Tontxu Rodríguez deja la Alcaldía de Barakaldo, agradecido y satisfecho

"Con pena y con alegría, con la satisfacción del deber cumplido". Rodríguez ha puesto fin a su trayectoria en el Ayuntamiento baracaldés en un pleno municipal extraordinario

EUROPA PRESSBARAKALDO
Tontxu Rodríguez, durante el pleno municipal extraordinario. / Pedro Urresti/
Tontxu Rodríguez, durante el pleno municipal extraordinario. / Pedro Urresti

El hasta ahora alcalde de Barakaldo, Tontxu Rodríguez (PSE), ha dejado este viernes la Alcaldía del Ayuntamiento fabril, tras diez años ostentando este cargo, "con pena y con alegría, con la satisfacción del deber cumplido". Rodríguez ha puesto fin a su trayectoria en el Ayuntamiento baracaldés en un pleno municipal extraordinario en el que se ha tratado la toma de conocimiento y aceptación de su renuncia al cargo de alcalde, después de permanecer 10 años como regidor.

A continuación, ha hecho lo propio con el acta de concejal obtenido en las últimas elecciones municipales de 2011. Rodríguez abandona, de esta manera, la vida política local, donde ha ejercido durante 18 años en dos etapas distintas, como concejal de 1991 a 1999 y como alcalde de 2003 a 2013.

En su discurso de despedida, Rodríguez ha destacado que ser alcalde "es una de las cosas más grandes que uno puede sentir". A su juicio, no existe una responsabilidad política en la que la cercanía con las personas, con los ciudadanos sea mayor "y en el que las emociones entren en juego con la fuerza que lo hacen cuando eres alcalde de tu ciudad".

"Uno, cuando se hace cargo de la responsabilidad de dirigir un Ayuntamiento, piensa que es una tarea importante y estimulante y al final se convierte en una auténtica pasión. Lo que no sé es si esto es un mérito o una adaptación natural, pero les aseguro que esta labor ocupa cada hora de las horas de la vida de un Alcalde", ha asegurado. En cualquier caso, Tontxu Rodríguez ha reconocido que ser alcalde de Barakaldo no siempre ha sido una tarea "grata" por la renuncia que supone a la vida personal: "Pero todo esto se olvida rápido, cuando hablas con los vecinos, cuando ves que la calidad de vida de los ciudadanos mejora, cuando un ciudadano te mira como a alguien de la familia y para esto Barakaldo es muy diferente", ha asegurado.

El hasta ahora alcalde ha hecho un breve repaso a sus diez años al frente del Ayuntamiento baracaldés, en el que ha destacado las inversiones realizadas, obras públicas, infraestructuras, mejoras en los barrios, unos cambios, ha dicho, que "dibujan un municipio transformado y del que los baracaldeses se sienten cada día más orgullosos".

En su opinión, "la proximidad a la vida de aquellos con los que nos cruzamos por la calle todos los días, es lo que hace que los ayuntamientos tengamos una tendencia a prestar servicios para los que no tenemos ni recursos ni medios. Pero las corporaciones las asumen y en Barakaldo lo hemos hecho, y no me arrepiento de no haber esquivado ningún problema". Tras asegurar que en estos diez años ha recibido "a cientos, a miles de ciudadanos, muchos con problemas que precisan de actuación municipal, pero otros te plantean problemas de su propia vida, lo que te hace sentir orgulloso por su confianza y que se te olviden todos los sinsabores", ha dicho que "hoy toca despedirme de esta Corporación y es un momento especial para mí".

"Como ustedes saben, represento a la Comunidad Autónoma Vasca en el Senado de España, y diga lo que diga la ley, creo que una dedicación como la de alcalde de un municipio como Barakaldo no debe ser compatible con esa responsabilidad", ha considerado, para afirmar que "siempre" se ha "implicado al 100% "en lo que hace y así lo va a seguir haciendo, "y ahora no sólo representando a los baracaldeses, sino a todos los vascos y vascas en la Cámara Alta".

Rodríguez ha reiterado que ha sido "un orgullo ser alcalde de mi ciudad, un orgullo y un honor" al que espera haber respondido "con acierto, ya que lo que es seguro es que lo he hecho con todo mi empeño y corazón". "No cabe duda de que habré cometido errores y que han quedado cosas por hacer, pero dejo la Alcaldía con la satisfacción del deber cumplido, lo que he podido hacer lo he hecho, y lo que no he hecho, lo siento de todo corazón", ha insistido.

Agradecido y satisfecho

Por otro lado, ha dado las gracias a todos los miembros de la Corporación, porque todos le han transmitido "la sensación de la preocupación que sienten por Barakaldo y sus gentes, con nuestras lógicas diferencias, cierto, como en todas las instituciones democráticas, pero con actitud a favor de la ciudad". Este agradecimiento lo ha trasladado también a los miembros del equipo de Gobierno, tanto a los actuales, como a los que formaron parte del mismo en 2003. A su actuales compañeros, les ha dado las gracias por "su lealtad y dedicación, haciéndome las cosas más fáciles". Tampoco ha quiero olvidarse del personal municipal, "cuya preparación y trabajo, han hecho posible hacer de Barakaldo una mejor ciudad, más sostenible y urbana".

"Recordaré estos diez años de alcalde y también los ocho como concejal, como una parte fundamental de mi vida. Y ahí van a estar dos satisfacciones, la de haber puesto todo mi entusiasmo y generosidad, y la de muchísimas manifestaciones de afecto que he recibido y que son lo más reconfortante", ha afirmado.

Rodríguez ha señalado que llega al final de su mandato en un clima económico y social "muy complicado" y ha reiterado que deja la Alcaldía de su ciudad "con pena y con alegría, con la satisfacción del deber cumplido y con la enorme emoción de sentir que Barakaldo y sus gentes formarán para siempre parte de mis sentimientos más profundos". "Quedan cosas por hacer seguro, pero allá donde esté, tendré fuerzas para defender y trabajar por Barakaldo", ha concluido.

Sustitución

Rodríguez presentó formalmente su renuncia en el Registro General del Ayuntamiento el pasado viernes 21 de junio, fecha a partir de la cual se abrió el proceso para sustituirlo. Desde este viernes, el alcalde en funciones -el hasta ahora Primer Teniente de Alcalde, Jesús María González Suances- dispone de diez días hábiles para convocar y celebrar la sesión extraordinaria de elección del nuevo Alcalde.

El cómputo del plazo va desde el sábado 29 de junio al miércoles 10 de julio. Teniendo en cuenta que entre la convocatoria de la sesión y su celebración deben intermediar dos días completos, el Alcalde en funciones dispone de siete días hábiles para convocar el Pleno de elección del nuevo Alcalde, pudiendo éste celebrarse eentre el 5 al 10 de julio.

El PSE-EE ya ha avanzado la candidatura de Alfonso García -actual portavoz, concejal de Infraestructuras Municipales, Segundo Teniente de Alcalde y presidente de la agencia de desarrollo Inguralde- para relevar a Rodríguez en la Alcaldía, así como la entrada como concejal de Juan Carlos Justo, el siguiente en la lista electoral.

Tontxu Rodríguez es Senador Autonómico desde el 5 de febrero pasado, labor a la que se dedicará en exclusiva a partir de este viernes. Aunque este cargo es compatible legalmente con la Alcaldía y podría seguir desempeñando estas funciones, a su juicio Barakaldo requiere de un alcalde con plena dedicación.

Fotos

Vídeos