El Correo

Las piezas de Iruña-Veleia que levantaron las sospechas

Una de los fragmentos en euskera con alusiones a Yavé.
Una de los fragmentos en euskera con alusiones a Yavé. / EL CORREO
  • Los expertos universitarios que las estudiaron dieron su dictamen. Los grafitos «son falsos». Las inscripciones son «infantiles», «ilógicas», «inverosímiles» e «imposibles», argumentaron. Repasamos algunas de ellas

Las «excepcionales» piezas presentadas en 2008 que presuntamente iban a revolucionar la historia de Álava, del cristianismo y del euskera pronto levantaron las sospechas de los entendidos en la materia. Varios expertos universitarios que las estudiaron dieron su dictamen poco después, en 2009. Los grafitos «son falsos». Las inscripciones son «infantiles», «ilógicas», «inverosímiles» e «imposibles», argumentaron.

Este miércoles la jueza de Instrucción número 1 de Vitoria dio carpetazo a la instrucción de uno de los casos más veteranos del Palacio de Justicia alavés, el referente a la supuesta falsedad de las inscripciones halladas en cerámicas y grafitos encontrados por el equipo de Eliseo Gil.

A continuación detallamos algunos de los dictámenes emitidos por la comunidad científica acerca de los polémicos grafitos.

La inscripción ‘RIP’ que dejó perplejos a los expertos

Es una de las piezas más representativas que vendría a revolucionar el cristianismo, pero los expertos la califican de herejía. La inscripción "Requiescat In Pace" (RIP) sobre la cruz de Jesús es imposible desde el punto de vista teológico porque el fundamento del cristianismo es la resurrección del hijo de Dios, con lo cual darle por muerto supone una herejía. Lo lógico sería que apareciese la inscripción "INRI", que es la que ordenó colocar Pilatos.

Abundancia de "ostracas"

La excesiva proliferación de textos escritos sobre fragmentos de cerámica llamó la atención de los expertos, ya que daban a entender que el hábito de la escritura estaba totalmente extendido en el siglo III, cuando la realidad imperante era el analfabetismo generalizado.

Jeroglíficos o dibujos infantiles

En otra de las piezas aparecen jeroglíficos. El lenguaje jeroglífico había dejado de utilizarse quinientos años antes de la datación de los grafitos de Veleia. Para explicar este anacronismo, los arqueólogos de la excavación echaron mano de la presunta existencia de un maestro egipcio. Los científicos dicen que no son jeroglíficos, sino dibujos infantiles contemporáneos.

También aparecen términos como "Nefertiti" y "Nefertari", cuando los nombres de estas dos reinas egipcias son convenciones del siglo XX. Estas reinas egipcias no se conocían en la Antigüedad. Las primeras noticias sobre Nefertiti son del siglo XX, cuando se encuentra su tumba. Además, el término "Nefertiti" es una convención moderna ante la dificultad de pronunciar "nfr.u itn"

Deidre, nombre irlandés

Deidre es un nombre actual de muchas mujeres de origen irlandés. Se trata de la forma que adquiere sólo a partir del siglo XX, por evolución de la forma tradicional Deirdre. Además, este corto epígrafe, con su engañoso aspecto de grafito truncado, resume el nivel y carácter de la impostura: nombre céltico moderno, en una escritura moderna que diferencia mayúsculas de minúsculas en un soporte de terra sigilata.

Una ficha de juego

Esta pieza es una ficha de juego que en el envés lleva grabado el adverbio "no", en vez de "non". El lingüista Joaquín Gorrochategui destaca esta incongruencia en su informe, dado que ni "si" ni "no" existían en esa época. Asimismo, se refirió al anacronismo que supone hacer jugar a los alaveses de esa época a "síes y noes" con una ficha de juego.

El hueso con el nombre de 'Ramses'

Un hueso con la inscripción en latín de 'Ramses' —con la "e" escrita "II"— también levantó las sospechas de los expertos. —Seti Filio— hijo de Seti no se adecúa a lo conocido del egipcio antiguo y difiere en los detalles también de su transcripción griega. Lo lógico habría sido escribir el nombre del conocido faraón como "Ramphes" y el de su padre como "Sethi".

Neu Corne Eskon

Pieza con inscripción en euskera. Los filólogos no encuentran explicación a este texto que vendría a decir algo así como ’yo me caso con Cornelio o Cornelio se casa conmigo’. Hay una incongruencia ya que para la grafía de la misma sílaba en el nombre latino se usa ‘co’ y en la palabra vasca ‘ko’ en aplicación de reglas ortográficas modernas.

YaVHII Zutan Izana

Esta inscripción, en opinión de los expertos, viene a decir algo así como ‘Yavé en vosotros he sido o he estado’ que podría recordar la fórmula ‘el señor esté con vosotros’. Pero ‘Yavhe’ con ‘y griega’ inicial y vocales ‘a’ ‘e’ no cuenta con ningún paralelo en la antigüedad.

El 'abanico' que se le rompió al grabador

El estudio de este "abanico" forma parte del tercer informe grafológico aportado por la Diputación alavesa al Juzgado número 1 de Vitoria para argumentar la doble querella presentada. Según los grafólogos, al grabador se le rompió la pieza cerámica, la pegó y siguió escribiendo.

Una máxima de 1481

Pieza con la inscripción 'Homo proponit, sed Deus disponit'. Se trata de una máxima de 1481 y está sacada de la obra piadosa 'La Imitación de Cristo' , cuyo título original en latín es 'De Imitatione Christi', atribuida al monje alemán Thomas Kempis.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate