Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49.95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

El crimen de 'La Bestia Humana' en Miribilla

El crimen de 'La Bestia Humana' en Miribilla
Iker Ayestaran

Florentino Merino, un cestero cántabro, protagonizó uno de los sucesos más brutales de la crónica negra del Bilbao de principios del siglo XX

Carlos Benito
CARLOS BENITO

A Florentino Merino, la prensa bilbaína le colgó el sobrenombre de 'La Bestia Humana', pero en realidad su apodo habitual tenía un tono muy distinto: le decían 'Gordito'. El salto de un apelativo a otro fue cosa de una noche, la del 15 de diciembre de 1917, cuando Florentino protagonizó uno de los actos más brutales de la crónica criminal del Bilbao de principios del siglo XX. El joven cántabro, de unos 25 años y cestero de oficio, mató a cuchilladas a dos mujeres e hirió a una tercera, en un episodio de violencia desatada que ya había tenido varios antecedentes y que, años después, se prolongaría con un inesperado epílogo fuera de Bizkaia.

 

Fotos