Samsung presenta su nuevo Galaxy Note 10, con 5G y una 'varita mágica'

Galaxy Note 10 y 10+/
Galaxy Note 10 y 10+

Los coreanos sorprenden con un lápiz que es capaz de manejar el móvil sin necesidad de que toque la pantalla

IÑAKI JUEZ

Agosto es un mes tradicionalmente dedicado al descanso y al relax. Menos para Samsung. Desde hace unos años, la multinacional coreana aprovecha los calores del verano para refrescar la actualidad tecnológica con la presentación de un nuevo miembro de la gama Galaxy Note, su segundo buque insignia del año. De esta forma, se adelanta en unos 30 días a la puesta de largo de la nueva versión del iPhone, que Apple da a conocer a mediados de septiembre. Una estrategia comercial que parece darle buenos resultados y que espera repetir con la décima versión de su phablet que marcó un antes y un después en el sector precisamente retando a las dos premisas con las que partían los móviles creados por Steve Jobs, pantallas no superiores a las 4.5 pulgadas y la erradicación del puntero tan popular en los teléfonos con Windows Mobile.

Precisamente, los coreanos han maravillado en la presentación que ha tenido lugar a las 10 de la noche (hora española) en Nueva York con los nuevos usos de su lápiz óptico, el famoso S Pen. En concreto, con la nueva función, bautizada como 'Air Mouse', que posibilita manejar el móvil sin necesidad de tocar la pantalla a través de gestos como si se tratara de la varita del mismísimo Harry Potter. Habrá que ver se trata de una característica realmente útil en la práctica diaria y, lo más importante, fiable. También podremos utilizar el lápiz como control remoto para hacer fotos.

Otra novedad es que Samsung ha presentado dos versiones de su phablet, algo que nunca había sucedido hasta ahora. De esta forma, contamos con el Note 10 con una única cámara delantera dentro de la espectacular pantalla agujereada Dynamic AMOLED, prácticamente sin marcos, y un Note 10+ con mejores prestaciones, al igual que sucede en la familia Galaxy.

La principal diferencia radica en que el Note 10+ incorpora una pantalla aún más grande, de 6,8 pulgadas en vez de las tradicionales 6,3 del modelo normal, y cuatro cámaras traseras, una más que el modelo 'básico', con un sensor de 12megapíxeles, otro de 16 mpx con lente de gran angular y un tercero para telefoto de 12 mpx. El componente extra es un ToF (Time of Flight) o sensor de profundidad, que permite mejorar las fotos, y como novedad vídeos, con bokeh (fondo desenfocado), así como la experiencia de las aplicaciones y juegos de realidad aumentada.

Apuesta por el 5G en el modelo superior

Note 10+ también dará soporte a las nuevas redes 5G, que los coreanos han abrazado con fervor para diferenciarse aún más de Apple, ya que no se espera que los iPhones soporten esta nueva tecnología de telecomunicaciones hasta, al menos, el año que viene. Y eso, siendo optimistas. Por si fuera poco, los nuevos terminales estrenarán el nuevo procesador Exynos 9825 de 7 nanómetros con el que Samsung pretende liderar las listas de móviles con más potencia del mercado.

Como notas negativas para muchos fans de esta gama, se encuentra la ausencia de un jack para auriculares y la imposibilidad de aumentar la memoria del teléfono a través de tarjetas SD. Para compensar, contamos con una gran batería de 4.500 mAh que promete una autonomía de casi dos días con un uso moderado con carga inalámbrica más rápida.

Sobre su precio, al tratarse de un gama alta con las últimas novedades tecnológicas del sector, no será precisamente barato cuando salga a la venta el 23 de agosto en cuatro colores: Aura Black, Aura Glow, Aura White y Aura Pink (este último tan sólo en el Note 10). Dependiendo del modelo y de su capacidad de almacenamiento y memoria, el precio del Note 10 estándar (8 GB + 256 GB) será de 959 euros, mientras que el Note 10+ (12 GB + 256 GB) costará 1.109 euros (1.209 euros con 512GB). La cifra aumenta más si cabe al hablar del Galaxy Note 10+ 5G (12GB + 512GB), que se venderá por 1.309 euros.

En todo caso, Samsung ha presentado un rival temible para el resto de competidores de la industria y un claro aspirante a ser proclamado mejor smartphone de 2019.