Así será 'Q', la nueva versión de Android que no llegará a móviles Huawei

Android Q /
Android Q

La beta llegará a todos los usuarios antes de que acabe el verano

SARA BORONDO

Los fabricantes de móviles y de antenas de telefonía se preparan para la llegada de las redes 5G que revolucionarán la comunicación entre dispositivos; también deben modificar sus sistemas operativos. Sin ir más lejos, Google (creadora de Android) va a introducir novedades que afectan tanto a las 5G como a los teléfonos plegables.

Cada vez que Google prepara una nueva versión del sistema operativo Android (que lanzó en 2008) le asigna una letra del alfabeto de forma consecutiva mientras está en versión beta y, cuando ya es la definitiva, hasta ahora le ha asignado el nombre de un dulce que comience por dicha letra. La versión de Android que está en la mayoría de los teléfonos actuales es Pie, «pastel» en inglés (Android 9) y en algunos es Oreo (Android 8), y la siguiente -que será la décima- se conoce, de momento, como Android Q.

Google ha destacado que este nuevo Android tendrá tres grandes vertientes: seguridad y privacidad, innovación y bienestar digital. La innovación consiste precisamente en que podrá operar con redes 5G.

La mayor privacidad implica que habrá más control sobre los datos que se comparten con las apps sobre la ubicación del teléfono; ahora se permite o no a una aplicación el acceso todo el tiempo a esa información, pero Q dará la opción de que el programa sepa la localización del dispositivo solo cuando está en primer plano. Esto, aparte de proteger los datos sobre dónde está el usuario, servirá para ahorrar batería. Además, con Android 10 cada aplicación tendrá un espacio propio de almacenamiento con datos que no serán accesibles a otras aplicaciones.

Google está intentando mejorar la seguridad en el control de la información sobre sus usuarios; a partir del lanzamiento de Android Q todos los dispositivos compatibles deben cifrar los datos sensibles del usuario, sin excepciones. Además, cada mejora que se haga respecto a la privacidad y seguridad se añadirá de inmediato, sin tener que reiniciar el teléfono.

Con Android Pie llegó el modo 'Bienestar Digital', una función que se puede encontrar en Ajustes y que sirve para controlar el tiempo de uso del teléfono cada día. Q traerá consigo 'Family Link', que añade funciones a Bienestar Digital.

Además de esas tres líneas clave, Android Q incluirá algunas aportaciones para facilitar la vida de los usuarios. Por ejemplo, 'Live Caption' es una de las que utiliza el deep learning (aprendizaje automático) y su objetivo es transcribir todo lo que se escuche por el teléfono, ya sean vídeos, podcasts, grabaciones o mensajes de sonido en cualquier aplicación y sin necesidad de conexión a Internet. Será una función especialmente útil para las personas con problemas de audición. Sundar Pichai, director ejecutivo de Google, destacó que también servirá para ver vídeos sin volumen y, por tanto, sin molestar a quienes están alrededor.

'Smart Reply' es una función que Google ya tenía disponible en Gmail desde hace dos años (también en SMS en la aplicación 'Mensajes' de Android): se trata de respuestas inteligentes rápidas y acciones sugeridas que responden al contexto del mensaje recibido y que se envian al tocar la pantalla. Android Q utilizará el deep learning de Smart Replay para contar con esta opción de respuestas rápidas en otras aplicaciones de mensajería y también estará integrado en Google Maps para insertar una dirección.

La función 'Bubbles' (Burbujas en español) está pensada para la multitarea, para poder llevar a cabo acciones dentro de una aplicación sin tener que abrirla. Cuando estemos utilizando una app aparecerán dentro de un círculo avisos de otras y podremos operar con estas sin necesidad de abrirlas. Esta función despierta algunas dudas ya que estar pendiente de varias acciones puede dificultar la concentración en lo que estamos haciendo. De todas formas, Google ya ha informado de que se podrán bloquear estas burbujas.

Además de estas funciones, Q ofrecerá una nueva navegación basada en gestos; un Modo Oscuro; el uso de auriculares Bluetooth y la posibilidad de compartir la contraseña de la red Wi-Fi de casa mediante un código QR (que los invitados podrán escanear).

Pensando en los dispositivos digitales, Android Q incorporará la función 'Foldables: screen continuity' que permitirá usar una aplicación, cerrar el teléfono, volverlo a abrir y seguir usándolo como antes de plegarlo.

La primera versión beta de Android Q está ya disponible en los teléfonos propios de Google Pixel, Pixel 2XL, Pixel 2, Pixel 2XL, Pixel 3 y Pixel 3XL, en junio llegará a los Pixel 3a y Pixel 3a XL. También se puede probar en los modelos Asus ZenFone 5Z, Essential Phone, Huawei Mate 20 Pro, LG G8, Nokia 8.1, OnePlus 6T, OPPO Reno, realme 3 Pro, Sony Xperia XZ3, TECNO SPARK 3 Pro, Vivo 27, Vivo NEX S, Vivo NEX A, Xiaomi Mi 9, Xiaomi Mi MIX 3 5G.

No obstante, esta versión beta estará orientada a los desarrolladores más que a los usuarios. De hecho, hay que inscribirse en el programa de versiones beta para acceder al software. En los próximos meses irán saliendo versiones más avanzadas de las betas, y es probable que algunas de estas características no lleguen a la versión final de Android Q.