que ya no aparecen en los medios.

–Esta quinta edición llega además con novedades.

–Así es. Se realizará un taller de fotografía de calle que impartirá Rocío López, presidenta de la Sociedad Fotográfica Alavesa, tras una charla previa y que está dirigido a un público general pero con especial atención a los jóvenes. También hemos organizado, como uno de los platos fuertes, un recital que combina casi un centenar de imágenes de Ricardo García Vilanova con los textos de Bernardo Atxaga que leerá en directo y la música de Anari.

La fotoperiodista Judith Prat tiene un papel destacado este año con la exposición en el Europa, como ponente y con un cortometraje, ¿qué les ha llamado la atención de su trabajo?

–Nos pareció una profesional muy interesante y nos gustó especialmente un trabajo que hizo en 2012 sobre las minas de coltán y el conflicto de la República Democrática del Congo. En Vitoria presentará un filme que realizó sobre el Kurdistán turco con entrevistas a familiares de los represaliados por el régimen, además de hablar sobre Nigeria y Boko Haram.

–¿Cuál ha sido durante estos cuatro años la respuesta del público y su perfil?

–La asistencia ha ido creciendo exponencialmente al igual que la participación en los debates posteriores a las charlas, algo que tanto los ponentes como nosotros agradecemos muchísimo. En cuanto al perfil, cada vez nos sorprendemos más porque es muy heterogéneo, va desde personas sin estudios superiores a profesores de Universidad y, cada año, más público joven.

–¿Qué temas han detectado que son más populares entre los oyentes?

–Lo cierto es que la gente se deja sorprender, creo que si das calidad se crean lazos de confianza. Evidentemente, el público conoce más de los asuntos de los que siempre se está hablando pero también está muy interesado en descubrir nuevos conflictos o recuperar otros, por ejemplo el de Nigeria, que han quedado enterrados por la actualidad.

–Entonces, ¿no tiene la sensación de que la sociedad se horroriza durante unos días o incluso horas por la noticia de un conflicto lejano y después lo olvida?

–Por mi experiencia he podido comprobar que siempre dejan un poso. Además, con estas jornadas la sociedad tiene la oportunidad de acercarse a ellos desde la experiencia personal de un periodista y eso es lo que cala. Poder dirigirte a los periodistas en directo permite dar con las claves de estos conflictos.

–¿Estamos inmunizados ante el horror y sólo nos golpea cuando nos toca de cerca como recientemente ha sucedido?

–Por una parte, sí; es lo que ocurre al recibir cada día una marabunta de información. Aun así, también hay un gran número de personas que va más allá y además de leer medios especializados acude a jornadas como estas. Nuestra esperanza y anhelo es que este tipo de programas sirvan para que la sociedad no se inmunice ante el horror, y creo que es el mismo deseo que el del periodismo. Cada muerte y cada acontecimiento tiene su importancia y debe haber gente que lo cuente de la forma más libre posible.

El debate, protagonista

–¿Se le va a dar más espacio al yihadismo tras los atentados en Barcelona y Cambrils?

–No, los propios foros que se generen en las actividades que tratan ese tema abrirán ese espacio de debate. Tanto el público como nosotros estamos confusos y tenemos muchas preguntas, aunque quizá los periodistas no tengan todas las respuestas. Ricardo García Vilanova, por ejemplo, se encuentra ahora mismo en Irak y vendrá expresamente para las jornadas. Él es una de las personas que más y mejor ha tratado los conflictos de Oriente Medio. Alexandra Gil, autora del libro ‘En el vientre de la yihad’, también tratará este tema.

–Precisamente Alexandra Gil también hablará de jóvenes de segundas y terceras generaciones nacidos en Francia que caen en la radicalización.

–Sí y además es un tema extrapolable a España, una cuestión que hasta ahora no nos había salpicado. En sus artículos, ella dice que el perfil de los yihadistas que se radicalizan es muy amplio y puede haber innumerables causas, desde los que se radicalizan de manera exprés a través de una persona a los que completan un largo proceso en el tiempo.

Fotos

Vídeos